Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tíbulo humor de gente desgraciada, que oculta sus lágrimas detrás de una mueca. La pérdida de las dos terceras partes del territorio afecta, no sólo sentimental, sino también materialmente a todos los húngaros que sean industriales, comerciantes o periodistas. A consecuencia del Tratado de Trianón, la situación económica de Hungría es muy poco halagüeña, y viejas firmas comerciales se. arruinan con una rapidez que asusta. Sin embargo, la gente de Budapest no pierde su humor, mezcla curiosa y sabrosa de sabiduría campesina, espíritu latino y astucia judía. Los humoristas húngaros Hellai, Herczeq, Mikszáth y otros han tenido grande éxito en varios países, entre ellos en España. Entre España y Hungría existe, a pesar de las simpatías y el interés mutuos (los dos países fueron durante siglos el baluarte del cristianismo contra el mundo musulmán) un ligero malentendu. A los húngaros que vienen a España les suele doler que se les confunda con los gitanos, cuando en realidad los húngaros, como raza, están aún más alejados de los gitanos que los pueblos de raza indoeuropea. Induda- PLAZA Y ESTATUA D E L POETA PETO E l de Budapest es su magnífica vida teatral. Hay relativamente pocos teatros en la capital húngara, pero las compañías son homogéneas, y no formadas a base de un primer actor o primera actriz. Las compañías trabajan (con rarísimas excepciones) todo el año en el mismo teatro, de modo que cuando se dice Vigszinház (szinhás significa teatro se sabe perfectamente a qué compañía se refiere uno. a qué repertorio, a qué género de comedias; E l teatro nacional tiene un repertorio clásico, como pocos teatros europeos, y resulta curioso observar que en Budapest representa más a menudo a Shakespeare que en Londres. Los actores húngaros pasan por un excelente Conservatorio y tienen además mucho temperamento, a tal punto que, por ejemplo, mi esposa, que no entiende ni palabra en el idioma de Jókai, no cesó de divertirse en los teatros de Budapest. Sabemos que las comedias húngaras invaden todos los países. E l nombre de Francisco Molnar es conocidísimo desde Varsovia hasta San Francisco. También están cosechando grandes éxitos Lengvel, DrégeJy, Lakatos y últimamente Ladislao Fodor. Hay un humor específicamente budapestinense Algunos lo llaman humor de paMCNUMENTO A ATWNYMTIS, RI. DESCONOCIDO MONJE QUE F U E PRIMER CRONISTA D E HUNGRÍA blemente, hay gitanos en Hungría; pero menos que en los países de Europa oriental v los Balcanes, de modo que nada justifica la confusión. Los húngaros pertenecen a la familia úraloaltaica, de modo que son parientes de los fineses, estonianos, í búlgaros primitivos y algo de los turcos, mientras que los gitanos proceden de la India y no del E ¡gipto, como cree Ja gente. E l idioma húngaro, que no tiene n da que ver con los idiomas germánicos, latinos ni es Javos, ha llegado a un alto grado de desarrollo, y la literatura húngara conquista cada vez más terreno en los países extranjeros. Desde luego, hay ciudades más interesantes para los turistas que Budapest. Sin embargo, bien vale la pena una visita a la capital de Hungría, por su situación privilegiada, la hermosura y el espíritu de sus hijas y la alegría llena de élan que se experimenta en ella. Hay pocos pueblos con más temperamento que los húngaros, pocos teatros mejores que los de Budapest, pocas noches más alegres que las de la capital magiar. ESCUELA POLITÉCNICA FRANCISCO JOSÉ R E V E S Z