Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
donde se separan los dos brazos, está e! que así no conoció nunca la desventura final. padre a un Emperador... Era hijo de Emmonumento de María Teresa, y es el único Aquí debía descansar; pero descansa muy perador y nieto de Emperador; pero él no que merece este nombre de monumento. Casi lejos, porque fué tan desgraciada que hasta fué nada. Le llamaron el aguilucho; pero no todos los restantes son cajas de hierro o de tuvo la desdicha de vivir muchos años y fué ni aun eso... cinc colocadas en pedestales más o menos murió cuando ya no había emperadores rii Aquí, en la mansión de la muerte, los han elevados, y muchas sin pedestal alguno, archiduques. unido unas manos piadosas: pero en la vida amontonadas en un rincón, no hubo manos piadosas que como trastos inservibles en los unieran. La madre olviun desván. Así la de aquel dó pronto que tenía un hijo; pobre Maximiliano de Mée abuelo no lo olvidó. Guarjico. dó siempre en su pensamiento a aquel retoño; pero no Están aquí sus cenizas enpara cuidarlo con riegos suatre las de otros archiduques, ves y ojeadas de sol, sino y su sarcófago sólo se difepara desencadenar sobre su rencia de los de éstos en que naturaleza débil el huracán luce sobre el epitafio la side todas las pasiones, y el hulueta, recortada en cobre, de racán lo quebró pronto. Su una corona imperial. ¡Pobre frente nació empañada con corona imperial, que fué de horrible pecado original, el espinas sobre su frente! ¡Y pecado de llamarse Napopobre frente, en la que nació león pero la tumba está purun nensamiento último y las gada de ese estigma, porque balas se lo mataron a mitad en ella sólo se grabaron los del camino, cuando bajaba nombres menos temibles de hacia los labios! Yo no reJosé, Carlos, Francisco... cuerdo una frase final frente a la muerte con mayor Hay varios túmulos de ememoción, que esta palabra peradores con angelotes y postrera de Maximiliano de trofeos bélicos labrados en Méjico. Y sólo dijo: Hommármol y en bronce; pero se bre... A s í en e s p a ñ o l ocultan en un rincón, entre ¡Hombre... sombras y paredones deslu Luz... más luz... ¿Es CORREDOR A L A D E S E C H A D E LA ENTRADA. VISTA TOMADA EN DIRECCIÓN cidos. preciso... Sí, es preciso. Sólo la gloria que coroA L MONUMENTO D E MARÍA TERESA Parecen frases preparadas y na ja tumba de María TeFrente a la tumba de María Teresa hay resa emerge triunfal entre el desordenado dichas con un soberano esfuerzo de la voluntad, del deseo del bien morir sobre e! temor tres sarcófagos juntos. Los unieron manos hacinamiento de sarcófagos férreos, porque del más allá próximo. Maximiliano quiso piadosas porque desearían que no se separa- hasta en esta mansión del olvido, y aun endecir algo por última vez, una cosa natural, ran en la muerte los que la vida y la carne tre nombres que igualmente un día se cresencilla, y la lucecita de aquel pensamiento habían unido con lazos tan apretados: tan yeron el eje del mundo, la vanidad humana se le encendió tras 5 frente, pero se la apa- apretados, que fueron los tres un padre y supo establecer diferencias. a gó una bala, como er. los juegos del circo... una hija y un hijo de esta hija. El padre Aquí, a su lado, debía descansar también la era un Emperador de los austríacos, y se MARIANO TOMAS desgraciada Emperatriz Carlota, aquella a llamaba Francisco I: la hija, una Emperaquien robaron la razón las desventuras de triz de los franceses, y se nombraba María su esposo, y acaso fué mejor para ella, por- Luisa: e! hijo de la hija tenía también por Fotos Osterreichisehe. RINCÓN DONDE SE AGRUPAN LOS SARCÓFAGOS D E LOS ÚLTIMOS ARCHIDUQUES. FÉRETROS D E LAS VICTIMAS D E L ATENTADO D E SARAJEVO (i) FÉRETRO D E MAXIMILIANO, D E MÉJICO EN E L CENTRO, L A TUMBA D E ERANCíSCO I, Y A SUS LADOS LOS D E SXI HIJA LA EMPERATRIZ MARIS LUISA Y D E SU NIETO NAPOLEÓN II
 // Cambio Nodo4-Sevilla