Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 30 D E O C T U B R E D E 19 2 g. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. 1 A E Su Majestad la Reina visita el hospital de la Cruz Roja. Los infantes doña Beatriz, doña Cristina y don Jaime visitan la carabela Santa María y el pabellón de Marina. E l Rey de cacería. Su Majestad la Reina visita el hospital de la Cruz Roja A las diez y media de la mañana salió ayer, en automóvil, S. M la Reina, acompañada de la condesa del Puerto, dirigiéndose a la ronda de Capuchinos, para visitar el Dispensario- Clíiijca Victoria Eugenia, vulgarmente conocido por el hospital de la Cruz Roja. A la entrada del edificio fué recibida por S. A R. la infanta doña Luisa, presidenta de la Cruz Roja en Sevilla; por sus augustas hijas las princesas doña Mercedes y doña Dolores; la infanta doña Beatriz de Sajonia, los duques de la V i c toria, el comisario regio en Sevilla, don Joaquín H a z a ñ a s la Junta de Damas, representada por las señoras de Urcola, de Bilbao y de D u r a n la superiora del establecimiento, sor Josefina; el director, don Francisco Galnares, y los demás médicos, las damas enfermeras señora de Sarasúa, señoritas Zbikowski, Bustillo y otras. L a Reina y las infantas fueron obsequiadas con hermosos ramos de flores. Su Majestad pasó primeramente a la capilla, y después visitó el Dispensario, en el que se halla un niño paralítico, cuyo i n greso había sido recomendado por la misma Reina y por el que doña Victoria se interesó vivamente, siendo objeto por parte de la madre de la infeliz criaturita, que estaba a su lado, de conmovedoras demostraciones de gratitud. Visitó a continuación el laboratorio, el nuevo pabellón de Medicina, no inaugurarado aún oficialmente, y el pabellón de enfermos, conversando afablemente con casi todos, consolándolos y animá dolos con cariñosas frases. F u é uno de ellos el matador de toros Julio García (Palmcño) que se halla en dicho establecimiento curándose de la cornada que sufrió en la última corrida que toreó en nuestra plaza, y de la que se encuentra ya casi convaleciente. Su Majestad le animó con bondadosas palabras, diciéndole que confiara en que su total restablecimiento estaba ya muy próximo. Cerca de las doce se retiró dc ña Victoria, entre las aclamaciones de- los conva- lecientes, que se hallaban en las galerías y en los jardines, y siendo acompañada y despedida en la puerta por las mismas personas que la recibieron. A l subir al automóvil, numerosísimo público, que se había estacionado ante el edificio, vitoreó y aplaudió a la Reina hasta que el automóvil se perdió de vista. Los infantes doña Beatriz, doña Cristina y don Jaime visitan la carabela Santa María Los infantes doña Beatriz, doña Cristina y D Jaime, se dirigieron desde Palacio a la carabela Santa María, acompañados de varios palatinos. E n la escala de acceso a la carabela esperaba el comandante de la Santa María, señor Guillen. A la vista de los infantes, la marinería, que cubría las vergas, repitió hasta el n ú m e ro reglamentario de veces el V i v a el Rey, de Castilla por mar y por tierra Seguidamente fué izado el estandarte de infante. Antes de entrar a bordo las augustas personas, el comandante, Sr. Guillen, rindió el bastón de mando, rompiéndolo en dos pedazos, que entregó a las infantas doña Beatriz y doña Cristina, siguiendo con ello una galante costumbre de la época. Inmediatamente les dio a probar el pan y la sal en unas escudillas. E l comandante de la carabela saludó a los infantes con las tradicionales palabras: B i e n venidos sean a la nao los señores infantes de Castilla y buena compaña. S E V I L L A E N L A C A R A B E L A S A N T A MARÍA y. vr SUS ALTEZAS REALES LOS INFANTES DOÑA BEATRIZ, DOÑA MARÍA CRISTINA, (FOTO Y DON JAIME, VISITAN LA REPRODUCCIÓN DEL HISTÓRICO BUQUE SERRANQ)
 // Cambio Nodo4-Sevilla