Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 31 D E O C T U B R E D E 19 29. E p i C I O N DÉ ANDALUCÍA. P A G 25. L A CRISIS M I N I S T E R I A L F R A N C E S A TIENDE A SOLUCIONARSE Baladier declina definitivamente la misión de formar Gabinete. El señor Clemente! encargado de formar Gobierno. Los probables colaboradores de Clement el. Esteban Clementel Tiene sesenta y. cinco años y es senador; es decir, que tiene dos motivos para ser un político moderado. Por cierto, tampoco fué muy radica en su juventud, aunque militara siempre en el partido que lleva este nombre. Es, ante todo, un financiero y un administrador, un administrador celoso y concienzudo de las colonias, y un financiero hábil, que sabe inspirar, confianza a los capitalistas. No es hombre brillante; tiene algo de Rouvier, en cuyo Gabinete fué encargado por primera ves- -hace muy cerca de un cuarto de siglo- -de una cartera: la de Colonias. Pero precisamente por esto- -por ser un político poco relevante- -está llamado, a dar solución a la crisis. Oficialmente, pertenece al partido radical, de modo que no será sospechoso de tendencias reaccionarias para aquellos correligionarios que no siguen a Daladier en su ceguera de reconstituir, el cartel de- la izquierda. Al mismo tiempo, es un político moderado; así, que su filiación oficial no asustará a los partidos del cendro. Si ¡Clementel consigue formar Gobierno, éste poco diferirá del derribado Como el renacimiento del cartel resulta imposible, se impone la solución centrista. En los partidos franceses (si prescindimos de. los comunistas y los socialistas) no predomina la disciplina rígida de los partidos de. otros países. Es muy probable, pues, que. cierto número de radicales y radicales socialistas abandonen la intransigencia de Daladier y voten con los republicanos socialistas, la izquierda radical y los republicanos de la izquierda, partidos que para el cartelista fanático pertenecen ya a la reacción, a pesar de su denominación, un tanto arbitraria. La mayoría del futuro Gobierno- -que lo presidirá Clementel, Cheron, Tardieu, Loucheur, o quien sea- -poca diferencia tendrá con aquella, que apoyaba al último. Gabinete Poincaré y a Arístides Briand. Será un poco más izquierdista, y los votos que habrá perdido en la derecha (entre los amigos de Marín, Bonnefous y Maginot) los encontrará seguramente, en la izquierda. Sin embargo, el nuevo Gobierno estará siempre expuesto a una sorpresa desagradable, y ¡al cabo de algún tiempo, los mismos políticos franceses comprenderán que el Poder ejecutivo necesita bases más sólidas. la derecha, con el fin dé obtener así una mayoría viable. Aunque esto contrariaba algo sus proyectos, siguiendo las instancias de sus amigos políticos y las indicaciones del presidente de la República, continuó sus gestiones para formar un Gobierno, conforme a las principales directivas del partido radical. A l leer a última hora de l a noche el comunicado que el S r Briand facilitó a la Agencia Havas, diciendo que prestaría su concurso para l a formación de un Gobierno de unión republicana, entendió que esto hacía imposible la formación de un Gobierno, inspirado en los principios radicales, y desistió definitivamente de su ernpeño. El Sr. Clementel, encargado de formar Gobierno París 30, 2 tarde. E l S r Briand, llamado por el jefe del Estado, llegó a l Palacio del Elíseo a las once menos cuarto de la mañana. A la salida, el S r Briand dijo que había despachado con el presidente de la República diversos asuntos de trámite. E l S r Clementel, senador por el P u y de Dome y presidente de la Comisión senatorial de Hacienda, llamado por el S r Doumergue, llegó al Palacio del. Elíseo a las doce menos cuarto. A la salida, el Sr. Clementel- -que pertenece al grupo senatorial de izquierdas demócratas radical y radical, socialista, el más importante en el Senado- -declaró que el señor Doumergue le había confiado l a misión de formar Gobierno, y que había aceptado. Añadió que su proposito era lograrlo pronto o desistir de hacerlo, indicando que si sus gestiones tienen éxito se dispondría a desarrollar una política de amplia concentración republicana. cióri de los señores Cherón, en el múiiste V i o de Hacienda, y Loucheur, en el ministerio del Trabajo. También quiere contar el S r Clementel con la colaboración del S r Tardieu, bien para el ministerio de lá Guerra, para el de la M a r i n a o para él de Obras Públicas N o debe olvidarse la proximidad de l a conferencia para la limitación de los a r mamentos navales, que se celebrará en d ¡mes de enero de. 1930, y en la cual seríai muy últil el concurso del Sr. Tardieu. C o n i viene, sin embargo, hacer notar que el señor Tardieu np ha recibido, hasta ahora, u n ofrecimiento. Por otra parte, el S r Clementel deseaba que el Sr, Herriot entrara a formar parí te de la nueva combinación ministerial y a tal fin, ha celebrado con é l una entrevista esta tarde. Parece ser que el S r H e rriot se ha disculpado, alegando el trabajo abrumador que le ocasiona la Alcaldía de Lyón. E l Sr. Clementel ha visitado, entre otras personalidades, a los Sres. Jean Durand y Camil Chautemps, del partido radical socialista. De conseguir formar. Gobierno el S r Clementel, al parecer se reservaría, además de la presidencia, la cartera. de Comercio, que ya conoce por haberla desempeñado durante la gran guerra. Finalmente, el senador de Puy- Ie- Dome, que como representante de la Comisión se- i natorial de Hacienda, se da perfecta cuenta, de los inconvenientes de retrasar l a! aprobación de los presupuestos, está dispues t o a proceder rápidamente, y a activar l a renovación de. los trabajos parlamentarios. E s probable que el S r Clementel asista! mañana a la reunión del grupo radical sb cialista. 1 w ji. ni rf LAS ETERNAS P E Q U E N E C E S D E EL SOC 1 A 1 LISTA Daladier declina definitivamente la misión de formar Gabinete París 30, 10 mañana. E l S r Daladier ha estado esta mañana, a- las nueve, en el P a lacio del Elíseo, donde manifestó al presidente de la República, S r Doumergue, que declinaba definitivamente la misión de formar Gobierno. París 30, 11 mañana. Interrogado por Le Matín, el Sr. Daladier ha declarado que, después de la negativa de los socialistas a participar en el Poder con los radicales, y realizadas otras gestiones, visitó de nuevo al Sr. Briand, reiterándole su ofrecimiento para que colaborase en un Gobierno de amplia concentración republicana. E l Sr. Briand aceptó, aunque aconsejándole que extendiera su ofrecimiento más a Se equivoca El Socialista, y se equivbqa í una vez más, al atribuirnos un odio irie: ctin- guible al periódico y a la organización o b ra. N o basta que en distintas ocasiones h a vamos demostrado que el mantener, con l a energía que sea necesaria, nuestros ideales y nuestro criterio sobre cualquier asunto, no puede llevar consigo odio n i malquerencia. Visitas 4 e Cíementel, para nadie. De ello somos absolutamente inV capaces. París 30, 3 tarde. E l S r Clementel ha A y e r saca de nuevo el ya gastado disco, visitado, a los presidentes de la Cámara y de nuestro odio, basándose en el importantíA del, Senado y al Sr. Briand. Por otra parte, el S r Clementel ha reci- simo hecho de que, alrecoger nosotros unas declaraciones de los doctores Marañón y bido l a visita de varias personalidades, parMouriz, sobre parálisis infantil, no hiciérá- r tidarias de la concentración. mos constar que las copiábamos de El Socialista. j Los probables colaboradores de S i n que podamos recordarlo con exacti- t tud, porque estas cosas, por su pequeña ini Clemente! portaucia, no pueden guardarse e n l a meParís 30, i r noche. E l S r Clementel, moria, sí podemos decir que las tomamos de, encargado, como se sabe, de constituir nueun periódico que tampoco citaba El Sociavo Gabinete, ha hecho esta noche, a Jas lista y esto ha sido todo. nueve, antes de salir de París para i r a su Pero es el caso que el citado diario, paresidencia de Versallescas siguientes declara reforzar su argumento, saca de nuevo e l raciones a los representantes de la Prensa: asunto de una fotografía publicada por nos Pienso terminar mis gestiones mañana otros de la cámara mortuoria de la inolpor da mañana, y poder comunicar el resulvidable María Guerrero, en la que, según tado de las mismas al presidente de. la Re- él, borramos la inscripción de una bandera pública, Sr, Boumergue, a las seis de la socialista. Creíamos que aquel asunto había tarde. quedado suficientemente, aclarado con las Puede anunciarse que el Sr. Clementel explicaciones que dimos oportunamente. ha recibido ya importantes ofrecimientos y, También parecía que El Socialista quedó en su consecuencia, el senador por el Puy- satisfecho entonces; pero, por lo visto, nele- Dome confía en el feliz exito. de su. m i cesitaba ese argumento para seguir hablansión. do del odio que le profesamos. Ante todo, el Sr. Clementel se ha asegu ¿Cree El Socialista, después de haberle rado eTcoñcurso del S r Briand, quien contidemostrado que en aquella información nonuaría desempeñando, naturalmente, J a carsuprimimos nada de cuanto hizo la Casa del, tera de Negocios Extranjeros. Pueblo- -cosa que pudimos haber hecho de Piensa, también, conservar la. colabora- ser cierta esa malquerencia. que es cp- i x
 // Cambio Nodo4-Sevilla