Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 26 D EO C T U B R E D E 1929. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 7 futesa. L a desesperanza colectiva se traduce de la popularidad ni de la autoridad de vio examen de conciencia, juegan a debilicuando amenazaba con llevar el problema tar el Estado y la fuerza que ha de ampaen esa amenaza constante del comunismo. Este pueblo que sufre, como todo el que catrlanista al seno de l a Sociedad de N a- rarles del odio vindicativo de las masas su fre. me interesa sobremanera. me o l- ciones, y se le combate groseramente ¿or revolucionarias. Pero dejemos esto, que nos llevaría muy vido de que hizo sufrir. N o se cumplió- -fe- su oportunismo en política, su reputación lizmente- -el delenda Austria. de 1915. N i es tan grande y sobresale tanto su figura lejos, y volvamos al libro del Sr. Cambó. Donde el ilustre hombre público da madebe cumplirse jamás. L a austríaca es el en el mediocre sector político en que se destipo más perfecto, más depurado, de la raza envuelve, que nada de cuanto hace, dice o yores pruebas de sagacidad y de pensador es germánica. Posee cualidades ambidextras, escribe el ilustre ex ministro de Hacienda cuando analiza las ventajas momentáneas de igualmente fuertes, para la ciencia y el arte. deja de despertar vivísimo interés. Prué- las dictaduras y los males que acarrea. U n Conserva Austria mucha riqueza forestal, balo una vez más la expectación de que an- Gobierno dictatorial, dice el Sr. Cambó, por la libertad de acción puede dar un rendibastante agricultura, buena ganadería, toda- teriormente se h a hablado. ¿L a defrauda l a lectura de Las dictadu- miento mucho más copioso y rápido que un vía poca industria. Viena es- -sin vacilación- -la ciudad más bella, más completa, ras? Sinceramente creo que no. Se estará Parlamento. Es por esto que las dictaduras más proporcionada en la disposición de jar- conforme o disconforme con este libro, pero se caracterizan casi siempre por su eficacia, dines y palacios, la más espiritual que existe nadie que no esté dominado por la pasión que no quiere decir su acierto. E l ejemplo en Europa. Acaso en el mundo. Tiene su podrá regarle su gran. valor. L o hacen me- lo tenemos en España con el Estatuto mualma, que perdieron las gigantes colmenas ritísimo Ta claridad de su exposición y l a nicipal. Maura no pudo convertirlo en ley industriales y comerciales de Londres y objetividad con que el Sr. Cambó enjuicia después de dos años de intensísimo trabajo. las dictaduras. Lástima que flaquee en las L a dictadura, de una plumada, promulgó su Berlín. soluciones y que en algunas páginas el se- Estatuto. Pero ías dictaduras, aun aquellas Sobre el cuerpo doliente de este pueblo, ñor Cambó, excesivamente cerebral, y por que podríamos calificar de buenas, tienen de bello y sabio, se proyecta- -todavía- -la som- cerebral, cauto, haya puesto freno a su cor- mal que matan el espíritu público, que no bra política del imperio. N o satisfacen a to- tante pluma, lo que es causa de que en al- crean civismo, que es celo por el cumplidos las admirables nuevas leyes, de sentido gunas ocasiones no diga todo lo que piense, miento de los deberes que al ciudadano i m social. Buenos patriotas, pero con equivoca- y en otras diga tal vez lo que no piensa. pone la democracia. E l hombre tiene una nado patriotismo, pugnan por la vuelta al pa- Según el Sr. Cambó, las dictaduras sur- tural tendencia al egoísmo. sado, que no puede, que no debe volver. L a gen en los países cuyo porcentaje de analOtro mal grave de las dictaduras es la d i incomprensión hace no ver, en la esencia de fabetos es grandísimo; donde el comercio lo que se desplomó, la misma causa de la exterior es de escasa importancia y en los ficultad de substituirlas. L a política es un ruina. Pangermanismo, Imperio. Monarquía, de mayor mortalidad. Ejemplos: Portugal. arte, y, como todas las artes, tiene su técideales fatales. Tanto como la dictadura de! Grecia, España, Rusia, Yugoeslavia, Ita- nica, y ésta sólo se aprende con la experienproletariado. Y partida su alma en dos, la lia y Turquía. Rumania es una excepción. cia. Los Municipios son una excelente eshermosa Austria no ve el peligro. U n nuevo Los países de reducido número de anal- cuela para formar hombres de gobierno. De error, y l a piel de zapa, d e s u carta geográ- fabetos, de gran exportación y mucha h i- los Municipios pueden salir los buenos gofica, se encogería, se reduciría todavía mas. giene no tienen, no han tenido ni corren el bernantes. Pero l a inclinación irresistible del dictador a concentrar en sus manos todos riesgo de ser gobernados dictatoriamente. los resortes de autoridad, nombra los regiC. S A L D A R A Ejemplos: Alemania, Suiza, Inglaterra, Bél- dores. E l gobierno de los órganos intermeViena, octubre, 1929. gica, etc. dios entre el Municipio y el Estado es, asiEsto puede ser una coincidencia, un hecho mismo, una magnífica preparación de polítique mañana puede rectificar un golpe de Es- cos. Esta escuela superior de gobernantes es tado o una revolución, como ocurriera en también inexistente en un régimen de dicta LAS DICTADURAS Austria, que ha estado cinco meses, bajo dura, porque la dictadura no aparece, no puela dictadura comunista de Bcla- Kun. S i la de aparecer más que en un oaís unitario, y exportación, la higiene y la. escuela fueran centralizado. E n un país federal, l a dictadura U n libro del Sr. Cambó una muralla contra la dictadura, es de creer L a actividad del Sr. Cambó parécese a la que el occidente de! Europa de mayor civili- no puede existir. del volante de una máquina en marcha. A d- zación no se preocuparía gran cosa de las Esto último nos parece que es mucho ase ministra, como buen financiero, una porción amenazas del comunismo. De todas maneras gurar. Si en un país de régimen federativo de millones propios. Viaja. Tan pronto se pudo estallar una guerra civil tan cruenta encuentra en Berlín como en Madrid, en el argumento del Sr. Cambó, apovado con es- como la de Secesión de los Estados Unidos, Barcelona como en Grecia o Constantino- crupulosas estadísticas, no es despreciable. no acertamos a comprender, aun teniendo Pisa terreno más finn ¿el Sr. Cambó pla. H a surcado los mares desde Noruega en cuenta la civilidad de las democracias, por a Buenos Aires. Lleva la alta dirección de cuando observa que donde no hay ciudada, 1 a biblioteca Bernat Metge Sigue deteni- nía, donde los ciudadanos no se preocupan qué una federación no puede pasar por trandamente el curso de la política mundial. Lee de la cosa pública y no ejercen sus dere- ces que exijan la dictadura, cuando las dicmucho. Preside l a Chade. E s consejero chos políticos, es donde se está en inminente taduras, desde Roma a nuestros días, han de varias entidades económicas y acude nelisrro de tener dictadura. Véase el caso sido y son transitorias. U n o de los capítulos más interesantes del a sus reuniones. Asiste a conciertos y a re- de España. N o lo cita el Sr. Cambó, pero libro que comentamos es aquel en que el sepresentaciones de obras dramáticas selectas. no es- necesario. Emprende negocios e interesa en diversas L a demagogia es un factor propicio a la ñor Cambó aborda el problema de la substiexplotaciones industriales. Compra cuadros dictadura. L a insubordinación y barbarie tución de l a dictadura. ¿Cuál es el momento de finir las dictadude los grandes maestros, y a cada adquisi- sindicalista de Barcelona, donde germinó el ción discurre con profundo conocimiento golpe de Estado de 13 de septiembre, fa- ras? se pregunta el Sr. Cambó. Las que sobre pintura clásica. Inspira, con Duran cilitó este acto de indisciplina. Cierto. Pero encarnan una revolución, como la de T u r v Ventosa, La Ven de Catalunya; templa si el Sr. Cambó no fuera hombre de parti- quía, la de Italia y la de Rusia, son duradelos nervios y las fogosidades de Puig y C a- do, v al suyo no le alcanzara alguna respon- ras. L a s basadas en la vida de un hombre dafalch, y traza a su partido la línea de con- sabilidad en l a anarquía suelta de que fué terminan con la muerte de éste, con un producta a seguir a cada nueva modalidad de víctima Barcelona durante los cinco años nunciamiento que es lo peor que le puede la política española o a cada necesidad de la oue precedieron al 13 de septiembre, hu- ocurrir a un país, o con un gran fracaso catalana. A pesar de esta actividad multi- biese podido añadir que a la anarquía roja en el exterior o una grave crisis económica. forme, mareante y agotadora, aún le que- e precedió la anarquía blanca, y que 110 es E l caso de una dictadura, como la del geda tiempo al S r Cambó para escribir l i- de maravillar que los de abajo subviertan el neral Primo de Rivera, que prepara esponbros, y escribirlos bien, sobre problemas im- orden. de cosas establecido cuando los de táneamente su sucesión con la instauración porrintísimos. arribadlos que van bien en el machito, sin de. un nuevo régimen jurídico, no tiene preel menor instinto de conservación, sin pre- cedentes. L a dificultad más difícil de vencer E l último libro publicado por el Sr. Campara el general será la de hallar hombres de bó es Las dictaduras. De cuantos lleva esgobierno a quienes entregar el mando de l a critos el ilustre político catalán, éste de nación, por las razonas ya antes apuntadas, Las dictaduras es el que más expectación ha y en las que insiste el S r Cambó. causado. E n Barcelona, el día que se puso E n lo de dar soluciones al actual estado a la venía, que fué el Día de! Libro, se ven- M O N T E R A 6 dieion muchos miles de ejemplares. Se comde cosas es en lo que flaquea. el político, caprende esta expectación; Las dictaduras es, talán. en estos momentos, un título sugestivo. L a A C A D E M I A SAN J O S É Termina su libro con una recomendación: A I Í K N A L 25. materia puede ser rauv interesante, tanto P r e p a r a c i ó n 50 pts. H i j o s 3 e m i l i t a r 30 pts. el Sr. Cambó pide templanza y. generosidad más tratada por un político de la alta menpara la dictadura, una vez haya hecho dejaP R O F E S O R A DO C O M l K T E J Í T K talidad v de) prestigio del Sr. Cambó. Aunción del mando. que en Cataluña le van perdiendo el respeADOLFO M A R S I L L A C H to quienes más deberían venerarle; aunque el wambó de 1929 no goza entre los suyos Barcelona, octubre I929- Francisco Alvarea. -Uoiiülautina, 1 ACADEMIA GENERAL MILITAR f AMS SAH ISIDRO
 // Cambio Nodo4-Sevilla