Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE LA EXPOSICIÓN IBERO AMERICANA La inausuración del Pabellón Derez constituye un éxito sin precedente Los jerezanos dieron la noto de la simpatía y del rumbo! ey felicito a los expositores Y a dimos cuenta de l a visita regia al- -A s í se hacen las cosas en Jerez- -dijo Mérito, Carrasco Hermanos y Laboratorio Pabellón Jerez; pero muy escueta, a causa uno de los personajes del séquito, como aca- L u k o l de los numerosos actos del día, con motivo bado elogio de cuanto iban viendo. N i una casa se quedó sin una rápida mirade la jornada regia y de l a estancia del da del cortejo Real o de las autoridades, que Y a lo dijimos hace unos días. presidente, La. inauguración del. Pabellón N o ha habido en la instalación de los formaban animados grupos ante los stands. fué algo grande, y, sobre todo, de una sim- stands preferencias para nadie. Se han sorTerminada la visita oficial, se dio entrada patía y un rumbo, por parte de todos, que teado los sitios y cada asociado ha hecho al público, a más público del que ya había se hablará en Sevilla por mucho tiempo su instalación a medida de su deseo. dentro del local y desde la una a las tres de de la inauguración de la bodega sin dueño, No cabe una prueba de mayor imparcia- la tarde, el chorro de oro líquido no cesó. frase feliz de un querido amigo que llevaba lidad. N o han venido a la Exposición a l u Los expositores no cesaban de dar obsebotellines en el doblez del pantalón. Y na- char ni a establecer competencias. H a n ve- quios, y esa era la mayor propaganda que va jitas, y petacas, y ceniceros, y cqrtauñas, nido a mostrar sus vinos, sus ponches, sus hacían del Pabellón de Jerez, acudiendo a y espejos, y carteras, y lapiceros... ¡U n coñacs, y allí están que se pueden ver y éste el público desde todos los sectores de l a verdadero derroche! Exposición. beber. Pero empecemos por el recibimiento a la Cuando ya no quedaban, objetos de proE l Rey era invitado por todos los expofamijia Real. Llegaron el Rey, las infantas, sitores pero D Alfonso, con frases muy fe- paganda, n i botellines, n i muestras, empezael infante D Jaime y los infantes D Carlos lices, rehusaba el general obsequio. ¡Quién ron algunos expositores a regalar a sus y doña Luisa, el general Berenguer, el. ayu- aceptaba una copa de cada una de las casas amistades botellas enteras, y no fueron podante del Rey, contralmirante Sr. E n r i l e que allí tienen expuestos sus productos... cos los que salían de Jerez con más de una. profesor de D Jaime, Sr. Antelo; goberna ¡U n verdadero derroche y un rumbo nada H e aquí la lista de los expositores. dor civil, Sr. M o r a Arenas; director de la Marqués del Real Tesoro, viuda de Sán- corriente! Exposición, S r Cruz Conde, y otras per- chez Romate, José García Delgado, Manuel H a pasado la inauguración y ha terminasonas del séquito real. -j Fernández, ¿Santu y Compañía, marqués de do. el chorro de oro líquido al precio del E n l a puerta central, que preside el escu- Misa, sucesores dé Garvey, Manuel Gue- primer día. Jerez es muy grande; pero hay do de Jerez, fueron recibidos por el alcalde rrero y Compañía, Valdespino hermanos, mucha gente en Sevilla, y son capaces de de dicha población, D Enrique Rivero Pas- Félix Ruiz y Ruiz, Diez Veragara y Bode- acabar con el Océano del vino que existe tor; el presidente de la Asociación de Cria- ga Cartujana, Villians and Humbert, Gon- en la simpatiquísima ciudad jerezana. dores de Vinos, D Pedro Gutiérrez Quija- zález Byass y Compañía, A R. Ruiz H e r H o y sigue abierto el palacio del vino, si, no Medina; el señor Conde de Villamiran- manos, Victoriano y Fidel González, Juan guen allí los stands, siguen dando regalos a da, D Enrique Fernández Bobadilla y otros Valencia, J Ruiz y Compañía, Sánchez Ro- clientes y amigos y se siguen sirviendo cadistinguidos jerezanos. mate Hermanos, Cayetano del Pino, Sande- tavinos por un modesto estipendio, porque Saludos- afectuosos del Rey para todos, man, Wisson Warter, José Argudo, Gutié- en un buen medio, está la virtud. antiguos conocidos de D Alfonso, y elogios rrez Hermanos, M. Antonio de la R. iva, De la inauguración del Pabellón Jerez efusivos del Rey, para el Pabellón Jerezano. Gordon y Diez, José de Soto, marqués del guardaremos grato recuerdo todos. La instalación del marqués del Real Tesoro A l lado derecho, frente a la puerta cenY terminada la parte oficial, Manolito- ¿C u á l es tu stand. Juanito? tral, está la capillita de Real Tesoro, la Beauchy obsequió con navajas de nácar al- -Este, señor. única instalación con verja que existe en séquito, a las autoridades, a la policía del L o elogió el Rey, y D Juan Jácome or- Rey, a la de Sevilla y a cuantos se acerel pabellón, no por desconfianza -por si hay algún mal pensado- -sino porque el denó a Manolito González Beauchy, el re- caban al stand. ¡M i l quinientas navajas, cierre es complemento del estilo que preside presentante en Sevilla, que sirviera a D o n señor! Alfonso una copa de oloroso Covadonga, la pequeña instalación. Después empezó la procesión de Covavino que ya conocía el Rey por figurar en donga (360 pesetas la caja) Coloso (324) Semeja l a chimenea de la casa de un la bodega de Palacio. El Bisabuelo (228) Moisés, Fino Villamiprocer, y en el friso de la campana están E l infante D Jaime y sus augustas her- randa ¡muy señor mío! Amantillado del expuestas las distintas marcas que la casa manas saborearon unas copas del moscatel Raid, Ideal, Tres Cortados y los moscateles. exporta a España y América. Dos barriles con firmas reales, unas sedas viejísimo que la casa Real. Tesoro, embote- ¡Un. horror! tiradas con arte, unos cuadros antiguos y lla expresamente para la Reina Doña V i c L a capillita quedó en cruz y en cuadro, varios detalles, como la fosforera, de refinado toria. y ya ha llegado el respuesto, lo que se pone gusto. ¡Bien que saben hacer las cosas en Los vinos del Real Tesoro no eran ningu- en conocimiento de las numerosas amistades Jerez na novedad para la familia Real. del representante, quien dedicará un día a L a mañana de la visita regia, después E l conde de Villamiranda y el marquesito la semana para hacer una demostración del recibimiento oficial, D o n Alfonso, diri- del Real Tesoro fueron felicitados por D o n práctica de cómo se toma una copa de vino giéndose al conde. de Villamiranda, le dijo: Alfonso, por lo original de su instalación. de Jerez.
 // Cambio Nodo4-Sevilla