Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La noctovisión VER SIN LUZ ES UNA REALIDAD Los barcos pindén ver y orientarse en tiempo de niebla- -ha. niebla. H e ahí el verdadero enemigo de la navegación. U n buque rodeado por la niebla aparece i m posibilitado de percibir las señales l u m i nosas de los faros o de otros buques. Está expuesto, pues, a seguras colisiones con otros barcos, a embarrancar en lugares peligrosos, a m i l accidentes, en fin, qué ie hacen imposible o sumamente difícil la navegación. L a aplicación inás inmediata de la noctovisión se refiere a su utilización por los barcos cuando la niebla los envuelve, especialmente. E n este aspecto, su utilidad y trascendencia son extraordinarias, y considerándolo así, -en los primeros días del pasado agosto tuvo lugar una demostración en- la cual se puso de relieve la exactitud y precisión de sus resultados, al simular una prueba entre dos navios. E n la parte más elevada de B o x h i l l S u rrey (Inglaterra) en una casa de campo donde B a i r d ha permanecido durante los últimos meses, ha tenido lugar la escena que vamos a referir. Estamos habituados a admirar tantas maravillas aportadas por la ciencia en su i n cesante labor de superarse, que una más no ha de sorprendernos; mas no por ello dejaremos de conceder ai hecho que nos proponemos tratar toda ía importancia que tiene. Nos referimos a la noctovisión. Este invento, llevado a cabo por B a i r d el notable inventor del sistema de televisión que lleva su nombre, fué realizado hace más de dos años, verificándose en Inglaterra la primera demostración ante ilustres miembros de la B r i t i s h Association. De ello dimos cuenta en estas mismas columnas, señalando las inmensas ventajas que, al perfeccionarse, proporcionaría a la ¡Humanidad. E n una serie de experiencias realizadas por M r B a i r d para reducir la intensa iluminación de las personas que trataba de transmitir por televisión, no tan sólo consiguió su propósito, sino que pudo observar que se obtenían casi los mismos resultados en la obscuridad más completa. Se valió para ello de los rayos inírarroios, rayos invisibles a simple vista. Sometiendo a las personas televisadas a la acción de estos rayos, obtuvo en el receptor la imagen, absolutamente clara y como si se hallase iluminada por una luz intensa. A este fenómenos lo llamó noctovisión, es decir, visión en la obscuridad. Pero aquello no pasaba de ser entonces una simple curiosidad científica. Aquellas experiencias, pues sólo de experiencias de laboratorio se trataba a la sazón, fueron interrumpidas. Investigaciones del otro orden, íntimamente relacionadas con lá televisión, han apartado temporalmente a este notable inventor de la cuestión que ahora nos ocupa; pero recientemente reanudó sus trabajos en pro de la noctovisión, alcanzando en ello un grado tal de perfeccionamiento, que hoy día constituye y a un elemento de valor comercial que entrará inmediatamente- -no es aventurado asegurarlo- -en una era de aplicación práctica. E n las fotografías que ilustran este artículo aparece el inventor J o h n L B a i r d con el aparato de su invención, perfeccionado. Con él ha efectuado el pasado mes de agosto interesantísimas pruebas con un resultado de éxito positivo. LOS PRIMERAS LA C- S A Y O S D E NOCTOVISIÓN OBSCURIDAD, REALIZADOS EN IQ 27. L O S Q U E A P A R E C E N EN UNA PANTALLA SITUADA E N L A FOTOGRAFÍA, A 4 O O KILÓMETRO- r X A V E Z COXSKCUI DA D E DISTANCIA MAS- V A L C T A FUERON VISTOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla