Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B- C MIÉRCOLES 16 D E O C T U B R E D E 1 9 2 9 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22. ía Cardona con D Felipe Parejo y P a rejo. Apadrinaron a los contrayentes la señorita Guadalupe Cardona, hermana de la novia, y D Manuel Parejo Castilla, padre del novio, y firmaron como testigos D R a fael Simón, D José Cobos Estrada, D. J u lián Carbó, D José María Tassara, don José Alfonseca y D Fernando López P a rejo. LAS MANIOBRAS NAVALES EN EL MEDITERRÁNEO D e l desembarco en B u r r i a n a Cortinas de humo A bordo del Infanta Cristina, 15. (De nuestro redactor. A las siete y media fondeó el Cristina en Burriana. Vemos al España 5 cerca de la playa. Detrás al Cíclope, Bonifas y las barcazas K que componen el convoy del bando negro. E l acorazado Jaime y la escuadrilla de torpederos, con su cabeza, que es El Cadarso, y los submarinos protegiéndolos. Más lejos se ve al acorazado Alfonso XIII, que v i g i la con otros barcos auxiliares los movimientos de los buques del bando blanco, que debían oponerse al desembarco. Pero no se ve a ninguno de ellos. E l semáforo de B u rriana avisó a Valencia que se aproximaba el convoy del bando negro, pero, aunque salieron a toda máquina cruceros y destructores, no pudieron impedir el desembarco. Los aviones de uno y otro bando volaron, consiguiendo los del blanco inutilizar el aeródromo supuesto de los negros. A las nueve menos cuarto se dirigió el Rey a la playa, en la motolancha, con el i n fante, ministro de Marina, jefe del Estado M a y o r y demás personas del séquito, periodistas y fotógrafos. En seguida las barcazas embarrancaron en la playa y se lanzaron a! agua los soldados de Infantería de M a r i n a con el armamento y material, y una vez en l a playa, que es muy abierta, se diseminaron sin alejarse, por impedirlo las huertas cercanas. En último lugar desembarcaron l a sección de ametralladoras y las caballerías. El desembarco se efectuó rápidamente, siendo presenciado por el Rey. Seguidamente se tocó llamada y formó el batallón, revistándolo S. M que felicitó al teniente coronel, Díaz Montero, y oficia! -y regresó al Cristina. A poco de llegar el Monarcíi a bordo, volaron unos hidras y aviones que habían tomado parte en la operación, y el Dornier 16, que amaró a- popa del Cristina. Este avión, que venía pilotado por el capitán Ruano, no tomó parte en el supuesto, sino en el servicio de enlace entre la aviación militar y el almirante de la flota. En él venía también el jefe de la base aérea de Sevilla, teniente coronel Delgado Brackenbury, y con el capitán Ruano, pasó a cumplimentar al Rey. La aviación militar operó desde Oropesa y la naval desde el Dédalo, fondeado en los Alfates. El Soberano, el infante, el ministro y todo el Estado Mayor, subieron al puente, donde permanecieron toda la mañana observando el movimiento de los buques. A los cruceros y destructores se les vio aparecer a toda marcha, pero sin duda, cuando Un ferroviario arrollado E c i j a 15. Procedente de la estación de La Carlota llegó en el tren carreta a ésta, el obrero empleado en ln compañía de A n daluces Salvador Muñoz Alvarez, de treinta y dos años, natural de Marchcna. Dicho individuo fué arrollado por una máquina que hacía maniobras, se clonándole los dedos del pie derecho. Ingresó en el hospital de ésta, en grave estado. Cádiz El Isla de Menorca Cádiz 15, 4 tarde. E l vapor Isla de Menorca reanuda hoy su servicio de Cádiz a Larache. Esta noche saldrá con pasaje militar y civil para este último puerto. Dos noticias de la Isla San Fernando 15, z tarde. Se ha encargado de la Jefatura de Armamentos y Electricidad del arsenal de la Carraca, el capitán de fragata D Juan Benavente y García de la Vega. El Ayuntamiento, en pleno, aprobó una propuesta de la Alcaldía para! a ampliación del cementerio católico, consignándose en el próximo presupuesto la cantidad necesaria para l a adquisición de los terrenos l i n dantes con dicho cementerio. Los loros mortíferos Cádiz 15, 9 noche. Se tienen nuevos detalles referentes a los casos de intoxicación ocurridos en la familia Póculo, tres de cuyos individuos fallecieron. Se sabe que esta familia recibió de América dos loros que les habían regalado, y que frecuentemente y con objeto de mimar a dichos animalitos les i. i de comer con sus propias manos. Ocho o c 1 cz ttías después del regalo enfermó uno de los Joros, muriendo poco después, y dos días más tarde surgió en la familia la i n fección. T r a s de la muerte de los tres miembros de la familia murió el otro loro, y también un gato que había comido los mismos alimentos de los loros. Estos animales han sido llevados al laboratorio para serles practicado el análisis. observaron que el bando negro feafitá l o grado el objetivo y que alguno de sas baque efectuaba vigilancia, viraron y desaparecieron a los pocos momentos. Durante el tiempo en que se estaba efectuando el supuesto, el infante D Alfonso observó con los prismáticos que en el h o r i zonte, a muy larga distancia, se veían irnos puntos negros que parecían aviones. P o r fin se distinguió que se trataba de na bandada de grandes pájaros negros que cruzó sobre el Cristina. Ibza dos delante y otros ocho detrás, como suelen volar las escuadrillas de aeroplanos. E l Rey, sonriendo, exclamó: ¡Y son de los negros! El supuesto terminó a las doce en punto y, aunque desde el Cristina pudimos observar todos los movimientos que los buques de ambos bandos efectuaron no se podrá saber ¡a eficacia de ellos hasta que el Estado Mayor tenga en su poder las papeletas de referencias, así como las. de l a Aviación. Con la del bando negro tomó parte un Sabaya 62, recientemente adquirido en Italia. El Cristina zarpó a las tres de l a tarde, y a unas 16 millas encontramos formados en línea a los acorazados Jaime I y Alfonso XIII, y cruceros Príncipe Alfonso, Almirante Cervera y Méndez Núñez. U n poco más lejos los torpederos n y g, y en otra línea ios destructores Sánchez Barcaistegui, Alsedo, Velasco y Lasaga. El Cristina se detuvo, y momentos después pasaron los citados torpederos lanzando por los aparatos fumígenos los gases, e instantáneamente, queda formada una espesa cortina de humo, que deja ocultos a los acorazados. Los destructores cruzaron a gran velocidad por estribor del Cristina, alejándose en ¡a misma dirección que los torpederos. L a formación de l a cortina de humo era extensísima, pero el fuerte viento de Levante hizo que se despegara pronto de l a superficie del agua. El Monarca, con el infante y el Estado Mayor, estuvo en el puente y observó con gran atención l a experiencia, mostrándose complacidísimo de su resultado. -Garda Mora. El Rey en l a revista naval Valencia 13, 6 tarde. (De nuestro redactor. Esta mañana, a las 8,45, desembarcó del Cristina S. M el Rey con el infante, m i nistro de M a r i n a contraalmirante Enriles, ayudantes Rodríguez Pascual y Moren y, coronel Kindelán, dfrig- iéndose en automóviles a los astilleros, donde fueron recibidos por el gerente de l a Trari. smediterránea, señor Tintoré, presidente del Consejo ríe l a Transmediterránea, S r D o m i n e director de los astilleros, Sr. Franco, -y altos jefes de la Compañía. Su Majestad y alteza recorrieron todos los talleres, fábricas de motores para aviones, dique seco, destinado para Mahón y, motonave Infante D. Juan, que se está construyendo. El Rey se mostró sorprendido por el desarrollo y pujanza de los astilleros, regresando, después de l a visita, a bordó. Estuvo a bordo del Cristina el capitán general de la Armada, D Juan Bautista A k n a r que había llegado de M a d r i d para a s i s t i r l a la revista n a v a l cumplimentó al Rey, al qfte manifestó que se veía obligado a regresar á Madrid, por haber recibido l a noticia del fallecimiento de su hija. E l Jíey le dio cariñoso pésame, y puso a su disposición ano de sus automóviles para que, sin pérdida de tiempo, lo condujera a la corte. A las nueve y media de l a mañana llegaron al Cristina el presidente de! Consejo, que vestía uniforme de diario, y todos los ministros, excepto el de Trabajo, con uniforme de viaje. También llegaron el alcalde de Valencia y demás autoridades e invitados por el Monarca para asistir a la revista naval. H uel va Elogios a un ingeniero Huelva 15, 10 mañana. Con motivo de la próxima jubilación del director de estas obras del Puerto, D. Francisco Montenegro, los diarios locales dedican sendos artículos a encomiar la brillante labor desarrollada durante doce años por tan distinguido ingeniero, quien con su perseverancia y concienzudos estudios ha logrado elevar al puerto de Huelva a l a importancia y rango de los primeros de España. El domggige 2 1 Íul re podrán v e r los f u t b o l i s t a s en el c a m p o d e l R e a l B e t i s el s e n s a c i o n a l y esperado enc u e n t r o RIOAl; Hirirs- sicv II.I. A. Málaga Género decomisado Ronda 35, 2 tarde. P o r l a comisión municipal de Abastos ha sido decomisada una gran cantidad de pescado, en malas condiciones para el consumo; también fué ordenada i a quena de una vaca destinada al consumo, por haberse comprobado que estaba enferma AVISO Se h a c e s a b e r a l o s p r o p i e t a r i o s de edificios y casas en S e v i l l a que por l a Jefatura de X í c r o e h o s y P r o p i e d a d e s M i l i t a r e s y e n s u s o f i c i n a s M a t e o s G a y o 02, se a d m i t e n h a s t a e l 30 d o o c t u b r e a c t u a l o f e r t a s p a r a a r r i e n d o de casa c o n destino a oficinas p a r a A u d i t o r i a y F i s c a l í a m i l i t a r e s de e s t a s e g u n d a r e g i ó n -S e v i l l a 15 d e o c t u b r e 1 9 3 9 -E l Secretario, M a n u e l Pavía. limara de ¡i Propiedad Urbana
 // Cambio Nodo4-Sevilla