Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los más elegantes para Señora y Niífca ALMACENES M ELA 6 UILAT S, 5 BARCELONA MADRID SUCURSALES Y AGENCIAS E N LAS PRINCIPALES CIUDADES D E ESPAÑA título. Exámenes en RePRACTICANTES DE FARMACIA No se exige ningún por correo, diríjanse el próximo año. Para el programa oficialR y ü S glamento del Cuerpo, contestaciones y preparación en las clases o al antiguo y acreditado INSTITUTO E PRECIADOS. 23; PUERTA D E L SOL, 13, y MAYOR. 1. MADRID. Regalamos prospecto. Tenemos Residencia- Internado Importante convocatoria. Plazas con 2.500 ptas. ascensos hasta G. 000 y derechos pasivos, ACADEMIA BACHILLERATOS UNIVERSITARIOS Profesores auxiliares Universidad e Institutos, Internado. Pez, 18 (mofíerao) Teléfono 11318, COMPRA LA CASA ORGAZ Cratfafl itodri 9o,13 476 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 47. forma, m i r á n d o m e de t u a m a n e r a t e r r i b l e c o n sus grandes o j o s azules. C u a n d o consumía l a f o r m a m e parecía que d e v o r a b a a K r a s n a que ella se d i l a t a b a dentro de m í y que m e roía las entrañas c o n l a r a bia de s u v e n g a n z a C u a n d o consumía el a g u a y e l v i n o q u e contenía e l sagrado c á l i z m e parecía beber l a s a n g r e de K r a s n a que me a b r a s a b a c o n el fuego del infierno. A l g u n a s veces e r a t a n i n s o p o r t a b l e el t o r m e n t o q ue sufría, que caía s i n sentido e n las g r a d a s d el altar. D e s p u é s de l o c u a l pasaba algunos d í a s e n t r e g a d o a u n d e l i r i o en que los monjes 110 v e í a n l a dese s p e r a c i ó n d e l condenado, sino el a r r e p e n t i m i e n t o d e l santo, p o r q u e y o n u n c a b l a s f e m a b a porque y o p e d í a a g r i t o s a D i o s m e l i b r a s e d e l estado espantoso a que m e e n c o n t r a b a r e d u c i d o E s t o engañaba a l a s gentes. T o d o consistía en que y o he creído siempre en D i o s y e n s u o m n i p o t e n c i a E n q u e y o r e c u r r í a a D i o s c o m o l a tínica potestad que podía salvarme. P e r o teniendo s i e m p r e v i v a y a r d i e n t e en m i m e m o r i a a K r a s n a s i n t i e n d o s i e m p r e el fuego a r d i e n t e y d e v o r a d o r de u n a pasión i m p u r a de u n a m o r idólatra h a c i a ella. M i v i d a e r a u n infierno. Y o n o necesito p a s a r p o r las puertas de l a m u e r t e p a r a ser condenado. M i etern a condenación e m p e z ó en el instante e n que c a y ó m i- puñal sobre el seno de K r a s n a ¡Á h! ¡L o s h o m b r e s s o n ciegos! ¡C o n f u n d e n l a desesperación y l a r a b i a c o n el d o l o r y el r e m o r d i m i e n to! E l l o s n o saben que y o s o y u n ser m a l d i t o u n s e n tenciado p o r D i o s u n a l m a condenada, que tiene y a d e n t r o d e sí todo el infierno que h a de s u f r i r en l a eternidad. N o saben que m i c u a l i d a d de sacerdote a u m e n t a m i s t o r m e n t o s N o saben que e l cuerpo y l a saugre de J e s u c r i s t o s o n p a r a m í u n fuego devorador, que m e a n i q u i l a s i n d e s t r u i r m e p o r u n m i s t e r i o i n c o m p r e n s i b l e E l l o s 110 saben que los que m e l l a m a n el padre Giuseppe el D i a b l o los que se a p a r t a n ater r a d o s de mí h a c i e n d o l a señal de l a c r u z son los que h a n comprendido l a verdad. Y o revelo todo esto, secretarios del, C o n s e j o de l o s D i e z porque pretendo que, h o r r o r i z a d o s de m í c r e á i s que S i x t o V n o h a sido bastante, severo c o n m i g o y; m e arranquéis u n a v i d a que n o puedo soportar. D e s p u é s continuó K a i v a r -Apenas f u i sacerdote y r e l i g i o s o profeso, el su y entré en el aposento, en el c u a l encontré d o r m i d o s a K a n m o y a K r a s n a N o v o l v i e r o n a despertar. A l a v i s t a de K r a s n a h e r i d a m o r i b u n d a que fijaba en mí de u n a m a n e r a t e r r i b l e sus hermosos ojos a z u les, sentí u n t e r r o r que aún todavía, aunque h a n p a sado m u c h o s años desde a q u e l l a noche, n o he p o d i d o l a n z a r de m í U n h o r r o r que incesantemente m e a t o r menta, que m e hace v e r siempre e l h o r r o r o s o seno de K r a s n a rasgado p o r m i puñal, l a a g o n í a de s u semblante y l a m i r a d a a m e n a z a d o r a de sus ojos azules. H u í y a l a carrera, aterrado, sintiendo p o r l a p r i m e r a v e z el m i e d o m e interné en l a m o n t a ñ a y p e r manecí allí algunos días, cada v e z m á s d e v o r a d o p o r e l h o r r o r y e l a r r e p e n t i m i e n t o de haber i n m o l a d o a K r a s n a Y o l a amaba; y o la amo a ú n yo l a amaré después de m u e r t o soñando c o n ella en el f o n d o de m i t u m b a v i e n d o a ú n allí l a sangre b r o t a n d o a b o r botones de s u blanquísimo seno, l a t e r r i b l e m i r a d a de sus ojos azules que siempre arde en m i m e m o r i a E l r e m o r d i m i e n t o y el d o l o r l l e g a r o n a h a c é r s e m e insoportables, y m e acogí a u n m o n a s t e r i o de f r a i l e s franciscanos. É l superior, a quien confesé m i pecado, m e d i j o que no podía a b s o l v e r m e que e r a necesario que fuese a R o m a a a r r o j a r m e a los píes d e l P a p a A c o n s e j ó m e esto el s u p e r i o r porque, a pesar de estar, e n G r e c i a s u convento, pertenecía, no a l a I g l e s i a g r i e g a sino a l a I g l e s i a católica. Y o acepté el c o n sejo d e l s u p e r i o r y en v e z de i r a a r r o j a r m e a, lo s pies del p a t r i a r c a g r i e g o f u i a R o m a c o n a u x i l i o s que m e d i e r o n l o s buenos franciscanos. S i x t o V e l serenísimo S i x t o V escuchó m i c o n f e sión, y c u a n d o hube c o n c l u i d o m e d i j o -Y o te absolvería s i inmediatamente después de m i absolución h u b i e r a de caer t u cabeza b a j o el h a c h a d e l v e r d u g o pero no es el m í o u n m i n i s t e r i o de sangre, sino u n m i n i s t e r i o de p a z y de m i s e r i c o r d i a m a t a r t e n o s e r i a ser m i s e r i c o r d i o s o c o n t i g o p o r que l a muerte n o es u n a compensación bastante de t u c u l p a p o r q u e te presentarías m a n c h a d o de s a n g r e ennegrecido p o r e l odio y p o r l a v e n g a n z a ante él T r i b u n a l de D i o s T ú debes v i v i r porque l a v i d a es p a r a t i u n tormento s u p e r i o r a todos l o s t o r m e n tos que p u d i e r a n hacerte s u f r i r los hombres. T ú d e bes v i v i r y v i v i r á s porque y o te sentencio a l a v i d a