Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALMERÍA. UN AGASAJO CONCURRENTES A LA IT ASAMBLEA D E LA. ASOCIACIÓN D E ANTIGUOS ALUMNOS D E LA FACULTAD D E MEDICINA DE ORANADA, ACOMPAÑADOS DE LAS AUTORIDADES E INVITADOS A LA E X C U E S m x MARÍTIMA Y A L BANQUETE ORGANIZADOS E N OBSEQUIO DE AQUELLOS POR L A DIPUTACIÓN PROVINCIAL. (FOTO CRÓNICA) g o. que constituye la inestabilidad de ¡a ¡no- na, con la cooperación del Raneo de Fran- j que gustarían de analizarlas, pero se sienneda. cuenta con sus partidarios. Los hayi cía. Y ante los distingos y escrúpulos de sen intimidados por el aparato escénico de hasta de la depreciación, puesto que exis- I los técnicos que el Gobierno español iionr ¡que se ¡as rodea- esto de que se representen industrias que venden sus productos en ¡bró, v de cuyo informe tiene haría lazón j te a España como un caso económico y finanjnoneda extranjera, y el ideal de los que de- ¡para mostrarse por satisfecho, el español j ciero especial, singularísimo, de difícd cupenden de ellas sería que el dinero español j medio, d hombre de la calle por fuerza ración, es inadmisible. Y es natural que e! tuviese e! menor valor posible para obtener ha de maravillarse. Cómo? Pueblos con ba- Gobierno, que siente cómo la nación proasi pingües beneficios sobre la ruina de la lanza mercantil favorable, o tan adversa c gresa y se enriquece materialmente- -lo estacolectividad. Nadie se atreve a sostener pú- más que la nuestra, con Deudas exteriores mos viendo todos y lo demuestra el volumen blicamente la conveniencia de que se prolon- r. gerites o sin ellas, con industria o s: n in- riel ahorro popular- -quiera y logre desvirgue un régimen de alterabilidad de nuestro dustria, con dictaduras o con democracias, tuar eje ambiguo v enojoso diagnóstico v pos gno monetario. L a resistencia es pasiva grandes v chicos, han podido dar fijeza a su ner término a una crisis que los doctores hecha de reticencias y reservas, de distin- signo nioneínrio; y España, cuya poten- no han sabido remediar. gos en cuanto al momento eti que den; po- cialidid económica no es discutible, libre ck JUAN P U J O L nerse término a esa situación. Cuando mon- otros acredores exteriores que los que o son j sieur Poincaré t r a t ó de estabilizar el fran- por mercaderías, ¿h a de demorar esa medida I co, no es exacto que en torno suyo se pro- de saneamiento iudetin damen e? L a í -ínudujera ia opinión con unan. midad. No se la que se ha encontrado sin dificultad para d s c u t í a la necesidad de sal medida, pero se países arruinados, abrumados de deudas, o le reprochaba el intento de adoptarla en oca- para otros donde el in erés normal de! d. ne- j sión inoportuna. Una parte de ¡a Prensa se ro es del 30 al 40 por roo- -con garantía hile mostraba contraria. Debía esperar a que potecaria- como Rumania. es difícil de el franco se reva! orizara, se le decía. Y es hallar para una nac ón que nada debe al exclaro que entre los adversarios de ia esta- tranjero, y cuya prosperidad se evidencia en De todas esas negociaciones navales que bilidad había gentes de buena te; pero no la facilidad con que. al 5 por seo de inte- ías dos tortísimas potencias anglosajonas es emerario presumir que abundaban ¡us in- rés, se cubren sus empréstitos interiores- están desarrollando, tal vez el único castiteresados n que el río continuase revuelto Pues qué más necesitan los técnicos, y en gado sea el submarino. L a ojeriza que al poraue una de las estratagemas de invención qué consiste su tecnicismo. no nos sirve submarino le ha manifestado siempre Inmenos reciente cons ste en sumar- e en apa- ra acabar con un problema que se ha reglaterra terminará por descalificarlo y poriencia a una po it ca. p r o c l a m í- d o l a ex- suelto r á p dameme en pueblos que se encelente, pero pidiendo que se demcre su apli- -ontraban en peores condiciones que el nerlo fuera de la ley, si el resto de las naciones no tienen habilidad v energía bastanc a r o n para más ade ante. v uno de! o sis- nuestro? tes para impedir el abuso. Signo de la traitemas más cómodo de a ravesarse en el caLa verdad es que no habrá ninguna difim no de una refpnna consiste en argüir cultad práctica en estabilizar la moneda es- ción, imagen de la maldad, brazo espantoso que ¡a aue s? intenta e buena, pero ¡ue seria pañola cuando el ministro de Hacienda se del crimen, mortífera iniquidad que secuestra los caminos de los mares; con parecidas pos b 1 e hacer a mejor. decida a hacerlo. Aunque entre la gente que infamias se procura deshonrar al sigiloso, Actualmente de hecho o de derech t e- SDe- ula sobre estas cuestiones hav una invisible v formidable aparato. ner stab l ZRd 3 en moneda los Estados Uni- endencia hi trónica a rodearlas de misteA los que por naturaleza somos enemigos dos. Inglaterra, Francia. Bélgica. Italia. no. a convertirlas en negocio esotérico, imSuiza Holanda, Su cia. en re otros países penetrable para el común de los moríale- de la destrucción y de la sangre no es difíPrepara la suva Checoeslovaquia. Se 1 la- -con lo aue. de un ado. aumentan su pres- cil conmovernos con semejantes representaen vías de estabilización la moneda ruma- tigio, y de otro ahuyentan a los curiosos i ciones del mal y del crimen. Con la misma INTERPRETACIONES Arcabuces y submarinos
 // Cambio Nodo4-Sevilla