Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3 DE NOVIEMBRE D E 1929. N Ú M E R O E X T R I O ao C T S DIARIO I L U S T R A DO. AÑO VIGÉS 1 MOQU 1 NTO N. 8.3 g jg g 0 79 F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 POR D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A OSICION IBEROAMERICANA Manifestaciones del director de la Exposición E n el pabellón de Galicia Desde el pabellón valenciano los Reyes y séquito marcharon al pabellón de G a l i cia, donde fueron recibidos por el presidente de la Diputación de Pontevedra, se ñor L a Sota; arquitecto Sr. Duran y la presidenta del Comité de honor, doña Ofelia Nieto de Cubas, y presidente honorario, Sr. Fentanes... Las damas y señoritas gallegas, congregadas en el pabellón, tributaron a Sus M a jestades sus fervorosos aplausos. Los Reyes recorrieron las instalaciones, que no describimos por haberlo hecho ya en la anterior edición. A S. M el Rey le fué regalada una tabaquera de plata, repujada con las armas del Apóstol Santiago, y a S. M la Reina una pila de agua bendita, también de plata repujada, obras ambas de la industria de Santiago de Compostela. Sus Altezas las infantas fueron obsequiadas con ramos de flores. E l numeroso público que aguardaba l a salida de la Real familia tributó a Sus Majestades una cálida ovación al abandonar el pabellón de Galicia. Sus Majestades los Reyes inauguran los pabellones de Granada, Jaén, Valencia y Galicia. Solemne inauguración del monumento a la infanta María Luisa. v S S M M los Reyes en el pabe- Federico Leach, en representación de la llón de Granada Desde la Catedral, donde asistieron a la misa en sufragio del alma de la Reina madre, SS. MM. los Reyes, con la Real familia y séquito, marcharon a la Exposición, con objeto de visitar varios pabellones regionales. Comenzó la visita por el de Granada, donde las Reales personas fueron recibidas por el arzobispo de Granada, cardenal Casano ya; gobernador civil de aquella provincia, Sr. González L o n g o r i a presidente de la Diputación, Sr. Martínez Lumbreras; alcalde, Sr. Fernández Sánchez Fuertas, y vicerrector de la Universidad, D. Gonzalo Fernández de Córdoba. También acompañaban a la familia Real, el director de la Exposición, D. José Cruz Conde, y las autoridades sevillanas. Las Reales personas recorrieron las instalaciones, admirando documentos de gran valor histórico y verdaderas joyas de arte árabe, principalmente. A S M el Rey le fué regalada una preciosa arqueta de cuero policromado. U n i n dustrial granadino regaló a S. M la Reina una colcha de encajes y a SS. A A las i n fantas doña Beatriz y doña Cristina, sendas mantillas, también obra de encajeras de Granada. L a familia Rea! fué obsequiada con champaña. S S M M los Reyes felicitaron a los delegados de la provincia de Granada. provincia de Alicante; el diputado provincial de Castellón Sr. Fossas y demás miembros de la delegación valenciana, al frente de la cual figuraba su presidente, D. Javier Aguilar. Sus Majestades y Altezas, con el séquito, recorrieron el pabellón, que representa una alquería- -típica casa de labor de la huerta valenciana- -del siglo x v n E l exterior es del más genuino carácter regional, y en él son de notar las puertas redondas y las grandes rejas características de las edificaciones de dicho siglo. E l cuadro de San Miguel de L i r i a del notable ceramista Mateú, que figura en la fachada posterior. Los escudos de las tres provincias, situados. en los ángulos de las esquinas; y la bella escultura El Saque, de Ignacio Pinazo, que representa un huertaño en el momento de dar principio a este juego tan generalizado en todos los pueblos de la región. E n el interior, y en el centro de la v i vienda, la sala en donde se desarrolla la vida cuotidiana, con los enseres de labranza, un cuadro del mismo ceramista, con la siguiente leyenda: Santas Justa y Rufina, Patronas de Sevilla y Manises jarros y platos de cerámica de Onda y Manises. E n las salas de los lados, dormitorios con mobiliario de la época, cocina de invierno, con su chimenea de gran campana; y un local, de aspecto de capilla, decorado con panneaux representativos de fiestas típicas, y profusión de objetos cerámicos. Del centro de la casa arranca una escalera que muestra, en los frontispicios de sus escalones, azulejos con tipos y costumbres de los principales pueblos de las tees provincias. E n el piso alto el granero, tranformado en salón de fiestas, presidido por una estatua de talla en madera, titulada Flores y Frutos, de Beltrán; en este salón se proyectarán películas de carácter industrial, agrícola y turístico de la región. E l proyecto de este pabellón es de los arquitectos señores A r t a l y Testor y de los artistas Mateu y Belt rán. L a Real familia elogió grandemente la instalación felicitando a la delegación valenciana. E n el piso alto del pabellón se sirvió un lunch. Solemne inauguración del m o n u mento a la infanta doña María Luisa Fernanda Desde el pabellón de Galicia, S S M M y A A marcharon a la glorieta del Parque, donde se alza el monumento erigido por el Comité de la Exposición a la memoria de la egregia infanta de España doña María Luisa Fernanda, donadora del hermoso jardín que sirve de marco maravilloso a l a Exposición. Asistieron, además de toda la Real familia, las autoridades, los generales con mando y los primeros jefes de los Cuerpos de la guarnición, con sus ayudantes. Una compañía de Soria rindió honores en el momento de ser descubierta la estatua, por S. M el Rey. Seguidamente, el director de la Exposición, D José Cruz Conde, pronunció las s i guientes palabras: Señor: E l 13 de enero de 1928, el entonces comisario regio de la Exposición Iberoamericana dirigió a la Comisión permanente de la misma una comunicación, redactada en los siguientes términos: A la Comisión permanente: Con l a más (extraordinaria e íntima satisfacción, me dirijo, en el día de hoy, a la Comisión permanente, que presido, para someter. a su consideración la iniciativa de una propuesta que reúne, a mi juicio, todos los valores de un obligado e inexcusable homenaje de gratitud y que tiene por expresión el rendimiento de un delicado recuerdo a la figura de upa dama, que vivió para Sevilla, ciudad de sus predilecciones, y que a ella ofrendó, desde la elevada jerarquía de su rango y condición de infanta de las Españas, el más beílo galardón de su patrimonio el incomparable Parque de María Líuisa. E n el pabellón de Jaén Desde el de Granada, Sus Majestades los Reyes y séquito se trasladaron al pabellón de Jaén, donde fueron recibidos por el gobernador civil, D. Carlos S i d r o presidente de la Diputación jienense, Sr. López F i gueroa; alcalde, Sr. Pancorbo; delegado de Bellas Artes, Sr. Casaván, y arquitecto don Luis Berges. Entre otras cosas la Real familia admiró la reproducción de la capilla de los Zambrana, de la iglesia de Santa María, una maqueta de las minas de Arrayanes, y entre los objetos de arte el libro de bautismos de Alcalá la Real, donde está asentada la. partida del genial imaginero Martínez Montañés. Vilches ha traído la bandera de las N a vas, á la que rindió honores una compañía del regimiento de Soria, que también los hizo a la llegada de los Reyes al pabellón de Jaén. Sus Majestades tuvieron también palabras de felicitación para los delegados de Jaén. U n delicado rasgo de los valencianos L a delegación valenciana ha tenido el delicado rasgo de traer un ramo y una corona monumentales de flores. Ayer por l a tarde las autoridades de Valencia ofrendaron el primero a la V i r gen de los Reyes, Patrona excelsa de Sevilla, y depositaron la segunda en la plaza de España, como, homenaje a la memoria del llorado arquitecto que labró tanta ma. ravilla. E n el pabellón de Valencia Despue s los Reyes se trasladaron al pabellón de Valencia, donde fueron recibidos por eí presidente del Comité, D. Juan Bautista Robert; señores Mascaros, Trenor y Vélez, del Ayuntamiento de Valencia; don E l delicado rasgo de los valencianos ha merecido unánimes elogios.
 // Cambio Nodo4-Sevilla