Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 10 D E N O V I E M B R E D E 19 29. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 29. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E M A D R I D M a d r i d aJ día. E l nuevo ministro de Venezuela. Presentación de credenciales. Distinción al señor Francos Rodríguez. maciones diversas. M a d r i d al día Como de lo que se trata es de volvernos locos por todos los medios posibles, después de los últimos días invernales, el de ayer resultó acentuadamente primaveral. E n sus matinales horas lució la primera niebla de la temporada, modelo de Londres, venida como ahora se estila: por los aires. Después, se acabó lo que se daba, y empezó a darse dulce de membrillo por temperatura, y, claro, ¡con lo goloso que es M a d r i d Tuvimos desfile de carrozas palatinas; espectáculo, no por muy visto, menos codiciado, por la impersistente clientela del callejeo. E r a que el nuevo representante de V e nezuela fué a Palacio a presentar sus credenciales al Rey. De las confidencias alcaidillas, puede decirse que está en estudio un nuevo viaducto de la calle de S e g w i a cuyo lema en el concurso de anteproyectos suponemos que será: ¡V i v a el lujo y quien lo t r u j o! También se estudia, porque para eso estamos en los comienzos de curso, el medio de unir la plaza de Santo Domingo y la de Oriente, aunque la unión resulte morganática. E n fin, continúa en estudio la ciíestión del alumbrado público, que no es que no sea del todo malo: es que es del todo peor. De política, Consejo de ministros por la tarde. De la vida cultural fueron manifestaciones los actos celebrados en las Academias de Medicina y Jurisprudencia, hospital de la Princesa, Sociedad Económica Matritense, Instituto de Reeducación Profesional y Asociación de ex alumnos de Farmacia. Del balón del pie y otros excesos, el partido que el Athletic ganó al Nacional. Estrenos teatrales, uno en el Alkázar: La noche del sábado, que en Madrid quiere decir diversión, trasnocheo y tente tieso... -Aemecé. baneja puso en mano del Monarca las credenciales que le acreditan como ministro plenipotenciario de su país en la Corte, y, a su vez, el Monarca las pasó al presidente del Consejo. E l Sr. Urbaneja pronunció breves palabras de salutación para España y Su M a jestad, y terminada la breve ceremonia, el Monarca conversó unos momentos con el ministro de Venezuela. Seguidamente, el Sr. Urbaneja abandonó el Alcázar en la misma forma que a la llegada. Noticias e infor- Distinción al señor Francos R o dríguez Madrid 9, 6 tarde. E l próximo lunes, a las ocho de la noche, en la Casa de la Prensa, D. Fernando Castán Palomar entregará al presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, D José Francos Rodríguez, el nombramiento de presidente de honor de la Asociación de la Prensa de Zara goza. A p e r t u r a de curso en la Escuela Social del M i n i s t e r i o de Trabajo Madrid 9, 11 noche. Ayer tarde se cele, bró en el salón de actos del ministerio de. Trabajo y Previsión la inauguración de curso de la Escuela Social de Madrid. Presidió la sesión el Sr. Aunós, y asistieron los señores Marvá, conde de Lizárraga, Bayo, Gascón y Marín, Serrat y otras personas. E l Sr. Bayo, como secretario, leyó la Memoria del curso anterior. E l profesor de Historia de la Cultura nuestro ilustre colaborador Eugenio D Ors, pronunció el discurso inaugural. Empezó diciendo el Sr. D Ors que la gran abundancia de folletos con la que se suele luchar en los días de afanosa ordenación de bibliotecas le ha hecho pensar en que la cultura está en peligro de perecer intoxicada por ellos, y por tal motivo se decidió a pronunciar su discurso en vez de leerlo, influido por la idea de que nada hay más colectivo que el pensamiento iniciado al calor de un clima de reciprocidad y cordialidad humana, como el de la Escuela Social. Juzga que nada es tan erróneo como creer que todo está dicho o que todo está por decir, pues lo cierto es que todo está dicho a medias. Añadió que son varios los que andan metidos en Europa en la obra de construir, por fin, a la Cultura, un arsenal técnico de conceptos, métodos y doctrinas, que otorguen a sus estudios una constitución científica acabada. Recordó a K a r l profesor de la Escuela de Aiir s Estudios Comerciales de Berlín, quien i ató en Barcelona del pasado de 4 la cultura, remontándose a la edad moderna occidental, y dedujo, en consecuencia, que existe una sucesión de centros de gravedad, en torno de los cuales van cristalizando en toda etapa los intereses colectivos de la cultura. L a primera etapa se caracterizó por el predominio de las ideas profesionales, Guerras de religión. Todo el drama central de la Cultura, desde L u tero a la paz de Wesfalia, es un drama religioso. Sigue a esta etapa las de la ideología de principios del siglo x i x E l fervor ideológico anima al Parlamento, Prensa, partidos revolucionarios; aparecen Suárez, Barón, Galileo, Kepler, Descartes, Pascal, Newton. E n 1880 cierra la época el auge de los intereses materiales; sucede a la ideología la economía, lucha de clases, periódicos de empresas, grandes movimientos de la i n dustria. Pero a la economía se reemplazó hoy con un período técnico. L a utilización de los intereses, ¿se encontrará tanto en los mismos intereses materiales como en la capacidad de sus productos? Esto es lo que hoy se presenta ante nuestros ojos. Los anteriores períodos van quedando sucesivamente inutilizados y nacen, en otros organismos, las escuelas sociales. Pero hay intelectuales que, se han quedado atrasados unos en la etapa económica; otros en las anteriores, sin acertar a percibir la nobilísima influencia de la técnica. Se acercan días en que la posesión de los bienes nada significará, si la capacidad no les fecunda. E n las escuelas sociales se está preparando un nuevo mundo. Terminado el discurso del Sr. D O r s habló brevemente el ministro de Trabajo, aue se mostró muy satisfecho del camino recorrido por las escuelas sociales pues a ellas, acuden ya cuantos sienten la inquietud de los problemas de esta índole. Saludó al profesorado y a las restantes escuelas que en diversos puntos de España coadyuvan a esta gran labor. E l Sr. D Ors y el ministro de Fomento fueron muy. aplaudidos. E l nuevo ministro de Venezuela. Presentación de credenciales Madrid 9, 2 tarde. Hoy, a medio día, se efectuó en Palacio, con la solemnidad acostumbrada, el acto de presentar a S. M el Rey sus cartas credenciales el nuevo m i nistro de la República de Venezuela, don Alberto de Urbaneja. E l diplomático venezolano llegó a Palacio, en un coche de París, de media gala, acompañado del primer introductor de E m bajadores, duque de Vistahermosa. A! estribo marchaba el caballerizo de campe de Su Majestad, Sr. Dorado. E n otro carruaje idéntico iban el secretario y el agregado de la Legación. E l Sr. Urbaneja, con su séquito, penetró en el Alcázar por la escalera principal, y con las formalidades protocolarias llegó a la Cámara donde se hallaba S. M el Rey, que vestía uniforme de Infantería, de media gala, acompañado del presidente del Consejo, marqués de, Estella; mayordomo mayor, duque de Maceda; general de Alabarderos, conde de Xajlen; ayudante de. Su Majestad, contraalmirante E n r i l e grande de España, marqués de Castromoute, y oficial mayor de Alabarderos de guardia, señor Quetenti. Con las reverencias de ritual, el Sr, U r- Madrid 10, 1 madrugada. P o r circunstancias fortuitas, Tos aviadores Sres. Jiménez e Iglesias no pudieron ser agasajados, a su paso por Nicaragua, con ocasión deí vuelo del Jesús del Gran Poder, como hubiera deseado la colonia española de dicha República hispanoamericana. Terminado el vuelo, los españoles allí residentes convinieron en expresar a los i n trépidos pilotos su entusiasta adhesión y su aplauso, y para ello recaudaron fondos oor suscripción popular y ios emplearon en la adquisición de una artística medalla conmemorativa de aquella hazaña, que enviaron, por conducto de la señora de Pérez Alonso, recientemente llegada a España, af director de nuestro colega El Sol para que este diario hiciera entrega del distintivo a los heroicos aviadores. E l acto se celebró ayer tarde, con asistencia de los Sres. Jiménez e Iglesias, la distinguida señora de Pérez Alonso, los directores de El Sol y La Vos, D Félix L o renzo y D. Enrique Fajardo; el cónsul general honorario de Guatemala, Sr. T r a u mann; el general Soriano y los redactores y colaboradores de ambos diarios. E l señor Lorenzo ofreció la medalla a los, señores Jiménez e Iglesias y les... entregó un artístico pergamino, firmado por l a colonia española, con un vibrante mensaje de admiración por la hazaña. E l capitán Jiménez expresó su gratitud y la de su- compañero por la ofrenda, y dio las gracias a la señora de Pérez Alonso, portadora del ar- Entrega de una medalla y un mensaje a los capitanes Jiménez e Iglesias