Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 30 D E O C T U B R E D E 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 23. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E M A D R I D M a d r i d al día. Regreso de Infantes. E l señor Marín Lázaro académico. D o s amantes se acometen a tiros y a cuchilladas. Noticias e i n formaciones diversas. M a d r i d al día E l almanaque dijo ayer que era el penúltimo día de octubre, el termómetro replicó con un n o el barómetro con un ¿qué sé y o? y la madrileña grey con un ¡adelante con los faroles! Mientras dura este tiempo, vida y dulzura, y que nos quiten lo bailado. Además, la epidemia, o lo que fuese, de parálisis infantil, se ha contenido. Hemos sido buenos, y por la docilidad el. éxito sanitario ha puesto en precipitada fuga al pánico. Quédese éste para la Bolsa de Nueva York, donde parece que se reprodujo ayer en. proporciones formidables; y que ahí nos los den todos, según expresión de los catecúmenos de Bolsas y bolsines. Terminó sus sesiones la Asamblea O l i varera. Las conclusiones votadas consignan las medidas que, según los productores, deben adoptarse oficialmente para proteger a la industria, que se ve con una cosecha enorme, y l a anterior fué morrocotuda. A l caidillas entonadas en la sesión matinal, que va a ver dos empréstitos más, a l a mayor gloria y mejora de la v i l l a alineación de calles céntricas y de postín, etc. y que ya hay contestación de la Empresa de la nueva plaza de toros acerca de las obras de acceso. Y a falta menos para... empezar a discutir y abrir un expediente de altura, anchura y largura. No se habló, o no se oyó hablar, de política. De la vida cultural, un recital de canciones españolas y extranjeras por una cantora palentina, en el Círculo de Bellas Artes. L a comida de las fieras: un crimen, del que resultó muerto su autor, después de herir gravemente a una mujer y disparar contra un agente de la autoridad, que a su vez hubo de hacer uso de su arma de fuego contra su agresor. Página de las más vulgares y repugnantes, y con gente de vida irregular como protagonista. Novedades escénicas, un teatro que se cierra. E s o es madrugar, y lo demás esperar columoiándose. -Aemecc. D o s amantes se acometen a tiros y a cuchilladas Madrid 30, 2 madrugada. Ayer tarde, a primera hora, se desarrolló en la casa número 3 de la calle Tortosa, un sangriento suceso, del que han resultado víctimas un hombre y una mujer. E n el piso principal de la mencionada casa, -letra C, vivía Tomasa Ramos Calvo, de veinticinco años, soltera y natural de B a dajos, la cual, desde hace algún tiempo, sostenía relaciones amorosas con un fetograbador, Luis Feijóo Pérez, de treinta y siete años, natural de Madrid y con domicilio en la calle de Ví. lliciergo número 4. Parece que, debido al carácter, un poco violento, de Tomasa, entre los amantes se suscitaban algunas reyertas, que se intensificaron al enterarse ella de que Luis era casado. Esto motivó también el que ella le propusiera terminar las relaciones. E n su domicilio tenía Tomasa un revólver y una navaja de pequeñas. dimensiones. i. a p r i m e r a versión A mediodía de ay; er se suscitó entre los amantes, por el motivo de siempre, una reyerta, que adquirió tales caracteres, que ambos amantes vinieron a las manos. E l l a con el objeto de defenderse de la agresión de Luis, empuñó el revólver y disparó sobre el fotograbador; pero él disparo no hizoblanco. Los dos empezaron entonces a forcejear. Durante la lucha, él logró arrebatar a ella el arma, con la que hizo tres disparos sobre la mujer, que, al sentirse he rida, tuvo fuerzas para dirigirse a un mueble próximo y apoderarse de la navaja, con la que intentó herir a Luis. De nuevo forcejearon, y otra vez él volvió a arrebatarle el arma, con la que asestó a Tomasa dos golpes. A l oir los disparos, acudieron a la casa varios vecinos, que en vano trataron, en los primeros momentos, de separarlos, pues era grande el ensañamiento con que se acometían. P o r fin lograron distanciarles los guardias de Seguridad números 811, 804 y 857, que se vieron precisados a sostener con ambos una verdadera lucha. Luis, que había perdido todo el dominio de sí mismo, al advertir- la presencia de los guardias, intentó arrojarse por una ventana, pero los representantes de la autoridad se lo impidieron. Entonces él, ciego ya de furor, les hizo frente, primero con un hacha, que le fué arrebatada; después con un cuchillo, y con un martillo finalmente. L a contienda tomaba caracteres tan peligrosos para los guardias, que uno de ellos se vio precisado a disparar. su revólver sobre el agresor, el cual cayó al suelo herido. L o s heridos P o r fin, una vez reducidos a la obediencia los amantes, se les trasladó a la clínica de urgencia del Consultorio Médico- quirúrgico establecido en la calle Tortosa, número i o donde los doctores Sres. González Hedo, Fraile y Antúñez, con el practicante Sr. Cortina, apreciaron a Tomasa dos heridas de arma blanca: una, de 15 centímetros de extensión, en la región lateral izquierda del cuello, y otra en- la cara anterior del muslo derecho, y tres heridas de arma de fuego, una en el antebrazo i z quierdo, otra en el tercio superior del brazo del mismo lado y la tercera en el sexto espacio intercostal, sin orificio de salida. Su estado se calificó de muy grave. A Luis le fué apreciada una herida grave por arma de fuego en la región lumbar, sin orificio de salida, que interesa la cavidad abdominal. Después de asistidos fueron trasladados al Equipo quirúrgico del distrito del Centro, donde se constituyó el Juzgado d guardia, que les tomó declaraciones. También tomó declaración el juez a varios testigos del suceso y al guardia de Seguridad autor del disparo, el cual parece manifestó que lo hizo en legítima defensa y para evitar la agresión de que Luis les quería hacer víctimas. O t r a referencia E l guardia autor del disparo, el número 857, Tomás Fernández Vicente, de la Comisaría del Hospital, se hallaba en el mencionado Centro cuando otro guardia, también de Seguridad, se presentó: en él para requerir el auxilio de dos compañeros, porque en la calle de Tortosa habían hecho disparos sobre una mujer. Tomás Fernández, en unión del 845, Antonio Varó, y del que había dado el aviso, llegó a la casa del suceso cuando ya no estaba en ella Tomasa, porque se la habían llevado los vecinos a l a Casa de Socorro pero en la vivienda permanecía aún Luis Feijóo, el cual, con el revólver amartillado, i m p e- día la entrada a cuantos pretendían penetrar en la casa. Los guardias le intimaron para que abriera la puerta, pero él se negó a hacerlo, no obstante haber sido requerido varias veces. Como en el interior de la viyienda se h a llaban algunos familiares de Tomasa, a los que amenazaba Luis, los guardias, alarmados, le conminaron enérgicamente para que abriera. pero Luis, en vez de obedecer la orden, pasó del comedor, donde se hallaba, a una alcoba, de la que abrió una ventana que da a un patio, y, sacando el brazo por ella, armado del revólver, hizo un disparo, a través de dicho patio, sobre el. guardia 857, cuyo capote resultó agujereado. E l guardia, entonces, que a su vez se hallaba con el revólver en la mano, respondió, asustado, con otro, y Luis resultó herido. M i e n tras, los otros dos guardias lograron entrar en la vivienda, sujetar al agresor y reducirle. L o que dicen Jos parientes de T o m a s a E l relato que han hecho los parientes de Tomasa difiere en algunos puntos de l a primera versión que del suceso se ha obtenido. U n a hermana de Tomasa, llamada Florentina Ramos, manifestó que los amantes llevaban c u a t p años de relaciones, a las que Tomasa pretendía poner término, por haberse enterado del estado civil de Luis. Esta tarde llegó éste a la casa, y, cuando estaban sentados a la mesa con T o masa, Florentina advirtió en su rostro cierta anormalidad, que le hizo notar al mismo interesado, y entonces éste l a envió fuera de la habitación con unos clavos para colgar unos cuadros. L o mismo hizo con la madre de Tomasa, Vicenta Calvo Moreno, a la que dijo que fuera a la cocina por unas herramientas. Regreso de infantes Madrid 29, 6 tarde. Procedentes del Mediodía de Francia han llegado a M a drid Sus Altezas los infantes D. Fernando y doña María Luisa de Baviera. E l S r Marín Lázaro, académico Madrid 29, 11 noche. Celebró sesión la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, bajo la presidencia de su director, don Joaquín Sánchez de Toca. Asistieron los académicos señores conde de Lizárraga, Montejo, Alcalá Zamora, G o i coechea, Argente, marqués de Lerna, conde de Torreanaz, Ureña, Palacios, Posada, D e Diego, Redonct, Pujol, López Muñoz, Núñez, Zaragüeta, Pons, Aznar (D S. Royo ¡Villanova, Arnaiz y Palacios (D L. Se procedió a cubrir la vacante de académico de número producida por haber aplazado la presentación de su discurso el ex ministro D. Manuel González Hontoria, resultando elegido por unanimidad para ocuparla el ex director de Administración local y ex diputado D Rafael Marín Lázaro. CARME! DE PABLO T i e n e e ¡h o n o r de p a r t i c i p a r a s u a r i s t o c r á t i c a c l i e n t e l a que p r e s e n t a l o s m o d e l o s de s o m b r e r o s de l a s p r i n c i p a l e s de P a r í s todos los días, de 10 a 1, y ¿te 8 a 7, en l a calle de T e t u á n n. 5 y 7. Proveedora de SS. M M y AA. B R
 // Cambio Nodo4-Sevilla