Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sombreros fieltro elegantísimos, a, 8 pesetas. MONTELEON, 35, primero derecha. B e lleza y endü- r ecimiento en dos meses con P I L D O R A S C I R C A S I A N A S 6 ptas. frasco. Farmacias. Mandando 6,50 ptas. giro postal o reembolso, no admito sellos, a Dr. Miguel Pous, Apartado 481, Barcelona, remítese, reservadamente certificado. Muestra gratis para convencimiento éxito. SEÑORA S EL SINDICO PECHOS y clasificadores del gremio de embutidos, tarifa pri mera, clase octava, epígrafe 22, casco, notifican a sus agremiados que desde el día de mañana, y por plazo de quince días, se hallarán expuestas las listas del reparto de cuotas, de tres y media a cuatro y media, en la calle de San Millán, 5. Pudiendo hacer las reclamaciones en el plazo de quince días, por escrito, ante la Administración de rentas, Montalbán, 6, el que se crea perjudicado. cocina completas, únicas, 30 pesetas. Ajuar, cafeteras, m i l útiles domésticos. Precios baratos. Marín, 12, plaza de Herradores, 12. E l mejor aparato eléctrico, reproductor de música y voz humana. Potencia y pureza i n igualadas. Indispensable en c i nes cafés, bares salones de baile, etc. y, en general, en locales grandes que precisen orquesta. Funciona con tres altavoces de potencia. Precio, desde 975 pesetas, completo, para funcionar. Facilidad dé adquisición a plazos pequeños. No comprar sin conocer nuestras condiciones de venta. Manufacturas de aparatos Toledo Airosas, 5, Toledo. UNA MARAVILLA! volquetes. Grandes partidas ocasión, 3 4 y un metro cúbico, cinco ancho. Precios favorables. Jorge Behrendt, Apartado 289, Madrid. F A B R I C A D E CERÁMICA, situada en Viana do Castelo (Portugal) ocupando los edificios y terrenos un área de 195.000 metros cuadrados, c o n yacimientos de c a o Un, arcillas y gres para la fabricación de porcelanas, ladrillos comunes, refractarios, vidriados, etc. etc. D i r i gid propuestas al Banco Comercial do Porto, en Oporto (Portugal) VÉNDESE ULTIMAS NOVEDADES E N ABRIGOS, JERSEYS, TRAJES DE PUNTO INGLES, CAMISETAS, P A N T A L O N E S B R A G A S P A J A S R O D I L L E R A S TOQUILLONES, M A N T A S C O L C H A S Y T R A J E S A F E L P A D O S E S P E C I A L I D A D E N ROP 1 TA I N T E RIOR P A R A N K O S MUCHÍSIMOS ARTÍCULOS P R O P I O S P A R A L A ESTACIÓN D E I N V I E R N O Plaza del Ángel, 9, y en la Sucursal de Atocha, 30. ALMACENES Muebles. Plazos. Contado. Proveedores Real Institución Cooperativa Funcionarios. S. Bernardo, 2, Madrid ROLI 426 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 427, desde el día en que se apartó de nosotros, y ninguna noticia suya hemos tenido hasta ahora, que te presentas tú trayendo en el dedo del corazón de la mano derecha la esmeralda rodeada de rubíes, que es el signo de dominio de los Karuk. Así, pues, nosotros te reconocemos por nuestro señor, te respetamos y teobedecemos. -Llevadme, pues, a la presencia de la hermosa Krasna- -dijo Kaivar poniéndose de nuevo la manopla y empuñando su fuerte lanza. -L a hermosa K r a s n a ama a la luna, y vaga por el bosque mientras la luna brilla en los cielos; nos- otros, señor, no sabemos dónde Krasna está. Kaivar no. contestó; pero desmontó, entregó su. caballo y su lanza a uno de los esclavos, y acercándose a Nossur le d i j o -L o que vamos a hablar no debe oírlo más que el aire de la noche; apártate conmigo y hablemos donde de nadie podamos ser escuchados. Y saliendo del sendero, se entró por entre los árboles. Nossur le siguió, y cuando estuvieron en una espesura, K a i v a r se detuvo y d i j o -Cuando una mujer deja atrás sus esclavos y adelanta sola después de haber mandado a sus esclavos que no la sigan, es porque no quiere hacer a sus esclavos testigo de sus acciones. ¿Y qué otra cosa puede ocultar una mujer como Krasna más que un amor que pueda avergonzarla? Krasna ama sin duda a un hombre indigno de ella, y tú debes conocer a ese hombre, porque un esclavo conoce sin quererlo los secretos de su señor. -T ú posees la esmeralda rodeada de rubíes y debes saberlo todo- -dijo N o s s u r- yo voy a revelarte lo que sé, lo que en silencio he averiguado por amor a mi señora. Krasna ama: ama a un griego corsario desde hace mucho tiempo, y desde hace mucho tiempo t o d a s l a s noches en aue brilla la luna sale de su morada en el momento en que la luna aparece en el Oriente, llega con nosotros hasta el sitio donde nos has encontrado, nos manda esperar, se pierde a lo largo del tortuoso sendero y no vuelve a aparecer hasta que la luna se sepulta en el Occidente. -K r a s n a se ha olvidado de lo que debe a su alti- va progenie, partiendo su amor: con el de un hijo de la raza vencida- -dijo lúgubremente Kaivar. -Estanislao Kanmo es un héroe terror de los mares- -dijo profundamente N o s s u r- es hermoso como el sol cuando aparece en una clara mañana de la estación de las flores, y sus tesoros son tantos, que puede rodear de naves la isla de Corfú. -L o s fuertes n o s o n fuertes sino porque Dios lo quiere; los hombres aue son hermosos como una mujer no pueden ser héroes; el héroe vive para el combate y para la gloria, y el polvo del campo de batalla o el huracán de los mares destruyen la hermosura, que sólo sirve para excitar el amor afeminado, de las mujeres impuras. L a tártara hija de la raza K a r u k encuentra únicamente la hermosura en el rostro del hombre en quien la costumbre de exterminar ha dejado impresa la expresión del exterminio y la lívida palidez de la muerte; Kanmo morirá por el amor de Krasna, como muere el imprudente que bebe un tósigo, y K r a s n a perecerá, o v i virá avergonzada de sí misma, indigna de ser la hija, la esposa y la madre del héroe tártaro. Tú, que has sorprendido los amores de tu señora, ponte sobre el rastro de su huella y guíame. hasta el lugar solitario donde Krasna y Kanmo ocultan entre el misterio y el silencio de la noche sus vergonzosos amores. Kaivar hizo con su brazo cubierto de hierro una señal de marcha, y Nossur, sin contestar una palabra, partió, atravesando el bosque, saliendo al sendero por el mismo sitio donde al pie de un árbol había estado reclinada Krasna, y se detuvo en aquel lugar. ¿Alcanza tu vista a ver a la luz de la luna la hierba doblegada y marchita que- deja- conocer que sobre ella ha pesado durante algún tiempo un cuerpo humano? -S í- -d i j o K a i v a r- mis ojos son perspicaces como. los de, un águila ¿Percibes una leve fragancia. deliciosa, que hace recordar. Ja- fragancia que se exhala ¡del hermosísimo cuerpo de Krasna? -Y o no aspiro más que el olor de la sangre de a carne despedazada- -dijo K a i v a r- el perfume de las mujeres sólo lo perciben los débiles esclavos que se adormecen a sus nies. 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla