Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 2 D E N O V I E M B R E D E 1929. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 20. La España tuvo linda representación en la bellísima, señorita Carmelita Pérez. L a cuarta carroza se llamaba Colonización, y era tm gran facistol sosteniendo el libro de lasrleyes de Indias. Fué muy elogiada por su originalidad. L a quintaJy última, titulada Madre, era una España en magnífico trono, rodeado de bellas niñas, que representaban las Repúblicas americanas, hijas amantes de la madre Patria, con la que formaron l a raza hispanoamericana. L a España, admirablemente. representada en P i l a r Aguayo. Merece especial mención también la señorita de Ramos Wintuisen, que representaba a Cuba. Tras l a última carroza iban cuadros típicos de las actuales Repúblicas americanas de Méjico, Cuba, Chile, Perú y A r g e n tina, que pusieron una nota de colorido y simpatía en el magnífico desfile. Como broche de oro marchaba l a España actual, soberbiamente representada por l a señorita Mercedes Rueda, ataviada con mantilla blanca, a caballo. A su lado cabalgaban, vistiendo el clásico traje andaluz, Aurelio Sánchez Mejías y Joselito el Algabcño, y daban escolta a la bellísima Mercedes un. centenar de caballistas, con preciosas muchachas a l a grupa. Pedro Caravaca, vocal. del mismo, y D A n tonio Manes Jerez, canónigo de la Santa Iglesia Metropolitana. Para ellos el aplauso del público: E n el cortejo figuraron más de doscientas personas a caballo y más de quinientas a pie. L a mayoría de los personajes fueron representados por soldados de l a guarnición, que se comportaron con- verdadera compostura y corrección, reveladoras de su excelente disciplina. Sus Majestades los Reyes felicitaron al director de l a Exposición, D José Cruz Conde, por el éxito de l a fiesta. puerta al Tabernáculo; los mausoleos del polígrafo A r i a s Montano y del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y los sepulcros de Pedro Enríquez y su esposa, procedentes éstos del antiguo convento de ía Cartuja. Pasó luego al Decanato de Filosofía y Letras y al Laboratorio de A r t e cuya v i sita fué muy detenida, interesándose S u Majestad por un documento hallado recientemente por un investigador, y que se refiere a l a carta- de examen del pintor V e lázquez. También examinó los cuadernos de la obra La escultura en Andalucía, que está publicando dicho Laboratorio y que D A l fonso alabó y estimó muy interesante, d i ciendo que esta divulgacion. de nuestras j o yas artísticas contribuiría a evitar su salida clandestina de España. E l Soberano preguntó por el número de negativos que poseía el laboratorio, contestándosele que diez m i l Visitó a continuación el Laboratorio de Química, Decanato y Biblioteca de la F a cultad de Derecho, el Museo de H i s t o r i a Natural y el Gabinete de Física, viendo muestras de resina de jara y sendas colecciones de productos del petróleo y de materias colorantes ha poco enviadas por una fábrica de la provincia de Barcelona; subió después al Observatorio Meteorológico, que es en la actualidad uno de los mejores de España, y por último pasó a l a Sala Rectoral, donde firmó en un pliego como recuerdo de su visita. E l rector, Sr. Candau, pronunció breves palabras para expresar a S u Majestad el vivo agradecimiento de los catedráticos y alumnos por el alto honor que les dispensaba con esta nueva visita a la Universidad, así como por l a cariñosa solicitud con que se preocupa de sus necesidades, patentizada en los beneficios otorgados por su Gobierno, entre ellos los recursos extraordinarios que han permitido l a realización de las últimas e importantísimas mejoras. E l Rey expresó su gratitud al rector por las afectuosas palabras que le había d i r i g i do en nombre de los profesores y alumnos. D i j o que su visita a ía Universidad le había proporcionado una agradabilísima tarde, y se mostró muy complacido por el acertadísimo empleo y aprovechamiento obtenido de l a suma consignada en el presupuesto de Instrucción Pública para remozar el edificio. Ciertamente- -continuó S u Majestad- -no tenía idea de la transformación que se ha realizado en este antiguo edificio. Cuando regrese a M a d r i d lo pondré en conocimiento del ministro, de Instrucción Pública y le encargaré que dé las gracias, de Real orden, a l a Universidad de Sevilla, para que sirva de ejemplo y estímulo. Dirigiéndose luego a los alumnos, les h i zo una cariñosa exhortación para, que r i n dieran el mayor esfuerzo en sus estudios, a fin de que al término de sus carreras fueran hombres de provecho para la familia, para l a sociedad y para la Patria. A l terminar S. M el Rey sus afectuosas palabras, los estudiantes le tributaron una prolongada ovación. Después de la seis se retiró el Soberano, deteniéndose aún en el vestíbulo para ver la completísima y moderna instalación de meteorología que en él hay. A l partir el automóvil, los estudiantes y, el numeroso público estacionado en l a calle Laraña, aplaudió y vif- -A a l M o n a r c a con gran entusiasmo. L A REINA E N E L P A BELLÓN D E MATÍAS LÓPEZ E l pabellón de Matías López, que fué inaugurado el pasado día 30 por S. M el Rey y Real familia, ha sido honrado nuevamente ayer por l a mañana con l a visita de S. M la Reina, acompañada de las i n fantas doña Beatriz y doña Cristina y el infante D Jaime. Los augustos visitantes fueron recibidos por l a marquesa de Torrelaguna, por los consejeros marqués de Torrelaguna y don José de Oñate y por el director gerente, D Enrique de Pineda. Su Majestad la Reina y los infantes recorrieron toda la instalación, elogiando como se merece a esta industria nacional. -R. E n la plaza de España Poco después de las seis- llegaron a l a plaza de España S S M M los Reyes, con l a Real familia y séquito, instalándose en l a tribuna levantada al efecto. Los millares de almas allí congregadas tributaron a los Reyes una clamorosa ovación. E l director de l a Exposición, Sr. Cruz Conde, entregó a SS. M M los Reyes programas explicativos de la cabalgata, lujosamente editados. Seguidamente, el cortejo desfiló ante la tribuna Real. A l pasar l a rondalla aragonesa, cantó l a siguiente copla: L a R a z a que h a desfilado, te pide, ¡oh, R e y! c o n a f á n que h a g a s s u R e i n a y P a t r o n a a l a Virgen del Pilar. LA ESTANCIA EN REGIA SEVILLA E l Rey, en la Universidad Minutos después de las cuatro y media hizo ayer tarde S. M el Rey su anunciada visita a la Universidad. Esperaban la, llegada del Monarca S u A l teza Real el infante D. Carlos, el ministro de Fomento, alcalde, Sr. Díaz Molero; -presidente de la Diputación, Sr. Parias, y v i cepresidente, Sr. Camacho Baños; vicario general del Arzobispado, Sr. A r m a r i o fiscal de Su Majestad, rector de. la U n i v e r sidad, Sr. -Caudau; -y- los vicerrectores séñores, Mota Salado y Casso Romero; decanos y. catedráticos de las distintas F a cultades, secretario, Sr. Palomo; capellán, Sr. García M i r a n d a directores del Instituto, Escuelas Normales y de los demás Centros docentes con numerosos profesores, las señoras condesas de Lebrija, marquesa de Villafranea, del Pítamo y otras distinguidas damas y buen número de alumnos universitarios. Su Majestad llegó acompañado del conde de Maceda y del gobernador civil, señor M o r a Arenas, recibiéndole los estudiantes con aplausos y vítores. U n a banda de música, situada en las galerías altas del patio de Maes e Rodrigo, tributó a Su Majestad los honores correspondientes Después de los saludos, el Monarca, acompañado del rector, vicerrectores y- catedráticos, y seguido de las demás personalidades, recorrió el edificio completamente, apreciando las importantes, reformas y mejoras últimamente realizadas e informándose con todo detalle del material y demás elementos de enseñanza y estudio con que actualmente cuenta el establecimiento. Comenzó! la visita por la iglesia, en la que D. Alfonso admiró las numerosas es- culturas de Martínez Montañés que. en ella existen, los cuadros de Pacheco y de Roelas, especialmente la tabla de éste representando al Niño de Dios, y que isirve de Y como Su Majestad hiciese signos de asentimiento, los simpáticos baturros secundaron con la siguiente: ¡Viva nuestra madre P a t r i a! ¡Viva su R a z a i n m o r t a l! ¡V i v a n l o s R e y e s de E s p a ñ a con l a Virgen del P i l a r! 5 u Majestad el Rey se levantó de su asiento, quitándose el sombrero. Los aragoneses fueron muy aplaudidos. Los caballistas andaluces, al desfilar, v i torearon a los Reyes, sombrero en mano. Terminado el desfile, se retiró l a Real familia, volviéndose á reproducir las manifestaciones de entusiasmo. 1 A l abandonar Sus Majestades los Reyes la plaza de España entraron en la E x p o sición de labores de la Junta de Damas para la Protección al Trabajo de l a M u jer, recorriendo l a instalación, que mereció los regios elogios. Después, Sus Majestades y Altezas marcharon al Regio Alcázar. Los Reyes en la Protección al Trabajo de la Mujer Notas finales La nada, ñora gada carroza chilena, admirablemente exorfué obra de la bella y distinguida sedoña Elena Montero de L e i y a deledel pabellón de Chile. Sufragios por la Reina madre Grandes elogios se hicieron ayer de l a hermosa fiesta, y principalmente de sus organizadores por delegación del Comité de la Exposición. Fueron éstos los señores don H o y a las diez y media de la mañana, se celebrará misa- de- réquiem, con motivo de la; piadosa solemnidad del día, ante la imagen de Nuestra Señora de los Reyes, en sufragio del alma de la Reina madre. Asistirán Sus Majestades y Altezas reales y el personal palatino.
 // Cambio Nodo4-Sevilla