Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J o r g e de Cuevas y u esposa, ilMargarita Strong Rockefeller, durante I estreno n París del b a l l e t L a bella durmleirite último itCtulo montado por el marqués, (Foto Requena. se cifraba en tres semanas dé éxito. Su pronóstico e quedó bastante orto, por ierto, y lian sido tres meses los que ha permanecido eíi carteil a teatro lleno, aclamaclo por u n público (jne sabe pagar on largueza cuando las cosas tienen una calidad selecta y un arte indiscutible. Los pasados días, al final de la IjDO representación, entre las aclamaciones y los ramos de flores prodigados a lodos los artistas de la compañía, para que todo hubiera sido completo solamente faltaron como rúbrica el aplauso y los ¡bravo! del marqués para subrayar el éxito más grande que haya gozado un ballet sobre un eicenario parisiense. Pero sus queridas huestes no habían desertado más que temporalmente de la villa de Calmes, os días antes de s. u muerte acudieron todos para saludar al marqués, que desbordaba de contento con las lágrimas aflorando al gastado cristal de sus ojos. Alli, su sobrino Raymundo Larrain, recién llegado de Chile tras un mes de reposo en casa de sus padres; Horacio Guerrico, su buen y fiel amigo que. después de cinco años, lleva la dirección de la cómipañía; Rosella Hightower, la más fulgurante estrella de su elenco, de quien habrán de tomar lección las nuevas generaciones de la danza; el extraordinario Serge Golovine, que ha alcanzado durante el tiempo que lleva en este elenco las iná altas cimas del arte; Liane Daydé, Nina Vyroubova, Genia Melikova, Olga Adabache, Nicolás Polajenko, Govilovt, -Prokosky y todo el resto de los bailarines, que igualmente merecen un cálido elogio y una sincera alabanza. La desaparición del marqués de Cuevas plantea un verdadero problema a todos estos artistas reclutados pacientemente desipués de varios años de trabajo ininterrumpido. iLa incógnita queda en suspenso mientras se cumplen los contratos firmados, que caducan en agosto. Todo depende de una decisión de la marquesa viuda, que hasta hoy estuvo al margen de las actividades artísticas de su marido en cuanto a preocupaciones de dirección. Los funerales del marqués dé Cuevas han sido celebrados con gran pompa en la ig lesia de NotreJDame- desjPins, en Cannes, con asistencia de su familia y ante un par de centenares de amigos, llegados de diversos puntos de Francia y del extranjero, y más de dos mil personas, que siguieron el fúnebre cortejo por las calles de la ciudad. Poco antes de morir, el marqués tuvo Ja alegría íntima de recibir un pliego del Consejo Municipal de París en el que e le otorgaba la medalla de plata de la Villa de París, rara distinción que compartía, ntre otros, con 1 presidente Eisétóhower y la reina Isabel de Inglaterra. Tres horas después de los funerales, el telón del Casino Municipal de Niza se alzaba para iniciar sus vuelos la agrupación artística de ios Ballets Internacionales del marqués de Cuevas. Ha sido la primera función de gala este año en la Costa Azul, y ha sido- también iMira los 65 artistas que componen la formación el último iiomenaje a quien durante quince años fué su incansable animador y su mejor amigo... F. G. -R.
 // Cambio Nodo4-Sevilla