Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 15 D E O C T U B R E D E 1929. J D U i U i i ¡J n u u v n. x 1- empate resultó casi justo aunque los athléticos fueran mejores. E l juego fué un rato emocionante al principio. Luego, si las camisetas rojas hubieran tenido otros colores, lar, gentes se habrían marchado aburridas, pero todos esperábamos un rasgo, ese destello genial que ni los ases ni mucho menos sur, enemigos, acertaron a darLos tantos. -Dos por cada lado: primero, el bando aíhlético marcó un precioso goal a los cuatro minutos. Lecube colocó un centro muy cerrado, que M a r í n remató con la cabeza, sin que Quesada pudiera alcanzar la pelota que el contrario ganó por su ventaja de estatura. Cinco minutos después, Rubio, en una escapada brillante, halló el resquicio para disparar, cuando estaba rodeado de enemigos y la pelota entró en el marco, después de rabotar en el poste. Cuando más obscura e ineficaz era la labor de Cosme, acertó a recoger un despeje flojo de la defensa, para rematar un tanto formidable- -el mejor de la tarde- hecho, sin embargo, por el peor de los delanteros. E n el segundo tiempo, iniciadas las brusquedades, correspondió a Marín sufrir un empujón peligroso dentro del área. Se promovió un tremendo escándalo, al que contribuyó la aparatosa retirada de Marín, que por fortuna volvió pronto al terreno; pero, entretanto, Cuesta colocó el penalty en la red con fácil seguridad, sin titubeos, y empatado el encuentro, dueño de la situación el Athlétic, la meta madridista se defendió con... tan buena fortuna de los empujones de la polémica; perdiendo interés de un momento en otro, concluyó sin otras novedades. Actores y arbitro. -El grupo athlético tiene todas las condiciones para alcanzar la meta. ¿H a l l a r á el enlace eficaz y apretado que pueden proporcionarle los entusiasmo de que dispone? Pues de la respuesta depende la suerte y aun la clasificación del equipo esta temporada. Respecto del Madrid, el juicio actual es pesimista. N i conjunto, ni eficacia; algunas individualidades, que procuran defender la complicada situación, y nada m á s Rubio, el reaparecido sigue siendo el as que no se prodiga. Cierto, en cambio, que un instante de juego, una escapada, esa oportunidad elegida por él, es casi siempre un tanto. Sus compañeros, más flojos, que nunca, pero Morera y me. destacando por la nulidad de sus esfuerzos. Entre los medios, la misma falta de engarce que antes; la línea está muy distante de su pasado valer. A García Soleto, el arbitraje le salió francamente mal, por falta de preparación física, agotado a Jos diez minutos, no pudo seguir el juego en lo sucesivo y tuvo que dejarse conducir, por los linesmen y el público que le protestó dudosamente por sus frecuentes errores. Estos eternos rivales no están a punto. Confiemos en el crédito de tiempo del M a drid, pero sin olvidar que el compás de espera puede ser aprovechado tal vez con mejores resultados por los entusiastas futbolistas, que el domingo fue on sus dificilísimos enemigos- -Juan Deportista. E l R a c i n g C l u b venció al Unión S p o r t i n g p o r cinco tantos a cero el canario Péi z, dos en cada tiempo, y el último, por Félix Pérez, que, como elemento de dirección y enlace, hizo una bella demostración de su brillante- clase. E n general, todas las líneas del Racing dieron rendimiento sobrado para imponer la ventaja lograda y aun mayor si fuera menester. Los unionistas, con nuevos elementos, persistiendo, por tanto, la falta de homogeneidad, no opusieron seria resistencia a los racingistas. E l arbitraje de Quintana, modelo de severidad, sin complicadas interpretaciones, y de imparcialidad. D. Equipos. -Racing: Martínez; Escobal, Calvo; Moreno, P a d r ó n Caballero; Gonzalo, Oramas, Pérez, F é l i x Pérez, Poli. U n i ó n Laborde; Velasco, Arturo; Guerra, Rodríguez, Iturraspe; Simón (A S i món (S. Amat, Alvaro, Alfredo. B a r c e l o n a un tanto; B a d a l o n a tres apuntaron un goal, aparte el que les ayudó a marcar Portas. A r b i t r ó Comorera, que no supo cortar a tiempo el juego sucio del Júpiter, H a c i a el final del partido, cuando el E s pañol jugaba con diez equipiers, tres de los cuales apenas podían sostenerse, se le puso otra zancadilla a P a d r ó n que rodó por tierra, y al levantarse hizo ademán de abofetear al que le había agredido. Entonces los partidarios del Júpiter invadieron el campo para apalear a los del Español, teniendo que despejar la Guardia C i v i l que practicó algunas detenciones. Deportivo A l a v é s o c h o tantos; de B i l b a o dos Arenas Barcelona 14. L a jornada del campeonato ha sido pródiga en sorpresas, de l a que no es l a menor la derrota en su propio campo del equipo del Barcelona. Todo el tiempo j u g ó con extremada codicia, haciéndose pases preciosos, sobretodo el ala derecha. E n el equipo del Barcelona se ha notado desde los primeros momentos la falta de inteligencia entre sus equipiers, por cuyo motivo eran fácilmente desbordados por el saque enemigo. Canilla jugaba lesionado. E n la primera parte, a los treinta y cinco minutos de juego, F o n envía la pelota a F o r gas, que de un cabezazo, se apunta el primer tanto para los suyos. H a sido un goal muy vistoso, que se ha aplaudido. E l segundo goal lo marcó también Forgas, de un chut raso. A l empezar la segunda parte el Barcelona va restableciendo el equilibrio E l juego se anima, pero cuando faltan siete minutos para terminar el encuentro, el Badalona avanza, y Tejedor coge l a pelota, no haciendo nada el Barcelona para impedir el ofj- side, mientras Tejedor marca el tercer tatito, que se da por válido. Júpiter, dos tantos; E s p a ñ o l cero E l Arenas marcó primero, empatando el Alavés y concluyendo l a primera parte con la ventaja del Deportivo, por tres tantos a uno. E n el segundo tiempo el equipo local dominó constantemente, logrando un resonante triunfo fina! por ocho tantos a dos. Sestao y B a r a c a l d o empatan a un tanto Bilbao. Hubo en este encuentro codicia, emoción y clase de juego. Se llevó a un gran tren y mayor tal vez en el segundo tiempo que en el primero, registrándose en ambos bonitas jugadas. E l primer tiempo terminó sin que los j u gadores, pese a su esfuerzo, consiguiesen movilizar el tanteador. Los dos tantos que determinaron el empate a uno, con que finó el encuentro, fueron logrados en el segundo tiempo. Primero sobrevino el goal sestaénse, por obra de F e lipe, en un fallo del portero, y después el de el Baracaldo, que marcó Castro. Y ya no se vio más. L a alineación de los equipos f u é Sestao: A n t o n i o Unibazo, Alcalde; R e vuelta, Mugarra, L o m e n Paco, Arana, G a ray, Felipe y Máximo. Destacados en el once: Antonio, Unibazo, Alcalde, M u g a r r a y Paco. Baracaldo: M o n t a l b á n Salgado, Otaola; Fede, Larburu, Roberto; Felipe, Becerra, Castro, J á u r e g u i y E g u í a Destacados: Montalbán, Salgado y Otaola. Cartagena F. C tres tantos; M u r c i a uno Real M a d r i d 14. Indiferencia. -El escaso público que acudió a Chamartín, tuvo brevísimos momentos de distracción. Sobre el campo, sólo el Racing dio sensación de equipo, y en consecuencia, fueron sus delanteros quienes llevaron la iniciativa, los que mostraron recursos técnicos apreciables y los que, en suma, ganaron el partido. De vez en tarde, los unionistas se lanzaban al ataque, con ese esfuerzo desesperado que es norma única de su juego; pero, tales avances, sin atisbo de ligadura ni sombra de rematadores, fueron, naturalmente, ineficaces. Los tantos fueron marcados, cuatro por Barcelona 14. Con distintas características, el resultado de este partido ha sido igualmente sorprendente. E l Español también presentó casi todo el primer equipo y el partido comenzó con el empuje que durante los quince primeros minutos no ha habido m á s que un equipo que se viera tejiendo preciosas combinaciones y tirando a goal constantemente. U n a mala suerte indecible les impidió marcar, y como todo el juego se desarrollaba ante la puerta del Júpiter, una arrancada de los delanteros de este equipo les llevó a la meta contraria casi solos. Chutaron allí uno de aquéllos, y Portas, al querer despejar de cabeza, tiene la desgracia de meter la pelota en su portería. A partir de este momento, el Español se ha ido deshinchando, y sus adversarios, creciéndose, de forma que al final del partido, sin que pueda decirse que estuvieran dominados, hubo unos momentos de peligro ante la puerta de Zamora. Los del Júpiter, animados, para defender este resultado, juga ban rápidos y combinaban bien, pero sin escatimar el juego sucio, como parar la pelota con las manos y zancadillear a cada paso. Fruto de este juego reprobable han sidq las lesiones que sufrieron Tena II, Ventoldra, Gallart y Parera, el primero de los cuales t u v o q u e retirarse desde la media parte. Pero todo ello, con ser bastante, no justifica el desmoronamiento del Español, en cuyo equipo, al final, nadie daba pie con bola o con balón, si se prefiere. Así se comprende que chutando a goal docenas de veces no lograron marcar, mientras los del Júpiter de dos chuts se Murcia. Desde los comienzos del juego dieron muestras de mayor cohesión los cartageneros, cuya línea media se impuso, logrando Angelillo a los cinco minutos el primer tanto para su equipo. Sin que el Real M u r c i a llegara a dar sensación de gran juego, logró ligar algunos avances, uncj de los cuales fué aprovechado por Antonito para apuntarse el empate, a continuación del cual fué lesionado por el defensa cartagenero, viéndose obligado a retirarse. A los pocos minutos del incidente a que dio lugar el citado jugador llamado García de l a Puerta, tuvo que retirarse con una seria lesión en un tobillo, sin que Fausto Martín, director de la contienda, se enterara de nada. L a inferioridad numérica murciana sucumbió al fin en las postrimerías del encuentro, logrando Reynes y Angelillo aumentar el score a favor del Cartagena, cuando faltaban cinco minutos para finalizar el encuentro. E l colegiado vizcaíno Fausto M a r t í n tuvo, una actuación desastrosa. San Sebastián. E n el primer tiempo, Echezarreta y Urtizberea marcaron dos goal para el Real Unión. E n e l segundo tiempo, E c h e v a r r í a marcó uno para el Pasayako, y Regueiro otro para el Real Unión, terminando con el resultado, de tres a uno en favor de los i r u neses. R e a l U n i ó n tres tantos; P a s a y a k o u n o
 // Cambio Nodo4-Sevilla