Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 18 D E O C T U B R E D E ig 29. E D I C I Ó N hidalga nación lusitana, por cuyo desenvolvimiento todos los españoles formulamos los votos más sinceros. Brindo, señor presidente, por la ventura personal de vuestra excelencia y por la felicidad y prosperidad del pueblo hermano. B r i n d i s d e l señor presidente de la R e p ú b l i c a portuguesa Seguidamente el presidente Carmona leyó el suyo, en portugués, contestando a Su Majestad en los siguientes términos: Majestad. Las palabras de bienvenida que Vuestra Majestad acaba de dirigirme, en su nombre, en el de S u Majestad la R e i na, de la Real familia, del pueblo español y de su Gobierno, no podían menos de ser profundamente gratas a m i corazón. L a hospitalidad, tan brillante como afectuosa, que he hallado en l a noble y gloriosa tierra de España, es una prueba más de los sentimientos que unen a las dos naciones de la Península. Ligados por tradiciones imperecederas, en que ambos participan ante el mundo entero y ante la H i s toria, como obreros máximos de la civilización, inspirados por ideales de fe y de entusiasmo, que les son comunes, y por el rasgo, también común, de acrisolado amor que en cada uno alienta por su independencia y soberanía intangible, los dos pueblos hermanos se hallan también unidos por una amistad confiada, por la comprensión de los altos intereses morales y materiales, derivados de su vecindad, y por el deseo de estrecharlos y consolidarlos. D e mi visita a España, como presidente de k i República portuguesa, llevaré el recuerdo precioso de la seguridad de los sentimientos de amistad que Vuestra Majestad acaba de expresarme, en nombre de la nobilísima nación cuyos destinos tan gloriosamente preside. Y sé que interpretó los sentimientos de todo m i país, al asegurar a Vuestra Majestad que todos los portugueses serán sensibles a sus palabras, y que a los votos que Vuestra Majestad formula por la nación portuguesa, corresponde P o r tugal con los más sinceros votos por la nación española. Por eso, en m i nombre y en el del pueblo portugués, brindo por la felicidad de Vuestra Majestad, de S u Majestad la R e i na y de toda la Real familia, y por las prosperidades y glorias de España. Terminado el acto, S. M con el presidente Carmona, los infantes, el Gobierno y demás caballeros, pasaron al salón de Gasparini para tomar el café y fumar, y la Reina, con las infantas y las damas, al salón de Carlos I I I L a recepción A las diez y media comenzaron a llegar al Alcázar los invitados a la recepción, haciéndolo por la escalera principal, en la que se hallaban formados los palafreneros con sus vistosas casacas de gran gala. Se reunieron en la saleta de Gasparini, antecámara y salón del trono. Asistieron el nuncio de S u Santidad, todos los embajadores, ministros y encargados de Negocios de los países extranjeros, con sus señoras; altos jefes de todos los m i nisterios y de la Secretaría general de Relaciones Exteriores; varios generales y nutridas comisiones de jefes y oficiales de todos los Cuerpos de la guarnición. D E ANDALUCÍA. P A G 18. sidente de la delegación del Uruguay en la Exposición Iberoamericana, D Carlos ReyÍes, acompañado de D Segismundo López de Rueda, comisario general y cónsul del U r u g u a y D Lorenzo Tello, D Carlos Izquierdo Morales, D Joaquín Hazañas y de la Rúa y D Clemente y D Joaquín Tassara y Buiza. LA e naw EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA La Protección al Trabajo de la Mujer Ayer se celebró la solemne apertura de la exposición que la Protección al Trabajo de la Mujer, de Madrid, ha instalado en uno de los salones del centro del palacio de España. Con asistencia de S. A la infanta doña Luisa, a la que acompañaban sus hijas las princesas doña Dolores y doña Esperanza, dio su bendición el cardenal arzobispo de Sevilla, que dirigió a los concurrentes sentidísimas frases de elogio y aliento para la obra. Por la Junta de Madrid, recibieron a S S A A y al cardenal, ía señora doña P i l a r Ruigómez, viuda de Navarro y la señora marquesa de L u c a de Tena, ésta en representación de su madre política, acompañando a éstas la comisión de señoras que eficazmente ha cooperado a la instalación, compuesta de las señoras de M o r a Arenas, esposa del gobernador c i v i l de doña María F Ángulo de Benjumea, de doña Pilar L u ca de Tena, viuda de L u c a de Tena, y de la señora de Sánchez Núñez. U n a de las secretarias, la señorita Carmen Cos- Gayón, leyó unas palabras de salutación a S. A en que dio una breve explicación de la obra de la Protección, adherida a la Unión de Damas Españolas. Recordó las brillantes campañas sostenidas por esta Federación, y coronadas con éxitos brillantes en defensa de la Religión, la P a tria y la M o r a l y enumeró las obras a que la Unión de Damas ha dado vida, socorros a viudas y huérfanos, bolsa de trabajo, cruzada de ía modestia cristiana, instituto de Cultura Femenina, en el que hay matriculadas 407 alumnas. L a Protección al Trabajo de la Mujer funciona de la siguiente forma. Tiene en M a d r i d amplio local, donde se exponen cuantos trabajos femeninos se presentan, respetando el incógnito de las expositoras que, por su posición social, quieren ocultar su nombre; para allegar recursos, con que sostener la exposición permanente, se organizan conferencias y conciertos semanales, precedidos de tes, servidos por señoritas de la Asociación. E n estos conciertos se da preferencia a las artistas de mérito desconocido, a quienes se protege dándolas a conocer. E n la exposición instalada en Sevilla, a más de las labores de personas necesitadas, presenta la Protección al Trabajo de la Mujer dos grupos de trabajos: H a y una sección de labores antiguas, de valor histórico, cedidas por casas de la Nobleza; figuran en primer lugar, tres siliones del palacio de San Telmo, obra de la Reina doña María Amelia de Francia y de la infanta doña Luisa Fernanda, con que S. A la infanta doña L u i s a ha contribuido al esplendor de la exposición. Hemos visto también el manto que llevaba puesto doña Isabel I I cuando fué herida, de una puñalada, al salir de la Basílica de Atocha. Otro manto, regalado polla misma para la Purísima de San F r a n cisco el Grande. U n sillón, bordado por la ilustre escritora condesa de Pardo Bazán. Varios trabajos de la difunta condesa de Medina de ías Torres. U n paño de altar, en encaje de bolillos, con hihllo de oro, propiedad de la marquesa de Villapanés. E l tercer grupo lo constituyen trabajos de casas conocidas de M a d r i d y de Sevilla, que, exponiendo sus labores para la venta, han querido contribuir con un pequeño tanto por ciento para beneficio de la obra. Entre éstas, la casa Regium, de M a d r i d presenta unas originaiísimas muñecas, vestidas con trajes regionales. H a y otra instalación de preciosísimas flores artificiales. A la inauguración asistieron la señora viuda de, Urcola, dama de S. A y las se ñoras marquesas de Esquive! Tablantes y L u c a de Tena, condesa de las Torres de Sánchez- Dalp, señora y señoritas de M o r a Arenas e hija, viudas de Murube, L u c a de Tena y Navarro, A l a r con, Sánchez Núñez, Gancedo, Fagalde, Díaz Molero, Halcón y Seras. Manifestaciones del director de la Exposición, Sr. Cruz Conde Durante nuestra diaria visita al directo de la Exposición, D. José Cruz Conde, éste nos comunicó las siguientes noticias: E n el día de hoy se bendecirá, por el cardenal lluudain el pabellón del Perú, a las once de la mañana, habiendo sido invitadas al acto las hermandades sevillanas, que asistirán por representación. L a delegación peruana, en pleno, estuvo ayer en ei despacho del director del Certamen, cambiando impresiones con el señor Cruz Conde, respecto a la celebración del banquete que en el pabellón e dicha Re! pública será ofrecido a S. M el Rey, a cuyo efecto vendrá de M a d r i d el representante en España de la repetida nación. También nos dijo que el pabellón serjt inaugurado oficialmente el día 25, por Su Majestad, siendo, por tanto, la bendición de hoy un acto íntimo. H o y a las seis de la tarde, bajo la presidencia del Sr. Cruz Conde, se reunirán los delegados americanos, para cambiar i m presiones sobre los festejos que han cía llevarse a cabo con motivo de la visita de ía Real Familia y la del presidente de P o r tugal, así como para señalar el día en que ha de celebrarse la gran cabalgata histórica, en la que tan importante papel han de desempeñar las delegaciones americanas, que, con tanta fe y entusiasmo, trabajan en la realización de la idea. Y nada más nos dijo ayer el Sr. Cruz Conde. 1 Los alumnos de la Escuela Francesa en la Exposición A y e r por la mañana los alumnos de la Escuela francesa giraron una visita colectiva a la Exposición. Fueron acompañados por el cónsul de Francia, y por algunos miembros de la Sociedad Francesa de Beneficencia y Enseñanza. Visitaron los pabellones de los Estados Unidos, Portugal y Brasil, donde fueron obsequiados por los delegados de dichos países. Ante el mapa en relieve de la Plaza de España, recibieron los escolares una lección de Geografía, explicada por ei s e ñ n r Enciso. LA FAMILIA REAL Y LA CORTE Huéspedes ilustres H a llegado a Sevilla el Maharajah de Barada, acompañado de un reducido séquito. También llegó ayer el Bachá de M a r r a quex, con su servidumbre. E l pasado día lo dedicaron ambos ilustres huéspedes a visitar la Exposición Iberoamericana. Audiencias recibidas por S. A R. el infante don Carlos E l conde de Montseny, presidente de la Diputación provincial de Barcelona; el pre-
 // Cambio Nodo4-Sevilla