Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACADEMIA BACHILLERATOS UNIVERSITARIOS I N G E M 3 E R O S B E MONTE Preparación para enero y junio. Internado. PEZ, 18 (moderno) teléfono 11318, Madrid, EliBA MAUTIf INGENIERO DE MONTES, DESENGAÑO. 2 PREPARACIÓN EXCLUSIVA 9 Preparatoria ezciissivamsiife para el ingreso es? la Director: F. Suárez de Deza, ex ingeniero militar. Profesorado competentísimo de jefes y oficiales del Ejército. En las convocatorias de 1928 y 192; i ha obtenido excelentes resultados, ingresando la casi totalidad de los alumnos presentados por esta Academia, y en la primera de ellas ganó la plaza n. o 1, con D. Manuel Sánchez Suárez, preparado en un solo curso. Sistema de preparación perfecto. Todos los sábados se hacen exámenes iguales a los de la Academia General Militar. Estudios vigilados por sacerdote y atendidos por el director para resolver las dudas. En prueba de su perfecta enseñanza, esta Academia IA GENERAL corso g a r a n t i z a e l i n g r e s o era un POSICiONE! a comprometiéndose con los que no ingresaran en dicho tiempo a darles gratis toda la preparación durante el curso siguiente. Excelente internado. El 15 d, e octubre comenzarán el curso dos nuevos grupos de alumnos. Pidan reglamentos. ZARAGOZA, paseo de la Independencia. 9, ZARAGOZA. Próxima convocatoria para 1. 2. a y 3. a categoría. Edad, desde los 23 años. Para 2. a y 3. a no se exige título. Para el Programa oficial, que regalamos a todo el que lo solicite, nuevas contestaciones y preparación en las clases o por correspondencia, diríjanse al antiguo y acreditado INSTITUTO RETJS PRECIADOS, 23, MADRID. En las dos últimas oposiciones de secretarios de primera obtuvimos 118 plazas, entre ellas los núms. 1, S, 4, 5, 9, 11, etc. y en las ultimas oposiciones de secretarios de segunda, 361 plazas, entre ellas los números 1, 2, 3, 5, 7, S, 11, etc. Como existen Academias que se adjudican éxitos fantásticos, regalamos circular, en la que se publican los retratos, números y nombres do las 479 plazas obtenidas, única garantía verdad para el futuro opositor. Tenemos Residencia internado. Basta ser bachiller y haber trabajado da rante dos años al lado de un procurador. Prospectos, programa, contestaciones y preparación en el INSTITUTO RETJS PRECIADOS, 23, MADRID. Tenemos internado. 392 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ E L PASTELERO D E MADRIGAL 1 3 9 el valor y con el s u i í a a i i Ü Ü luaní; e i cinir Aben- Shariar, y el emir, o como mejor quieras, el marino genovés Pietro Mastta, ha abusado del poder que por miedo a él le ha dado la República. -í Por miedo, monseñor! -Sí, por miedo; esta es la expresión, por miedo de una sangría lenta y continua; el emir Aben- Shariar es un corsario terrible; un gran marino que dispone a su placer de todas las galeotas piratas de la regencia de A r g e l y de los reinos de Túnez, Fez y Trípoli; la enemistad de Aben- Shariar contra Vene cia supone cada día un buque apresado, robado, echado a- pique; sin que haya medio de evitarlo. -Poned una escuadra bajo el mando de César M a latesta, y él limpiará e l Adriático de piratas. -César Malatesta es un bravo capitán y un buen marino- -dijo Barbarigo- pero ¡ay de él, si tuviera que habérselas con Aben- Shariar! Sería como una hoja seca o como una pluma que el viento lleva. N o es César Malatesta el úraQp buen capitán, el único bravo marino de que Venecia dispone, y sin embargo, después de haber inventado en vano vencerle, la República ha acabado por encontrar prudente el atraérsele, pagándole un alto precio, declarándole ciudadano de Venecia, elevándole al alto gobierno del Estado, dándole un puesto en el Consejo de los Diez. Para probarte que no en baide Venecia ha llegado a tanto, basta con lo que acabas dé ver. Aben- Shariar se ha visto perdido y ha escapado por una ventana, y estoy seguro que no han podido prenderle; dentro de poco, el emir Aben- Shariar estará a bordo de su tremenda galeota La Leona, y mañana empezarán los desastres de la marina de la República. T ú has cumplido lealmente, aunque en ello haya habido mucho de tu interés particular, en avisar a la República; pero las cosas han tomado irremediablemente un aspecto tan sombrío, y es tan perspicaz Aben- Shariar, que no ha podido prendérsele, como lo temía yo. ¡Oh! si se le hubiera podido haber a las manos, si se le hubiera podido sepultar en las cárceles del Estado, la cuestión hubiera sido otra; no se le hubiera matado, no se le hubiera arrojado de su puesto del Consejo de los Diez; pero se le hubiera obligado al agradecimiento, y Aben- Shariar tiene demasiado corazón, es demasiado noble para orden se alejó, y poco después volvió, al mismo tiempo que por una y otra parte acudían en torno de Brachioforte veinticinco o treinta esbirros. ¿Habéis visto salir algún hombre del canal o nadar por él, o ha pasado alguna góndola? Todos aquellos hombres respondieron negativamente, afirmando que nada habían visto. -Llamad a los gondoleros que están delante del palacio- -dijo BrachToíorte. U n momento después dos robustos gondoleros estafen junto a Brachioforte entre los esbirros. ¿T i e n e mucho fondo por esta parte el canal? -les preguntó Brachioforte. ¡A h mi señor! -dijo uno de los gondoleros- Aquí hay poca agua; pero el fondo de fango es profundísimo. ¿Y qué acontecería a un hombre que se arrojase en este sitio al canal? -Según, mi señor; si sabía arrojarse, podría salir a nado; pero si se arrojaba de cualquier jincdo, ig norando el peligro, perecería de seguro. -E n el caso de que se hubiese arrojado bien, se le hubiese visto salir nadando, ¿no es esto? -dijo Brachioforte. -Indudablemente, mi señor- -dijo otro gondolero. ¿Y si no se le veía salir nadando? -Entonces, mi señor, es que se había clavado en el fango y había perecido. -i Sabe todo el mundo lo peligroso de este punto del canal? -No, mi señor; lo sabemos los gondoleros porque al llegar aquí nuestros bicheros no encuentran punto de apoyo y nos, vemos obligados a apoyarnos en el borde deF canal. ¿N o se conoce tampoco por la superficie que el fango. es profundo en este sitio? -V o s mismo lo estáis viendo, mi señor; el mismo color tiene el canal aquí que quince brazas m á s a r r i ba, en que el fondo es limpio y firme; pero el agua de los canales está estancada y es turbia y verdosa. -Es necesario reconocer por aquí el canal y ver i se encuentra en él el cuerpo de un hombre. -Eso es imposible, mi señor; en el momento en que toca al fansro, el fango se va trabando lentamente e! cuerpo que le toca hasta fue le sepulta; y 9
 // Cambio Nodo4-Sevilla