Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En la tierra de los santos. PROPÓSITOS D E U N H O M E N A J E H 1 SPANOAMER 1 C A N O A S A N T A ISABEL D E C A S T I L L A Avila, la ciudad de los santos, ha acogido engreída la noticia de un simpático movimiento. Le inician nobilísimas mujeres de España y América en homenaje de una mujer que las enaltece: Isabel la Católica. Desean que de ese dictado de católica, personificación fragante de la mujer espiritual de la raza, pase al de santa. Quieren trocar su profunda admiración hacia el cristianismo acendrado de la Reina en adoración fervorosa a la santidad que la aureola. Un docto sacerdote, dilecto amigo, D. Mariano Guerras Salcedo, con su pluma, antaño briosa em las páginas de la Prensa, ahora encalmada en el recogimiento de una villa de la diócesis a! líense, nos acucia desde El Diario de Avila para que aireemos la idea en estas columnas. En este anhelo se ha dirigido a él la ilustre literata doña Mercedes Sáenz de Vicuña. Y bien certeramente, porque ningún paladín tan esforzado como el Sr. Guerras tuvo el periódico hace unos cuantos años para sostener que la verdadera pav PILA E N LA CUAL LA TRADICIÓN D E UN PUEBLO CREE QUE F U E BAUTIZADA ISABEL LA CATÓLICA tria chica de la inmarcesible Reina es la tierra de los santos: la tierra de Avila. Plantel de azucenas, en él tuvo que germinar, para aromarle más, la Soberana que habría de hacer una España gigante. El tazón ornamental donde fué regada con agua celestial, agua vivificadora, consérvale, como inestimable reliquia, la tradición de un pueblo: Madrigal de las Altas Torres. Desde él, en la tierra de los santos son varios los lugares donde aún se respira el efluvio de su santidad. Laflorespiritual se formó en Arévalo y el convento de Santa Ana de Avila, modesto edificio apartado de los muros de la urbe. En la Catedral, fortaleza y templo, abrió el nácar de sus pétalos a la piadosa vida de la próxima soberanía terrena. V i o al Concejo de Avila alzarla y jurarla por princesa ante el obispo de Burgos, Carrillo, en la capilla de San Bernabé, un rincón insigne que preside un retablo de alabastro, más estimado- -al decir de un episcopologio manuscrito- -que si fuera de plata CLAUSTRO D E L MONASTERIO D E ANTO TOMAS, QUE SE AROMO CON E L ESPÍRITU D E L A REINA