Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NSACIONAL LA MAGNIFICA MAQUINA m wü ns ORONA D I R E C T A M E N T E D E L A FABRICA A L CONSUMIDOR La mejor y más antigua, que valia antes 500 ptas. al precio reducido de ñas. por t i e m p o l i m i t a d o completa, con estuche y accesorios. También plazos pequeños. Con carro grande y en colores negro, verde, azul o rojo. Rápida, ligera y fuerte. Amplia garantía. Pida hoy catálogo y detalles a GASTONORGB, O. A. -Sevilla, 16. -MADRID Boletín a recortar (franquéese con 2 ctó. SOCIEDAD HISPANO- AMERICANA G A S T O NORGE, C. A. -Sevilla, 16. -MADRID. Remítame catálogo y condiciones, al contado y a plazos, de la máquina de escribir CORONA sport, modelo 3, en color. Nombre Calle de núm. Población Más de 200 plazas. Para el programa oficial, contestaciones completas y preparación en las clases o por correspondencia, el INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23, MADRID. Regalamos programa y prospecto. Tenemos internndo. Éxitos: En las de Correos (año 1927) ingresaron todos nuestros alumnos; en las de Telégrafos obtuvimos las plazas núms. 3, 11, 22, 64, 90, 97, 101, 102, 109, 111 y 159, y en Radio obtuvimos dos veces el número 1 y 19 plazas, cuyos nombres y apellidos figuran en el prospecto que ngalamos. OPOSICIONES A CORREOS, TELÉGRAFOS Y RADIOTELEGRAFÍA Í L- li i d SF Agente colegiado. Contratación de fincas y autorizado del Banco Hipotecario. Hipotecas. Compra- venta de casas, solares. Colocación de capital en hipoteca 1. o 2. a detrás del Banco. Sagasta, 17; de 1 a 2 y de 3 a 8. 384 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 381; una estocada, y Aben- Shariar saltó sobre él y es capó. Llegó al borde de un canal, se a r r o j ó a él, se sumergió en el agua, y nadando por debajo de ella, sin que se notase la más leve ondulación, siguió hasta dar vuelta a otro canal; salió un momento a flor de agua y volvió a sumergirse, nadando debaj o del agua otro gran trecho, repitiendo esta operación de tiempo en tiempo, hasta que, sin ser notado de nadie, porque la noche era muy obscura, salió por los canales al mar. Luego, nadando del mismo modo un largo trecho bajo las olas, saliendo un momento a respirar y a tomar aliento, ganó la playa en un l u gar desierto, partió a la carrera, siguió corriendo tres horas a lo largo de la costa, hasta que llegó a una pequeña cala. Una vez allí, Aben- Shariar silbó por tres veces; a la tercera vez contestó otro silbido desde el otro lado de la cala. -í A l esquife, mano a los remos, v aquí! -dijo Aben- Shariar. Poco después un pequeño esquife embestía en la arena a los pies de Aben- Shariar, que entró en él. U n pescador veneciano, al menos en 45 apariencia, era el que tripulaba el esquife. Una vez dentro Aben- Shariar, el pescador empujó el esquife, que flotó de nuevo, se metió en el mar, saltó dentro del esquife y se apoderó de los remos. ¿Por dónde anda La Leona, Aben- Alí? -preguntó Aben- Shariar. -P o r la vuelta de afuera, emir- -contestó Aben- Alí. Entrambos habían hablado en árabe. -Está la mar, picada de Levante- -dijo Aben- Shariar- y bien necesitas de toda tu fuerza, mi viejo tiburón. -E n cuanto estemos, a cien brazas de la costa, pondré mi palo y encenderé mi linterna roja; La Leona nos buscará. -Una vez a bordo de mi Leona, venga contra mi Venecia entera- -dijo con acento terrible el corsario. ¿Q u é sucede, emir, que tu acento es acento de muerte y vienes tan mojado que no parece sirio que has nadado mucho tiempo? -dijo Aben- Al! -E l R e y de Portugal Ha ido de imprudencia en latesta, que quería provocar un diálogo que le diese alguna luz acerca de la conducta de Aben- Shariar, que no comprendía n i podía comprender, dijo: -Este caballero es monseñor Pietro Mastta... Aben- Shariar hizo un movimiento tan significativo y tan amenazador para César Malatesta, que éste enmudeció. Pero era ya tarde; el nombre ge noves de Aben- Shariar había sido un rayo de luz para Elena. ¡A h sí! -exclamó- Vos sois monseñor P i e tro Mastta, el tremendo corsario que, a pesar de esto, sirve de tal modo a Venecia, que como premio a sus servicios ha llegado a formar parte del Consejo de los Diez.
 // Cambio Nodo4-Sevilla