Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 13 D E O C T U B R E D E 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 30. E l banquete de gala ofrecido p o r el Comité de la Exposición Anoche, a las diez, se celebró en el gran comedor del Hotel Alfonso X I I I el banquete de gala ofrecido por el Comité de la E x posición a Sus Altezas Reales los infantes D. Carlos y doña Luisa, al presidente del Consejo y al cuerpo diplomático. L a infanta doña L u i s a sentó a su derecha al príncipe D Carlos, señora de García K o hly y al Sr. Méndez V i g o A su izquierda, al presidente del Consejo, señora de García Mansilla- y director de la Exposición, D. José Cruz Conde. E l infante D Carlos ocupó la otra presidencia, sentándose a su derecha la princesita Dolores, el embajador de Cuba, señora de Méndez V i g o y gobernador civil. A la izquierda, la princesa doña M r i a de Borbón, el embajador de la Argentina, la marquesa de Arguelles, y el alcalde, señor Díaz Molero. Los demás puestos fueron ocupados por las más destacadas personalidades, entre las que se contaban los ministros de Venezuela, Perú, Méjico, Ecuador, E l Salvador y Uruguay, encargados de Negocios de los Estados Unidos y Paraguay, y delegados de E l Salvador, República- Dominicana, Brasil, Argentina, Méjico, Perú, Guatemala, Chile, Cuba y Panamá. También asistieron los periodistas londinenses que son huéspedes del Patronato N a cional del Turismo. A los postres, el director de la Exposición, Sr. Cruz Conde, ofreció el agasajo. Con cálida palabra recordó las emociones del día entre las que descuella la v i sita a la carabela Santa María, Ensalza la iniciativa del embajador argentino, Sr. García Mansilla, expresada en la fiesta de ayer mañana, para que el Día de la Raza sea, en lo sucesivo, además, el Día del Idioma. Relaciona la grandeza de la fiesta con la celebración del certamen Ibeoamericano, pletórico de sugerencias raciales, y pide la exaltación de estas ideas a las Repúblicas hermanas. Termina diciendo: E s preciso que las hijas de España sepan que la vieja tizona de Castilla, ahita de glorias, fundió su acero de guerra? ara forjar instrumentos de trabajo. Levantó su copa por toda América y de una manera especial por el infante D Carlos, representante de Su Majestad el Rey, caballero Pontífice de la Rasa iberoamericana. U n a larga ovación premió el elocuente discurso del Sr. Cruz Conde. E l embajador de la Argentina leyó unas cuartillas en las que comenzó agradeciendo con emoción las nobles y elevadas palabras que el presidente del Consejo dedicó esta mañana al primer magistrado de su país, fundador de la Fiesta de la Raza, que. en adelante volverá hacia España en esta fecha a ochenta millones de corazones americanos. Agradeció asimismo la resolución adoptada por el general P r i m o de R i v e r a de ampliar la Fiesta de la Raza, dándole a más el carácter de Fiesta del Idioma y celebrando anualmente en ese día certámenes literarios, según indicación del mismo embajador García Mansilla, el cual ha iniciado en América, con éxito general en todo el Continente, la creación de una L i g a H i s panoamericana para la conservación del idioma. Terminó levantando su copa con estas palabras: ¡P o r España, madre! E l presidente del Consejo contestó a ambos discursos añadiendo que en los señores Pemán y García Mansilla había encontrado hoy dos exponentes de la Raza. Terminó leyendo un radiograma de S u Majestad el Rey, que dice: A bordo del Infanta Cristina. M i saludo más cariñoso a los representantes de América, por la prosperidad de cuyos pueblos hago los más fervientes votos. -Alfonso, Rey. Los concurrentes, puestos en pie, ovacionaron la lectura del radio. Tanto a la entrada como a la salida de Sus Altezas, la orquesta interpretó la M a r cha Real. Función de gala en el T e a t r o de la Exposición P o r la noche se celebró una brillante función de gala en el teatro de la Exposición, donde actúa, con éxito creciente, la compañía de Carmen Díaz. Asistió a ella el marqués de íistella, y un nutridísimo y escogido público, entre el que figuraban todas las personalidades americanas y españolas que se encuentran en Sevilla con ocasión del Certamen Iberoamericano. Se puso en escena Los duendes de Sevilla, de lps hermanos Aivarez Quintero, que obtuvo ayer el mismo entusiasta éxito que en la noche de su estreno. Entre el segundo y el tercer acto, D Antonio Cercos dio lectura a una poesía original de salutación a las Repúblicas sudamericanas, titulada Temblores de entusiasmo. Luego, el niño Alfredo Hurtado recitó, con una dicción muy clara y con gran emoción, el poema de Rubén Darío El hermano Lobo e Idilio, de Gabriel y Galán. Finalmente, el notabilísimo actor de la compañía de Carmen Díaz, Rafael Barden, dijo, con gran arte, la hermosa poesía de salutación de España a las Repúblicas sudamericanas, premiada recientemente por el Ateneo sevillano, y de la que es autor el joven e ilustre literato Manuel de Góngora: A l concluir la representación de Los duendes de Sevilla, Carmen Díaz, Ricardo Simó- Raso y Miguel Pozanco interpretaron la loa de los Quinteros Los grandes hombres o El monumento a Cervantes, y, por último, el cuadro flamenco del popular profesor de bailes Realito, que obtuvo un éxito caluroso. merosos concejales de uno y otro sexo, el embajador de Portugal, Sr. Mello Barreto; el ministro de Colombia, D. Jorge V é l e z el consejero de la Embajada argentina, señor Correa L u n a el secretario de la Legación del Perú, Sr. F r y el encargado de Negocios del Brasil, Sr. Cordilho; el decano del Cuerpo consular americano y cónsul general de Guatemala, Sr. Traumann, y el agregado naval del Perú, Sr. Caballero. Este año correspondió a la República de Costa Rica, en el turno que por orden alfabético de los países hispanoamericanos se estableció oportunamente, depositar al pie del monumento una corona de bronce, acto que realizó el enviado de aquel Gobierno, D Alejandro Alvarado Quirós, presidente del Congreso de diputados de Costa R i c a y el ministro de Relaciones Exteriores, llegado anoche a M a d r i d con tal misión. Entre los asistentes al acto, figuraban, además de las personas citadas, el presidente, comisario y secretario del Consejo de los exploradores de España, Sres. G a r cía Molinas, Sánchez A r i a s y comandante Castro, el primer introductor de embajadores, duque de Vistahermosa, y el segundo, Sr. Landecho, y el teniente alcalde del Ayuntamiento D Cristóbal Colón, de la línea de descendientes del descubridor de América. Lectura de discursos E l acto consistió en la lectura de unas cuartillas del Sr. Crespo, iniciador de la Fiesta de la Raza, quien recordó una frase de Francisco López de Gomara, en carta dirigida al emperador Carlos, y en la que calificó el descubrimiento de América como el mayor acontecimiento de la humanidad, después de la muerte del Redentor. Después de cantar los sentimientos y costumbres familiares y del honor que ligan a las nuevas naciones de América con la madre Patria, terminó recitando la estrofa de Rubén D a río, que empieza: ínclitas razas ubérrimas... E l alcalde de M a d r i d descorrió l a cortina que ocultaba la corona ofrecida por Costa Rica, y el cónsul de esta nación, señor Fournier, leyó unas cuartillas, modelo de galanura y de expresión de elevados ideales, recordando el arribo de Colón, en 1502, al puerto de Cariari, hoy Puerto Limón, descubriendo la Castilla de O r o que es en la actualidad Costa Rica. L a s plantas de los colonizadores- -dijo- -no llevaron allá el peso de la codicia, n i se derramó en Costa Rica sangre de hermanos; antes bien, el amor y la ciencia dejaron su luz más diáfana y confortadora que la del mismo sol. Los colonizadores, y entre ellos Juan V á z quez de Coronado, fueron ejemplo de voluntades enérgicas, puestas al servicio de les grandes ideales de la humanidad. R e cordó que Costa Rica, siempre fiel a la corona de España, se emancipó sin lucha, y aunque en el país apenas se conservan restos materiales de la obra de España, subsiste el espíritu español de amor al trabajo, de orden y de libertad. Por último leyó un discurso el alcalde de M a d r i d y pronunció elocuentes palabras el ministro de Instrucción Pública, Sr. C a llejo, que se adhirió al acto en nombre del Gobierno. Exaltó la obra civilizadora en América y agradeció a Costa R i c a y a los demás países americanos su testimonio de amor hacia la madre Patria. E l acto terminó con la Marcha Real y el himno de Costa Rica, interpretado por la Banda municipal. E l desfile de las escuelas E l desfile de los niños que asistieron a la solemne ceremonia, constih- como otras veces, una nota encanta j extremo simpática. E l nutridísimo grupo de! L a primera piedra para el m o n u mento a lápida Sebastián Irigoyen Mañana, lunes, a las diez y media, se verificará la ceremonia de la colocación de la primera piedra para el monumento a Sebastián Elcano, en la plaza de Cuba, ante el Instituto Hispanocubano de Cultura. Y a las once del mismo día será colocado en el pabellón de la Argentina el artístico bronce que el Ayuntamiento de Sevilla dedica al presidente de dicha República, Sr. Irigoyen, iniciador de la Fiesta de la. Raza. Ambos actos prometen revestir gran- solemnidad. E l c a n o y la en honor del presidente E n Madrid A n t e el monumento a. Colón Madrid, 12. -Se celebró la Fiesta de la Raza, en la plaza de Colón, con una mañana espléndida. Millares de niños ce las escuelas nacionales, municipales y de asociaciones religiosas- y particulares, llenaban el paseo de la Castellana en gran parte. F r e n te a la estatua del descubridor se habían levantado las tribunas destinadas a las autoridades; Cuerpo diplomático y el Ayuntamiento. Asistieron al acto el ministro de Instrucción Pública, Sr. Callejo; los directores de Enseñanza, Sres. Suárez Somonte y Allué; gobernador civil, alcalde de M a t r i d con nu-
 // Cambio Nodo4-Sevilla