Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Verdades y mentiras. I N V E N T O S MÁS O M E N O S E X T R A V A G A N T E S Y NOTICIAS D E COSAS E X T R A O R D I N A R I A S sos. L o sentiré. Habrá perdido uno; como escritor, esta ventajiiia de aderezar su prosa con décimas y cuartetas, como el matador de toros que se alivia y se tapa poniendo banderillas. Bien m i r a das las cosas, el arte de versificar encierra mucha mecánica. D e haber espacio disponible, pondría ejemplos de las cuatro reglas aritméticas aplicadas a la versificación. Pondré solamente el ejemplo de la adición o suma, tomándolo del T e n o r i o ¿De qué es nuestro amor, lucero? -D e acero. -Sesenta. ¡Y cinco! ¿D u r a r á un año, Vicenta? -J u s t o es, pues, que yo dé un brinco- -E n t o n c e s con g r a n ahinco saltaré a más y mejor, toda vez que es nuestro amor D e a 0,65. E n Pasadena (California) se le ocurrió a un constructor de muebles de mimbre fabricar u n sillón de 1 0 pies de altura para anunciar s u industria, algo así como esa alpargataza monstruo colgada a la puerta de una tienda -g- -en la calle M a y o r del pueblo, que hiere nuestra vista a u n kilómetro de distancia. Y vean ustedes el terrible MBMF KVi HHBt W H H M H drama de Doroty M a y niña de siete años, que, cansada de- M s C M U l o s 1 OL F i; v CM: m H H H iugar y correr, encuentra el M A IHHH HB H 1 1 n a- M H H R H k áÉ B H H H HBH- gigantesco mueble y pretende de quince anos de edad, B ieJ StSBM BK B M turales y vecinos de Bélgica H U H n H H H H H H vano estallar su altura y -x p o s i- H I f i H I H H I H I H M H I en ingente almoha HH i i I B B H H H BR sentarse v presentados la E 1 I B l H R F I- H H M E H W y r don. Debieron reírse mucho el cion de nore s de Chelsea, p a- H H B T g w n f Bk te J BHi H IBKi fotógrafo y de recen cosas: H B B Hlf Sta Estos arbohllos de laurel. r) e n R r f de de Inocentes, cuando a uno le ta la del que v banderillas a oler narivegejuguete lujo de perfumes v sal- SÍ H HB HH B H HfS HHHBi H i ll p i F K H HBPr l m B H HR H g B H H I HH r JK nH H H L 5 i1 M f l I L W H B H KI v ¿T B gi -TM TM i CaUSa 0 u e P? 1 hast a C intensidad dramática, la amarS ue hay en el fondo del perenne intento de descansar, UIa para una becerrada de j a r dineros: símbolo de los c a minos sinuosos por donde se frustrado ano tras ano. KAMIKO alcanzan los laureles; tapones del barro de que estamos flffi 5 HP HHtf J! H HHfe, r T Sj gLfVTJÍIJg. w g ss A r 3 MERINO l H H hechos, extraídos con los sac a c o r c h o s de la Botánica; CALCULADORA ingeniosa protesta de enclenques arbolillos que se burlan de las contorsiones y brutalidades del r a y o muellecillos de teleoyente galenista que busca en vano el punto sensible de la tierra... i C o n qué bullicio y algazara subirán las hormiguitas de la planta baja a disfrutar el paisaje que se abarca desde la copa, como estudiantinos ruidosos que suben del café a los billares por la escalera de caracol! T D ¡JM Vl HH H (Fotos Dailv Mirror Cuntieras- y Vilaseca. HV r HH E n l a Exposición de Cosas Prácticas, anteriormente aludida en esta sección y celebrada en Londres, ha sido presentada una máquina dé sumar y restar que realiza ambas operaciones vertical u horizontalmente, según se prefiera. Debe ser de suma utilidad para la confección de esos grandes cuadros estadísticos que se envían a la Gaceta, en demostración de que los ingresos han superado a los del trimestre anterior o de que las defunciones van de capa caída. Apenas queda operación han traído matemática que no pueda hacerse a máquina. V a siendo inútil saber de números, de igual modo que los pianos automáticos cierta laxitud y abandono en la práctica del DRAMA E N U N A C T O tecleo musical. E l mejor día os sorprenden los yanquis con la máquina de hacer ver g J N M VKStKK KtUtíBS
 // Cambio Nodo4-Sevilla