Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEÑORAS Sombreros fieltro e l e g a n t í s i m o s a 8 pesetas. M O N T E L E O N 35, primero derecha. AMAS DORADAS LAS M E J O R E EN L A RÁBAICA. 3 4 CALLE DE L A C A B E Z A 34 NEURASTENIA SANATORIO NEUROPAIJICO en K HISTERISMO I S I O O s I s Cara anfcnel Bajo Madrid) Tres pabellones independientes, cofa- jardines distintos. r atamiento m, odexBOS. Dos j n é d i e o s internos. director: Dr. G nzaío. B l a f o r a C A L L L s p L Ó P, É í E y É G A 5 5, M A Í) E l D De oro de ley, con 25 De plata, con 40 ft Toda señora- qoe, ¡aprecié el J uí: n orden d Chapeados, con 40 %i j Sogai 7- e interese por la. mdda puede recibir í orreo seguido- -un; NÚM ¡KCr DE PROPALiquidamos por c e s a c i ó n f íNBAYdoJJa interesante levista de modas 3 J o y e r í a Montera, 23. del hogar MONDE; ELEGANT (edición en español) Números mínimos de 40 páginas. Fi Aguas subterráneas gurines en colores. Cada número contiene uaa hoja Labores. Mensualmente una planilla cor I n v e s t i g a c i ó n y aumento 3 patrones tamaño natural. Varias entregas garantizados. A Moran, de novelas y de la obra Sistema de corte de Campomanes, 9, Madrid. v señoras Sana literatura. Informaciones giá. Seas, etc. etc. E n vuestro propio; in J álÉírece los días l. y 5 de cada me fSljf 60, 1 Semestre, teres, comerciantes en empañe 50 5 pesefas. para gastos 8 pesetas céntimos de correo Bicicletas, p e d í p f T jemplar de propaganda. RELOJES é bsepift á las lectoras de A B 38. MONTERA, 38. -MADRID D. talle núra la Manufacture F r a n- población provincia remite 50 céntimos en sellos para un e j e aise des Cycles, 54, kr de propaganda de MONDE ELEGANT rué d Hautpoul, París. Avenida Alfonso XIII 418, BARCELONA (sección fe rvpágandíli, PROPAGANDA fas y condiciones de Ciclos y accesorios a v 4 F Á B R I C A D SELLOS D QAUCKO V R Ó T U L O S ESMALTADOS Í E L L O S 1 0 6 T U L 0 S OE S E T i l 8 a 3 Ü 0 5 fECHADOSfS IHPRE TILLAS f IBAN C A T Á L O G O S IWAQA OCB 8 ftEB MT ClONISI 125 PTS. BICICLETAS BOUS Grandes partidas o c a s i ó n 3 4 y un metro c ú b i c o cinco ancho; precios fayprab- ljs. ¿Jorge Behrendt, A Apartádící 289; Madrid. 6 aumento cambio. A R D I D GEKOVA, 4 E x p o r t a c i ó n iprov fciasV; F 408 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ E L PASTELERO DE MADRIGAL 40 S aparecido en las aguas del Adriático; cruzad y cru- í zad procurando dar con él; si le encontráis, si os espera, si, dispara spbre. AyO S, contestad, afsmfuego; do vinieren a parlamento, ved si quien acude es m. on í, señor Pietro Mastta, o si no fuera 1, informaos de si está a bordo del corsario; sí no lo estuviere, conU cluíd el parlamento, volved a vuestra galera y con- i? tinuad el combate a todo trance; si encontráis a monseñor Pietro Mastta, entregadle de mi parte este pliego (y le dio uno que Ipmó de, sobre la mesa, ce? rrado con las armas de ia. República) -suplreaílle en -mi nombre que lo lea y, si después de haberle leído no pasa a bordo de vuestra galera y se viene con vos -a Venecia a presentarse a mí, concluid el ¿arlamen to, continuad el combate, y procurad traerme muerto o vivo a monseñor Pietro Mastta. Acerca de todo i esto, y suceda lo que sucediere, guardad un profunido sigilo, sb pena de ta traición, id, y procurad voh ér cuánto antes. I César Malatesta, sin contestar una sola, palabra, se inclinó y salió, dirigiéndose en una góndola al puer to y entrando a bordo de la magnífica galera San Pedro y San Pablo, que inmediatamente aparejó para levar anclas, se puso en franquía y se hizo a la mar. Esto acontecía poco después del amanecer, y efuan. do la mar, por consecuencia de la tormenta anterior, estaba aún fuertemente picada. Sabemos, pues, ya, por qué La Leona y da San. Pedro y San Pablo se entraban bravamente, cambian. do el fuego de sus piezas. Ya en una y otra galera 1 los proyectiles- habían causado alguna avería; cuándo fia San Pedro y San Pablo izó al tope de su palo mayor la bandera- blanca de- parlamento. -Aún sé me tiene en algo- -dijo Aben- Shariar. al ¿ver que la. Se Pedro y. San Pablo fedíajjarlanientn- ¡Fuera de los cañones y mi esquife al agua! -gritó. Inmediatamente cesó eb fuego y entrambas galeras i se pusieron a la capa; del costado de La Leona se sep a r ó un largo esquife- tripulado por doce hombres, en i eí cual se veía a Aben- Shariar, al mismo tiempo que jdel costado de la San Pedro y San Pablo se separaba otro esquife, tripulado por otros doce hombres y -eti. eLcualae veía de pfc asesar Malatesta. Los dos es quifes se encoj rarpri alfinen e l punto peró ocq desgJJ s 4 idifesfcidera. de parlamento; cuatr: ...BARBARIGO ESCALERAS... SE PERDIÓ P O R L A S OBSCURAS X ESTRECHAS Y como los dos buques hacían esfuerzos para encontrarse, como aquél era un reto aceptado, muy píoato- esravieíotí él ün Ó bajo él cañón del otro) se rompió el fuego y empezó el combate. Ptro la g ecta, a pe sar dehaber row el fuego, con-