Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 OCWimim: D E w 1929. N U M E R O jf S U E L T O 10 C T S JT REDACCIÓN: PRADO DE SAN SEBASTIAN R k J! Jf y a, jji DIARIO ILUSTRA D O A Ñ O V 1 GÉS I M O Q U 1 NT O N. 8.368 OLIVE. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS: MUÑOZ CERCANA A TETUAN, SEVILLA ría, ¿en qué queréis que los invirtamos: en te. su vocación en la figura literaria del gran comprar acciones de la gran Compañía de prosista francés. También la manera de caolines y feldespatos de Australia o ep ac- Andrenio, recuerda a la de Paul Souday, piones del Crédito Sincrónico de Checoeslo- 1- el célebre articulista de Le Temps Todo Adecuación vaquia? Podemos suponer los resultado- esto -claro está, poniendo por; delante todas Algunos periódicos han tenido la bondad de este plebiscito; se, mirarán unos á otros fas distancias debidas, todas las diferencias de reproducir un articulo mío sobre el ple- los consultados, y si acaban por reír esa se, rá de lugar y de ocasión. biscito, creo que se nan hecho objeciones la mejor respuesta. Pero supongamosíqueeí, Y entpnces se revela, lo singular dé Gó a lo que en ese escrito se exponía; no las padre de familia pregunta lo siguiente: mez de íBaquero: e siendo Una inteligenhe leído. Pero deseo resumir en pocas palabras ¿Queréis que desde mañana, en vez 2 t e cía vten pronunciariHmente orientada; hacia mi pensamiento sobre ei tenia. Añadiré con traer pan francés para las comidas, sé? ttáí; fue a, sobre todo hacia Pirís, se conserve, ello algo a lo ya dicho. La palabra distingo ga pan español? El plebiscito está plantea San iembargo, tan española. Y omitimos la es el principal miembro de mi lógica ie do sobre un hecho; un hecho ¡infiltrado, di; j palabra castiza per lo que esta expresión cía el filósofo Montaigne. Sigamos la lee luido por toda el área de la hueste familiar va teniendo de basto y de callejero. A l coríción del maestro: distingamos. Como es un hecho tangible, presente, todos trario, -Ja inteligencia de Baquero significa En el problema del plebiscito hay que es pueden darse cabal cuenta; de la realidao lá típosición al í s p í n t ü de la calle. En Batablecer una distinción fundamental; es pre actual, la que sé. tra ta. de modificar, y de las quero se da com en ningún otro ese tipo ciso poner a una parte lo que se propone, consecuencias de la modificación. Y- con pie de señor madrileño mejor aún, de señor a otra a quien se propone. Comencemos poi no conocimiento de todo ¡o presente y todo cortesano, como ya cada día existen menos esto ultimo. A quien se propone. A quien st lo futuro resolverán los miembros de. la fa ejemplares auténticos. Es en, este sentido presenta la cosa que se quiere ver decidida. milia el asunto que se somete a su decisión. un Hombre retrasado, pues donde se hallaría No se presenta. desde luego, al Estado; c, Creo que se ha dicho que también en el bien situado y bien a gusto sería en el amEstado implica limitación; el Estado es la Parlamento se votan las grandes cuestiones biente madrileño de la segunda mitad del armazón de la nacionalidad. En la ma- a por un si o un no. El asunto esencial ¡en siglo, xix, cuando en Mad íd podía aún vipueblo se entrama la osatura del Estado el problema del plebiscito no es ese de la virse al estilo de corte o de capital buropara que quede firme y sólida la nación, manera de votar, sino e de la materia que crática y aristocrática de España, entré sano hay nación sin Estado; no hay Estado se somete á decisión. Pero, además, en ei qnes. academias, tertulias de políticos conssin nación. El Estado se halla formado pui Parlamento, se vota- -como se ha observa titucionales, despachos de ministros y Relos diversos elementos aue conocen más o do- -artículo por artículo, aparte de votar- dacciones de periódicos en que se forjaban menos exactamente todos los recursos de la se los proyectos en su totalidad. Y por en- los Ministerios. política, y dé ia jurisprudencia. La Ípropocima de todas estas distinciones- -ño me canYa, pues, que no podamos decir que Gósición debe ser hecha con más amplitud: la saré de repetirlo- -se halla el carácter dei mez de Baquero sea un escritor de salón, cosa qué se desea ver decidida debe ser, preasunto de que se trate. Lo secundario es que norque lo vedan su independencia intelectual sentada a la nación, y no sólo al Estado se apruebe o deseche un orovectb con uno v sus fueros personales, -podemos significar ¿Y qué es la nación? i ué factores comu otro monosílabo; lo esencial es el asun lo como un escritor de ciub. No es freponen la nación? La nación es el funciona propuesto. Y en los Parlamentos, cuando s uehte, ni mucho menos, esta categoría de rio que fofm parte del Estado, y es el ladebaten grandes proyectos, las discusione literato en España, tanto como tiene que briego; la nación es el banquero y es el son largas, prolijas! se habla del asunto er ser abundante en Inglaterra. Manuel Buemisero viandante que va a buscar trabajo dt el salón de sesiones: se comenta en los pa- no, por ejemplo, se encontraría también pueblo en pueblo; la nación es el ciudadano sillos; se exhuman antecedentes: se urden adecuadamente colocado en esa categoría o mocador de ta gran ciudad, y el habitantt combinaciones políticas en torno a los pro- literaria; hasta en la facilidad verbal y disdel más reducido aldeorrio. Uno de esto vectos, o pensando en las, consecuencias de cursiva, propiamente conservadora, y en ciudadanos son cultos, son leídos; otros, no su aprobación o no aprobación: se llega, er la soltura de buen tono con que el idioma leen nada. Unos han viajado por tierra suma- -v a esto queríamos venir a parar- a corre y como que se deslié, se parecen Andriextrañas; otros no han salido de la contor un grado tal de saturación, saturación de la nioy Manuel Bueno. Un pur. to principalmenna de su pueblo. Unos pueden trabar suti materia que se discute, que permite que to te los separa. En efeyto, Gómez de Baquero les razonamientos! otros no son capaces sino dos. los que han seguirlo al detalle el- debate es siempre el. hombre de ta capital que no de enunciar verdades de pan llevar. La mas; v los aue no han entrado en el salón, -se- ¡desentona nunca y sigue derecho su camino de la nación es compleja, varia y pintores pan del provecto lo bastante para decidir de discreción, mientras que Manuel Bueno ca. Puede tratarse de una nación en donne sobre su esencia y su alcance futuro. E es, al fin, el- hombre de provincia, y. por lo que el pueblo llama la razón natural sea orovecto se adapta, pues, perfectamente: al añadidura, el hombre del Cantábrico, que, aguda, perspicacia; pero la razón natural, c concurso de gentes que ha de resolver; se aunaue no lo quiera, se extravía por el camsea la inteligencia limpia y primaria, no alda. por tanto, total, perfecta adecuación en- po de la violencia. o de la salida de tono canzará a dilucidar ciertas cuestiones. tre lo presentado y aquellos a quienes se demasiado personal. Por tanto, Gómez de Baquero es el homY con esto eráramos en el segundo factor nresenta. del problema. Lo que se propone. Lo qut Esa adecuación, lector; adecuación féctin- bre de buenas naneras pue ha encontrado a la totalidad de la nación debe ser presen da bienhechora, es lo aue este humilde ser- todo. en su club: una biblioteca enciclopétado. propuesto, para que la nación decida vidor desea en todo plebiscito, sea el que dica, revistas y diarios, extranjeros, especialmentei de i Raris. y Londres y un ambiendebe ser cosa que se adapte a la modalida fuere, te; confortable. Sus compañeros de club, inteléctiva del conjunto de los Judadanos AZOR 1 N que no poseen una cultura muy extensa, o En una palabra: lo propuesto ha de ser un por sus ocupaciones o por su molicie, lo hecho, y nunca un documento o cosa geneti i i reciben, siempre con agudo y respetó, v radora de hechos. Hechos presentes, sil yn entonces él, con, un tono de voz normal, hechos futuros. Hechos que estén infiltrados sin gestos fastidiosos, sir pedantería, con en la vida de todos los ciudadanos; hechos el lenguaje propio de una persona de soque nos rodeen, nos envuelvan en toda. En la república de las letras ciedad, les habla un cuar o de hora seguínuestras acciones cotidianas: hechos que hayan formado como un ambiente en- la na Con un tomo titulado Gmgnol ha comen- do, de un tirón, fácil agradablemente. ción, v a cuya influencia no se pueda nadu zado a publicar Eduardo Gómez de Baque Cuenta sus impresiones de lectura. dice substraer. Hechos. patentes, manifiestos, tan ro sus obras completas, y este primer vo oportunas palabras sobre el libro o el hegibles. y no hechos futuros, hechos que st lumen está compuesto ie ensayos dialogados cho más sonados, traduce c apostilla lo m s han de desenvolver en fa perspectiva de lo a la manera de los que escribía Remy de interesante de las revistas extranjeras, faaños, v que si el Culto puede atisbar en su (iourmont. con el ual tiene Gómez de Ba cilita a. los demás el acceso a las ideas circonsecuencias, el iletrado no sospecha si fiuero tantos puntos de coincidencia. Y- MÍO culantes. Ya está un artíaJo Y como es e quiera ave corolarios oueden tener. Eiem meramente fortuitos temptranientales, sino mismo articulo, ninguno mejor que otro, pío- Un padre de familia reúne a toda la deliberados. Pues con facilidad se nota que ninguno demasiado rangu do ni demasiado grey de la casa, v les dice: Estos treinr- -en algún momento decisivo de su vida in- vehemente, producé treinta sesenta, quién mil duros que acaban de tocarnos a la Lote telectual nuestro escritor puso expresamen- sabe cuántos artículos mensuales. EL PLEBISCITO f v INTERPRETACIONES 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla