Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 19 D E O C T U B R E D E 1929. EDICIÓN l a mano de l a bella señorita Dolores Cruz Jiménez, hija del ingeniero jefe de Obras Públicas de dicha provincia, D Práxedes Matee Cruz. H a n salido de Sevilla para Málaga y Barcelona los señores de Ramírez Torné (D. Alfredo. E n Santo Tomé (Jaén) se ha celebrado el enlace de l a encantadora señorita Juanita García López, hija del acaudalado propietario y médico de aquella localidad don Blas García Rojas, con el teniente de I n fantería D Florencio Alcalá Martínez. L o s nuevos esposos, que fijarán su residencia en Málaga, han salido para M a drid, Barcelona y S e v i l l a Gerard presenta su nueva colección de sombreros de las mejores casas de París en el Hotel de Inglaterra los días 18 y 19. L a ilustre dama inglesa, duquesa de H a milton, se propone hacer en breve, una v i sita a la Corte de España. E n el magnífico castillo de Gallins, próximo a Versalles, ha dado una brillante fiesta ¡a gran artista madame Gauna W a l s k a admirable intérprete de La Castiglionc, obra que se estrenó en París la pasada p r i H a llegado a M u n i c h S. A R. la infanta doña Eulalia, que se trasladará desde aquella capital a Zurich, para dejar en un colegio a uno de sus nietos. Después se propone visitar la Exposición de Barcelona. L a condesa de Romilla se ha trasladado de San Sebastián a París, y la condesa de D E ANDALUCÍA. P A G 22. N o t a s del extranjero E n Berna, donde, reside hace varios años nuestro distinguido compatriota D. Juan de Llasera, gentilhombre de Su Majestad, ha celebrado una elegante reunión, de la que hicieron muy amablemente los honores la señora de Llasera, de ilustre familia suiza, y sus dos encantadoras hijas. Los señores de Llasera, tan conocidos en la sociedad madrileña, dejan muy bien puesto el pabellón de la Patria, pues su casa, que es muy hospitalaria, es también de las más artísticas residencias de Berna. H a n marchado a París, donde serán huéspedes del embajador de Inglaterra y de lady T i r r e l l la duquesa de Manchester y su hija. También han salido para la misma capital las marquesas de Vistabeila y de la Ensenada y señorita Elena Barrios. Los marqueses de Torrehermosa y su hija, después de haber sido huéspedes, en su palacio de Mombello, de los príncipes Pío, han regresado a Berna, encargándose nuevamente el marqués de la Legación de España. E n Ginebra han pasado una corla temporada los señores de Viilacieros. Está siendo muy agasajado el ministro de Trabajo, Sr. Aunós, presidente del Congreso Internacional del Trabajo Marítimo, que se halla reunido en Ginebra. H a sido elegido vicepresidente de la Casa de España, en París, el Sr. Granzow de la Cerda, sobrino del difunto ducue de Parcent. Casa- Val encía, con su hija María Teresa, desde la misma capital a Biarritz. E l notable escritor D A l v a r o Alcalá G a liano, marqués de Castel Bravo, con su sobrino D Carlos Alcalá Galiano y Barrios, irá en breve a la Exposición de Barcelona. E n el palacio de la Embajada de Cuba ha ofrecido el embajador de dicha nación y la señora de García K o h l y una comida en honor de D Baldomcro Grau, diputado de la Cámara de aquel país, y de su bella esposa la Sra. Machado de Grau. hija del ilustre presidente de la República cubana. Durante la comida, y después de ella, los notables músicos y cantantes de la orquesta rusa Balalaika ejecutaron un bellísimo concierto. L a encantadora señorita de Párraga, de nacionalidad cubana, cantó, acompañada a la guitarra, diversas canciones típicas de Cuba. A la brillante fiesta acudieron el marqués de Estella, presidente del Consejo de m i nistros el ministro de la Gobernación, general Martínez A n i d o nuncio apostólico de Su Santidad, monseñor Tedeschini; el embajador de España en Cuba y la señora de Méndez V i g o los ilustres artistas Benlliure y Benedito, el D r Santiago M a g a r i nos, catedrático de la Universidad Central; el conde de Bailen, jefe del Gabinete diplomático de la Secretaría de Relaciones E x teriores el Sr. Ramón Asís y su señora, hija del embajador de Cuba, y muchas personalidades de la colonia cubana actualmente en Madrid. Los Sres. García K o h l y y su respetable madre política, señora Monteverde, viuda de Fernández, atendieron con su proverbial distinción, esplendidez y cortesía a sus i n vitados.