Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 8 D E N O V I E M B R E D E 1929. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19. de Santander proponiéndose haber botado ayer tarde con su amigo una canoa en el Guadalquivir. Asimismo lo ha hecho el doctor Asuero, gran amigo de los finados. Desde Granada, donde se encuentra, vendrá para asistir hoy al entierro. tiodio. Ambos llevaban en el servicio de Aviación desde 1920, y eran de la misma promoción. E l Sr. Mejías estaba destinado en Sevilla casi desde su ingreso en Aviación, habiendo casado el día de San José, de este año, con doña Joaquina del Cid, de aristocrática familia sevillana. L a ya viuda del capitán Mejías se encuentra en cinta, habiéndose tomado grandes precauciones para darla cuenta de la terrible noticia, que le fué comunicada por su señora madre, desarrollándose la tristísima escena que es de suponer. E l capitán Esteban era soltero, teniendo a su madre, ya anciana, en un pueblecito de Santander. H i j o excelente, el nombre de su madre jamás se le caía de la boca. Intimó con el doctor Asuero durante la estancia de éste en Sevilla, habiéndole dado varios vuelos en la avioneta del AeroClub. E l capitán D. Alfonso Esteban, que era maestro de vuelos, había enseñado a volar recientemente a los directivos del Aero Club, propietarios de avionetas, D. Fernando F l o res y marqués de las Torres de la Pressa. Hace dos días, el informador, compañero de colegio en la niñez del capitán Esteban, departía con éste en el Aero Club. Esteban, con la confianza natural, decía: -Q u i e r o que vengas a Tablada para que veas lo bien que vuela mi escuadrilla y lo digas en A B C sin nombrarme a mí, solamente diciendo que es una escuadrilla sevillana, para que se sepa que aquí se vuela tan bien como en cualquier parte y que trabajamos. Le prometimos hacerlo como deseaba. ¡Quién había de decirnos que antes de transcurridas cuarenta y ocho horas íbamos a informar sobre su trágica muerte! E l pésame de la Real familia E l ayudante de S. M el Rey, comandante Gallarza, ha conferenciado telefónicamente con el jefe de la base aérea para darle, en nombre de Su Majestad y Real familia el pésame por la muerte de tan brillantes oficiales y pedir detalles del accidente. Su Alteza el infante D. Jaime, que distinguía con su amistad al capitán Esteban, también ha transmitido la expresión de su sentimiento. A l infante D. Carlos, que se encuentra en Villamanrique, dio cuenta del trágico accidente su jefe de Estado Mayor, general Nieves, transmitiendo también su sentido pésame. Telegramas cruzados entre el c o ronel Kindelán y el jefe de la Base E l j efe superior de Aviación, coronel Kindelán, ha dirigido al jefe de la Base de Tablada los siguientes telegramas: Dice así el primero: Dolorosamente i m presionado pérdida brillantes compañeros y queridos amigos envió todos los de esa escuadra mi pésame sincero y sentido. E l segundo despacho reza como sigue: Ruego me informe con urgencia detalles y causas probables accidente desgraciado, si cree se hubieran salvado con paracaídas y datos crea interesantes. Ordene detenida información técnica. Ruego ponga féretros sencilla corona flores naturales en mi nombre. -Kindelán. E l jefe de la escuadra aérea de Sevilla ha contestado con el siguiente despacho: Desgracia ocurrió por desprenderse en vuelo el ala izquierda baja, que arrastró toda la célula. Llevaban cinco minutos de vuelo normal, y sucedió en el último viraje para entrar en el campo. Durante el vuelo no hicieron nada violento, un pequeíio t i rón de salida, pero nada forzado. L a r o tura fué a sesenta metros de altura, y los paracaídas no hubieran servido, pnes el avión entró en tonneau violetttisimQ. N i aun sucediendo a m i l metros altara hubiesen podido salir del avión. Capitán Ordiales lo voló I I M I I I W I I I K antes, sin encontrar nada anormal. E l avión era un Breguet 14, con motor Hispano en prueba. Se abre información técnica que será completa, pues el accidente fué presenciado por persona) de vuelo, de talleres y casi todos los oficiales. Se cumplimentará su orden con l a corona de flores naturales. Los cadáveres están en la capilla ardiente del Hospital M i l i t a r velados por los oficiales. E l entierro será mañana, a. las tres, diciéndose antes misa ante cadáveres, a las diez. L a muerte de estos dos brillantísimos jefes de escuadrilla nos ha emocionado profundamente, y en Sevilla la desgracia ha causado consternación, por ser queridísimos y conocidísimos de todos por su caballerosidad y simpatía. -Delgado Brackenbury. M á s manifestaciones de duelo También ha expresado su pésame al jefe de la base y a la escuadra aerea de Sevilla el gobernador militar, general Fernández Barreto Las visitas al aeródromo Desde que se conoció la noticia no cesaron de llegar personas de toda condición a dar el pésame a los aviadores. Estas muestras de condolencia las recibía el jefe del aeródromo, teniente, coronel D. Guillermo Delgado Brackenbury, al que acompañaba toda la oficialidad de la escuadra que manda. E l Juzgado militar comenzó la práctica de las diligencias de rigor. Alcalá, 26, Las sederías de l a a l t a c o s t u r a de París. E n i g u a l d a d de calidad, precios sin c o m p e t e n c i a E l d u d o del A e r o C l u b L a muerte de ambos expertísimos pilotos ha sido sentidísima en los círculos aristocráticos que ambos frecuentaban. Principalmente en el Aero Club, del que los dos eran socios y profesor- de futuros pilotos, como antes se consigna, el capitán Esteban, el duelo ha sido general, habiéndose exteriorizado cerrando las puertas y enlutando los balcones. PADEZCA M A S Apliqúese en seguida un EMPIASTO de fieltro rojo del E l comandante Gallarza traerá la representación de S u Majestad el Rey H o y llegará de Madrid, en vuelo, el. ayudante de Su M a i estad y expertísimo piloto- aviador, comandante González Gallarza, quien traerá la representación de Su M a jestad el Rey, para el acto del entierro de los infortunados aviadores. También con el mismo fin llegarán algunos aparatos de Cuatro V i e n t o s y Getafe. L o s cadáveres en la capilla ardiente del Hospital M i l i t a r A las seis de la tarde, en ambulancias de Sanidad, fueron transportados los cadáveres al Hospital Militar desde la base aérea. E n el hospital fueron colocados los féretros en la capilla, envueltos en l a bandera española. Sobre los mismos se pusieron gran cantidad de flores y las coronas que van recibiéndose. Velaron los cadáveres los compañeros de la escuadra aérea, con su jefe, el teniente coronel Delgado Brackenbury, y socios del A e r o Club y amigos particulares, entre los que figuran el marqués de las Torres de la Pressa, D. Fernando Flores, D Juan A n tonlo León, D. Javier Molina, Sr. A l g a ra el ingeniero naval Sr. Terry, D. José del Camino, Sr. García Tejada, D José Marañón y un amigo del capitán Esteban llamado Walter Meade, que había venido Dr. WINTER y ese dolor que ia aqueja desaparecerá por completo. Cómprelo en la farmacia más próxima, pero exija que sea e! legitimo Sufragi os y enti erro t A las diez de la mañana de hoy, en l a capilla ardiente del Hospital, se dirá una misa de corpore insepulto, en sufragio de las almas de los capitanes Mejías y. Esteban, a la que asistirán todos los jefes, oficiales y tropa del Aeródromo y comisioParche WINTER nes de los Cuerpos de la guarnición. A las tres se verificará el traslado de los restos de los brillantes oficiales al Cementerio católico de San Fernando. Los honores les serán rendidos por secciones mandadas por los tenientes D Víctor Andrés Ruiz del Árbol, D. Francisco Alcalá Madrid y D Joaquín de Zulueta Isasi. b i e n situado, con p r e v i a p a r a jornales. Cons El. accidente en, Sevilla ha sido causa de tructor. solvente. S i n corredores. OfertasL A p a r t a d o S- 18, general sentimiento, 1 SE DESEA SOLAR
 // Cambio Nodo4-Sevilla