Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 29 DE DE ia. 9 9 OCTUBRE NUMERO 10 C T S SUELTO, F U N D A D O E L i. D E JUNIO D E 1905 POR D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A ABC D I A R I O ILUSTRA- DO. AÑO VIGÉ SIMO Q U INT O N. 18.374 EL PRECIO ACEITE DEL Importante asamblea olivarera M a d r i d 28, 6 tarde. E l anuncio de una gran cosecha de aceite, que llega en momentos en que muchos cosecheros tienen aún almacenada parte de la anterior, hace temer a la industria olivarera una grave crisis, a la que la Asociación de Olivareros trata de acudir con los remedios propuestos a una asamblea general, reunida hoy en el Ateneo de Madrid, con asistencia de más de 300 representantes. Las soluciones sometidas a deliberación son muchas y extensas, y ellas mismas aclararán la situación del problema. De ellas extractamos los principales fundamentos. Empieza diciendo la ponencia: L a crisis de la industria olivarera obedece a causas que rebasan las fronteras nacionales y atañer! a todas las naciones olivareras mediterráneas. Es un problema que comprende a España, Italia, Grecia y Turquía, sin excluir a Francia por el singular aumento de sus cosechas en los Protectorados de Túnez y Argel. Como en el fondo es un problema, de consumo universal, su repercusión alcanza a todos los países olivareros, y de ellos ha de surgir una política común, que se proponga resolverle. Trata de las causas circunstanciales de dicha crisis, que son: el sobrante de existencia la terrible competencia que fuera de. España representan para el aceite de oliva los de semilla oleaginosas; la contracción monmentánea de la demanda al no adquirir el comercio más cantidades que las imprescindibles para la venta diaria; el aumento de producción (no inferior a un 8 de aceites de orujos de aceituna, que ilegalmente se dedican al consumo. Los aceites de oliva que, bajo la denominación de refinados ofrecen al público, dan la. impresión a éste de que se trata de algo más fino, exquisito o selecto, cuando en realidad se trata de productos regenerados o rectificados. Estos aceites sin: color, olor, ni sabor, i n vaden el consumo con detrimento de los aceites puros atúrales y aun de los finos de o l i va, únicos que reúnen las máximas condiciones higiénicas y nutritivas, que no pueden competir en precios con los regenerados, pero que son víctimas de la confusión en el mercado. Otras de las causas circunstanciales son: el régimen de admisión temporal de aceites de oliva extranjeros, llegándose a sospechar que el producto introducido pudiera ser de semilla, o de orujos, o mezclado con éstos; la multiplicidad y confusión de las disposiciones que representan gravámenes, la importación de semillas oleaginosas, para la i n dustria, con una casi franquicia, en perjuicio del aceite de orujo; la importación de aceites extranjeros de origen mineral y animal, que han desplazado al de oliva en el alumbrado y como lubrificante; la carestía de transportes y las grandes necesidades de numerario del agricultor olivarero para atender a ios gastos de cultivo y recolección, que le obligan frecuentemente a vender aun antes de cosechar el fruto, lo que motiva un exceso de oferta que favorece, cuando no provoca, la baja del precio, ción del aceite en las granjas y los transM e d i d a s propuestas portes por ferrocarril. P a r a éstos últimos i n L a ponencia propone las siguientes medicó la previa rebaja del costo de la exdidas: plotación de las líneas, a fin de que el aceite Formación de estadísticas y datos para, coy todos los demás productos puedan ser; nocer l a producción y la cotización mundial; transportados más baratos. confiar exclusivamente a los olivareros orga- E l Sr. Ruiz Santaella planteó con su disnizados la propaganda general del aceite puro curso uno de los problemas fundamentales de oliva destinado a la exportación, y amde la industria olivarera: acostumbrado el pliar los medios con que se cuenta para d i gusto del extranjero al aceite refinado, ¿decha propaganda; requerir el dictamen de las be España exportar su aceite así preparado, primeras autoridades en Medicina acerca de o conviene seguir enviando aceite puro de las excelencias higiénicas y alimenticias, oliva sin refinar? cuando no terapéuticas, del aceite puro naL a refinación hace perder al aceite el gustural de oliva, y, sobre todo, en relación con to, color y sabor, pero así lo quiere el conlas demás grasas de procedencia vegetal y sumidor en América. E l Sr. Ruiz Santaella animal, publicando todas esas valiosas opiopta por exportar aceite refinado, pues Itaniones profusamente dentro y fuera de E s lia, que compra nuestras cosechas, crea capaña; prohibir la fabricación de aceite de da día nuevas refinerías exentas de tributos cacahuete importado, y exigir la desnaturay con el auxilio del Estado. lización de los destinados a usos industriaCree que muchos confunden en España les, pero susceptibles de mezclarse al de oliel aceite refinado con el regenerado. E l p r i v a prohibir la denominación para el comero es el reducido simplemente a una gramercio interior de aceite refinado de oliduación acida nula. Hace una propuesta en el va y obligar a que se sustituya, por la de sentido de su discurso. L a Asamblea se pro aceite regenerado y rectificado de oliva nunció, en general, en contra del Sr. R u i z indicando claramente en los envases, y en Santaella. general, en el comercio esta procedencia. E l Sr. Zurita explicó lo que ocurre a esté respecto. E n España, merced a las refineEstando prohibido el destino del aceite de rías, j i u e transforman el producto, hemos orujo para la alimentación se pide se interingerrao el año pasado 40.000.000 de kilos venga su fabricación con las mismas garande aceite dé orujo, cuyo consumo para l a tías que para los alcoholes industriales. También se pide que el régimen de admi- alimentación está prohibido. H a y que salvar, el buen nombre del verdadero aceite espasiones temporales sólo se utilice en los puerñol en el extranjero, mediante una propatos francos; que se estimule la organización ganda, que cueste cuarenta- millones de pede cooperativas de transformación del frusetas en diez años, a diez céntimos por arroto, y, sobre todo de venta del producto; i m ba. Los olivareros se revelan contra los replantación de un régimen de exportación dotado de las mayores libertades; amplia- finados, porque estos aceites son el vehículo de todas las mezclas, y ya no se ingiere, ción de la exención de la contribución i n en América aceite, sino verdaderas drogas. dustrial a los cosecheros, haciéndola extenL a ruina del comercio de aceite español son siva a cooperativas para la venta directa o las falsificaciones. ¿Qué hacer? Salvar el la exportación del aceite elaborado por sus comercio americano, haciendo el gusto al socios; consumo obligatorio del aceite de consumidor, que está estragado N o vaoliva o del dé orujo para alumbrado, indusmos contra las refinerías, sino contra las trias y jabones, y én las compañías naviemezclas, pues es mundial el hecho de que el ras, M a r i n a de guerra, etc. ¿imitación del uso de aceites importados a la Farmacopea productor esté a favor del aceite y el co- y jabones de perfumería; que se. obligue a merciante a favor de las mezclas. H a y que ir a la distinción del aceite, en su nomenclaSos fabricantes de jabón a troquelar en las tura de lo que puede ser cosa nociva, y asi piezas el porcentaje de ácido graso que lo entienden también en Italia, Grecia y, contienen; aplicación al aceite de las tariTúnez. fas de transporte del vino, y modificación de la Comisión mixta del aceite. Habla después el Sr. Jiménez sobre algunos extremos generales. D. Jaime Oriol pronunció un discurso, de Primera sesión de la Asamblea correctos y razonados términos. H a y que ir- -dijo- -contra los llamados aceites, que Comenzó a las diez de la mañana. L a no tienen olor, color, n i sabor de aceite de Mesa estaba compuesta por el presidente de oliva. Defendamos la completa libertad de la Asociación, Sr. Solís; vicepresidente, compra de aceite en España y la baja de marqués de la Hermida y Valenzuela; secrelos fletes. S i el ideal fuera la refinación, tario Sr. Cruz V a l e r o secretario de la que mata los valores característicos, ¿quién Asociación de Agricultores, Cánovas del consumiría en adelante el aceite español? Castillo, y señores Obando, Vázquez de P a Luchemos con el comerciante, juntos; éste, blo, Viedma, Alcalá, Vacas García, Sotomaa mezclar y vender barato; nosotros, a yor, Díaz del Moral, marqués de la Guaraprontar nuestro buen aceite. dia y Varó A r i z a Créese una Lonja, y nuestra información EÍ presidente pronunció palabras de sadiaria para conocer los precios extranjeros, lutación y el Sr. Cánovas leyó las cony vayamos a una mezcla de garantía de oriclusiones. gen, como Suiza, con sus quesos. H a y que Empezó la discusión con un discurso del crear una cooperativa, o mejor, una socieSr. Ber, n 4 údez de Cañete, quien, después de dad anónima, para dirigir la exportación de intentar explicar el problema con un tecaceite, con su color, sabor y buena presennicismo financiero que la Asamblea juzgó extación, continuada por la Asociación de O l i cesivo y isüera de momento, pidió concretamente redacción de nuevos proyectos comer- vareros. E l Sr. Cruz Santaella puso de manifiesciales con Hispanoamérica, pues; sólo existo los errores del Sr. Ruiz Santaella; uno ten tres: Brasil, Paraguay y Cuba, y estude ellos el de decir que el refinado tiene l a dió de los gastos que encarecen la producr
 // Cambio Nodo4-Sevilla