Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 12 D E N O V I E M B R E D E 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 35. referee esta vez se limitó a presenciar el espectáculo. -Juan Deportista. Malagueño, dos tantos; S e v i l l a F C cuatro Málaga, 11, 10 mañana. Se celebró con mucha animación el partido de campeonato regional entre el Malagueño F C. y el Sevilla F C. Comenzó el encuentro con ventaja de los xocales, que no prosperó por falta de eficacia en el chut. E l Sevilla reaccionó pronto, y en poco tiempo consiguió dos tantos: el primero obra de Carreño, y el otro de Romero, rematando una combinación iniciada por Gual y Carreño. S i n embargo, la calidad de juego siguió siendo escasa. Casero consiguió poco después un goal de mucho lucimiento, que halló inadvertida a la defensa sevillana. A este tanto siguió una nueva ofensiva del Malagueño, con la que acabó el primer tiempo. E n el segundo, el Sevilla afianzó su superioridad, apuntándose un tanto Romero y otro Gual, en una escapada. A consecuencia de un comer, Casero marcó el segundo goal para su equipo. E n conjunto, los campeones jugaron bien, destacándose Eizaguirre, Gual y Carreño. E n ocasiones flojearon la línea media y la defensa. De los malagueños se distinguieron H u cha, León y Butina. Melcon, del Colegio del Centro, arbitró bien. S o c i e d a d de S a n Sebastián, cuatro tantos; T o l o s a uno San Sebastián 11, i r mañana. Los equipos se alinearon en la siguiente forma: Tolosa F C. Ceuzano; Alonso, Iguarán; Juan, Arana, San Martín; Eugenio, Garraráin, Arteche, V i a n o y- Carrera. Real Sociedad: Izaguirre; Zaldúa, Irundai; Amadeo, Marculeta, T r i n o Mariscal, Zubiría, Cholín, Silvino y K i r i k i De arbitrar el encuentro se encargó: el colegiado guipuzcoano Ledesma. Á los veinte minutos viene un avance de los donostiarras, e Iguarán detiene con la mano el balón dentro del área fatal. E l arbitro castiga a los tolosanos con penalty, que lo tira Zaldúa, marcando así el primer goal de la tarde. A los treinta minutos de juego los realistas atacan bien y los tolosanos se ven precisados a ceder comer. L o saca M a r i s cal, y da lugar a una intenvención de Cenzano, que rechaza el balón. Entra de nuevo Mariscal y da lugar a que Zubiría, de un cabezazo, mande la pelota a la red, marcando el segundo goal realista. Atacaron los urdinas. y Carrera lanzo un chut bueno, que rechazó Jesús con vista pero la pelota fué recogida por A r t e che, quien la metió en la red. E n la segunda mitad salieron bien los tolosanos. imponiéndose y llegándose así a los treinta y cuatro minutos de juego, en que la Real avanzó, llegando hasta los dominios de Ceuzano. Se produjo una mclée, que terminó K i r i k i empujando el balón a la red y marcando el tercer goal donostiarra. A partir de aquí, los realistas se crecieron, dominando hasta el final del páratelo. A los cuarenta minutos de juego, S i l vino envía la pelota a la red, marcando el cuarto tanto realista. E l Tolosa jugó con codicia y entusiasmo. B a r c e l o n a 4 tantos; E u r o p a o Barcelona 11, 2 tarde. E n el campo del Europa contendieron el propietario del terreno y el Barcelona, un partido que había despertado expectación vivísima. E l campo, abarrotado. L a victoria correspondió al Barcelona, que jugó muy favorecido por l a suerte y no menos favorecido por las decisiones arbitrales. Real LA ¿Q U E SI SOY F E L I Z VIDA, JACINTO- ¡BUENO! LITERATAS IMPETUOSO DE L A CON JACINTO? ¡M U C H O! E N E L TORRENTE DECÍRSELO! H A SIDO PARA M I U N R E M A N S O ¡P E R O ESTO N O S E T E OCURRA A poco de comenzar el juego, el arbitro Sr. Villena, expulsó al defensa europeista, Vigueras, uno de los puntales de su equipo, por supuesta entrada antirreglamentaria a Samitiér. Poco después, Vi len Q 3 í penalty contra el Eurona porJcarga violenta deT A l coriza, cuya falta fué convertida en tanto por Yaltor. K l Europa, no obstante elhandicap que suponía la falta de Vigueras ijugó bravamente, realizando una brillante. labor defensiva. Y a mediado este primer tiempo, Sastre recogió un pelota bombeada por. Martín, y. consiguió el segundo, tanto para su equipo. Con este resultado terminó el primer tiempo. E n la segunda parte, el Europa actuó con coraje; pero con desgracia. L a delantera realizó incursiones en tererno enemigo, que la defensa barcelonista despejó con relativa facilidad. A los doce minutos, A r n a u marcó el tercer tanto barcelonista. Durante este tiempo se lesionaron Florenza, que se retiró, siendo sustituido por A l tés Cros, que reapareció poco después, y Alcázar, que no volvió a reaparecer. A partir de este momento, la moral del Europa se desmoronó completamente, j u gando a la desesperada. E L Barcelona, en cambio, completo y en vena de suerte, jugó a placer. Cuando faltaban pocos minutos para terminar, Parera ¡narco el cuarto tanto barcelonista. L a victoria del Barcelona no es, sin em; bargo, convincente, pues no se debió al acierto, sino a la suerte y algo más. y i l l e n a hizo un arbitraje, que sólo pudo satisfacer a los barcelonistas. Los equipos se alinearon así: Europa: Florenza; Vigueras, A l c o r i z a Obiols, Loyola, Gámiz; Girones, Bestit I I Crós, M a u r i y Alcázar. P o r el Barcelona: P l a t k o Walter Más, A r n a u Guzmán, Martí, Jiménez Piera, Sastre, Samitier, Arocha y Parera. Arenas y Baracaldo, empatan a cero tantos Bilbao 11, 2 tarde. Con frío y agua, y sobre una verdadera laguna, se jugó en Lacearre, alineándose así: Baracaldo ¡Santamaría; Baragoisti, Otaol a Villagrán, Fede, Roberto; Germán, B e cerra, Mones, Jáuregui y Eguía. Arenas: Zarraodancia; Llanzaga, A r r i e t a Barrenechea, Urresti, Rejón; Saro, R i vera, Gurruzada, Menchaca y Juanito. A r b i t r a Zaracho. A los pocos minutos de comenzado el partido, un chaparrón huracanado hizo que se suspendiera por unos momentos, para que los jugadores se mudaran. Pero, el encuentro continuó pasado por agua: de vez en cuando la pelota desaparecía en el barro, y cuando un pie acierta a levantarla deja una estela de barro y agua, que cubre a ios jugadores. Pero la lucha resultó una de las más emocionantes que se recuerdan; emocionante, desde luego, por la audacia y brío de los contendientes, no por la calidad del juego. Del Baracaldo, que dominó toda la tarde, destacó la labor del medio centro, que estuvo hecho un coloso. E n cambio, al Arenas le falló el eje, Urresti, que estuvo desdichadísimo. Zaracho. parcialísimo a favor del Arenas. Real Unión de Irún, seis tantos; Pasa- M A Q U I N A S de labrar madera FRESAS patentadas M O T O R E S deacoifces pesado Ce Cortes, 435. HANST. MOILER. SA. BARCELONA yaco, cero Irún 11, 2 tarde. E n el Estadium Gal, cerno se tenía por descontado, trkmíatoa ios iruneros. E l partido fué ganado por el Real Unión, que dominó constantemente, marcando seis tantos por cero.
 // Cambio Nodo4-Sevilla