Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P 1 ALTARINA AUTODIGESTIVA B R O W N- BOVERI MAQUIN ARIA ELÉCTRICA Av. Conde Peñaiver, 21 y 23. MADRID Alimento ind 1 s p e n s a ble para criar bien al niño esde los primeros meses y para personas débiles, de estómago delicado y de buen gusto. Régimen agradable y seguro para curar la diarrea. Los medie o s l e r e c omiendan en la dispepsia, colitis y enterocolitis. Nutre al enfermo y le cura. HACE HOMBRES FUERTES D E NISOS DÉBILES En farmacias, droguerías y ultra marinos. Pida muestra gratis a elalimento mediana CLASES D E ALEMÁN PARA ADULTOS Desde 1. de noviembre próximo, y siguiendo la costumbre de años anteriores, se organizarán clases nocturnas del idioma alemán, para adultos, en el Colegio Alemán, Fortuny, 15. Las clases serán alternas, los lurtes, miércoles y viernes, de siete a ocho y de ocho a nueve. La enseñanza es gratuita; sólo se pagarán 25 pesetas, por derechos de Inscripción, para cada curso de tres meses. La matrícula puede hacerse en la Secretaría del mismo, los lunes, miércoles y, viernes, de cuatro a seis de la tarde. Ausserdem solí eine Hterarische Arbeitsgemeinschaft gebildet werden, zu der aber nur Teilnehmer zugelassen werden konnen, die die deutsche Sprache; behérrschen. Der Preis fuer diesen Kursus betra gt 50 pesetas. COLEGIO ALEMÁN ALMACENES Muebles. Plazos. Contado. Proveedores Real Institución Cooperativa Funcionarios, S. Bernardo, 2, Madrid ROLI j Lea usted Blanco y Negro 1404 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 401 -Aben- Shariar ha escapado, sin duda, burlando la vigilancia de los esbirros, y haciéndoles creer que ha perecido en el canal; Aben- Shariar ha roto decididamente con nosotros, y es necesario tener mucho cuidado con este hombre. CAPITULO X I entretanto La Leona, luchando con el furioso Levante, que levantaba el mar en movibles montañas que se precipitaban las unas sobre las otras. A la medianoche, el huracán empezó a ceder, la cerrazón fué rasgándose y, por último, a la madrugada el temporal había cesado completamente. Aben- Shariar tomó el rumbo hacia el centro del canal y se puso en caza. Lo que ansiaba era encontrar una galera de la República a quien vencer y a quien enviar con una carta al Consejo de los Diez. Pero en toda la extensión del mar no se veía un buque; para encontrarle, Aben- Shariar, con un valor que rayaba ya en temeridad, dirigió su rumbo hacia Venecia. Pero entraba el día y en ninguna dirección se veía una sola vela. Aben- Shariar prescindió ya de todo y se puso en demanda de las aguas del Adriático. Esto era provocar con un solo buque a Venecia. De repente, el atalaya gritó de lo alto del palo mayor: -Vela al Sudeste. Inmediatamente Abeii- Shariar tomó el. anteojo, y observó, la vela que había, aparecido, en. el. horizonte. Aben- Shariar lanzó un grito de alegría. Aquel bu- que. era una magnífica galera de dos, bandas de la República. Inmediatamente La Leona se preparó al combate; se rnetieron las piezas en batería, tomaron las ar- mas los doscientos corsarios que tripulaban la galeota y se cargaron las velas, maniobrando para ponerse en demanda del buque que se veía en el horizon- te, y se enarboló en el palo mayor la bandera de, sangre. Por su parte, la galera de Ir. República qupjhabía avistado, también al corsario, maniobraba, para entrarle en caza. ANIOBRABA r J- ¿Ít té 1 M cometa un pecado, yo no la perdonaré jamás; yo daré cuenta a Dios en mi día de por qué no la he perdonado. Así, pues habéis incurrido en una grave equivocación. Venecia no hará por el esposo de Estéfana Barbarigo lo que no haría por et esposo de doña María de Souza. Pero debo deciros que, en vez de ganar el Rey don Sebastián en el apreció de la República por el inmotivado y cruel re. pudio de su esposa, ha perdido mucho del aprecio que por él sentía la República. ¿Cómo puede, esperar Venecia el agradecimiento de un hombre que tan terribles pruebas da de ser desagradecido y egoísta? ¿Sabéis, señores, lo que el Rey don Sebastián debe a la noble mujer a quien repudia? Sin ella hubiera ierecido abandonado entre los cadáveres de; lal) ata- la de Alcazarquivir; sin ella, sin su amor sin su abnegación, no hubiera salido de África; ella por, él ha sacrificado su trono, ha abjurado de su religión, ha abandonado en ella las cenizas de sus padres, ha visto desvanecerse como humo sus inmensos tesoros invertidos en expediciones aventureras y ha sufrido cuanto puede sufrir una mujer digna, pura y valiente por el hombre de quien la ha hecho esposa su amor. Los portugueses, al clamar por su Rey, no deben rechazar a la mujer, a la noble criatura que a costa de sacrificios se lo ha conservado. Venecia, por su parte, hará lo que debe hacer; Venecia protegerá a la sultana Sayda Mirian, o doña María de Souza, como mejor queráis, y lá tomará y la toma leal y abiertamente bajo su protección, declarándolas a ella y a su hija hijas adoptivas de Venecia ¡Ah, sí! -El Rey don- S e b a s t i á n p e r ver samente desagradecido; y lo mismo que ha roto los vínculos de gratitud que le unían a su espiga, falf tara a la gratitud que debe; a Venecia, qije le repondrá en su trono; pero las cuestiones descorazón no son nunca las cuestiones de Gobierno; Venecia usará del. Rey don Sebastián como un soldado usa de un arma poderosa contra un enemigo terrible. Fe lipe II lo amenaza todo y. obliga a que se le ataqufc por todos los medios. Ahora bien: el objeto de mi conversación con vosotros, señores, no es ciertamen? te lo que liemos hablado hasta ahora, porque nada nos importan asuntos puramente particulares. Veamos. ¿Es realmente Gabriel de Espinosa el Rey xión f 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla