Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRfD. BODA D E E N L A IGLESIA D E LOS MARIANISTAS A W C T I N I D A S E Ñ O R I T A L E O N O R COELLO D E PORTUGAL CON NUESTRO QUERIDO COMPAÑERO. E L R E DACTOR- JEFE D E BLANCO Y NEGRO Y ADMIRABLE POETA. D. MANUEL D E GONCORA. (FOTO V MURO) Prensa al elogie sin equivalencia adminis- j no nos diga que Barcelona y Madrid son dos i mos empezado, de sobremesa, a propósito irativa, los escritores franceses nos sorpren- j ciudades muy bellas, que el español es el de la Exposición de Barcelona, nos lleva h den frecuentemente con muestras de consi- hombre más servicia! del mundo, que nues- í sensiblemente a hablar de nuestro poderío deración, que son más de agradecer si se tras mujeres no admiten, por lo caracterís- histórico, de lo que lucimos en Italia, en tienen en cuenta los obstáculos que vencie- tico de sus encantos, ninguna rivalidad; que Flandes y en América, y de lo que aún poron para exteriorizarlas. Y o lie leído re- nuestras carreteras están muy bien cuida- dremos hacer en lo íuturo, si, como es procientemente una página de Maurice M a u- das v que la vida no es. en general, más bable, el país no se mete en aventuras reclair en Le Fígaro, que resume sus impre- cara que en otros países. Antaño estaba de olucionarias... siones de Barcelona, que acaso sea lo me- moda satirizar nuestro catolicismo. Ahora MANUEL B U E N O jor que se ha escrito, no sobre el conjunto se está produciendo una reacción, que con- París, noviembre, 1929. de la Exposición, sino sobre su más nota- I sidero justa, contra aquella actitud de mal 3 J singularidad. L a descripción que hace e l! S usto. Nadie zahiere nuestra religiosidad. e eminente crítico del Pueblo Español es tan I A l contrario; la pasión que pone nuestra acabada y sugestiva, que iguala a lo real, j gente en sus relaciones con el misterio paTIPOS SEVILLANOS E l temperamento artístico, la honda cultura j rece una prueba de elegancia espiritual... y la escrupulosa conciencia del gran crítico j Y a lo mejor, una conversación que heDon JuJio realzan con tal primor lo que recogió s u Es de todos ios tiempos. E l buen humor retina, que la página impresa adquiere el del pueblo suele cifrarse en un tipo, o en valor expresiva del cuadro. Eugenio F r o varios tipos, de laya extravagante, callejeincutin y Teófilo Gauthier, talentos dé una ros infatigables, que sufren, con paciencia proyección colorista de primer orden, no y complacencia, burlas, invectivas, dichos y habrían podido retocarla. hechos, por donde escapa el ingenio inofenIndependientemente de lo que ha hecho la sivo y la generosidad verdadera de todas las Prensa de por acá en alabanza de las E x clases sociaies. E n nuestra literatura picaposiciones españolas, he advertido con saresca verbenean los personajes de esta catisfacción una propaganda oral, tan entutadura, y, por no citar sino a dos insignes siasta corno desinteresada, que no dejará de ejemplos, que viven en la memoria de Lodar sus frutos. E n los viajes y en las casas dos, recordaremos, de pasada, al Licenciado de amigos que frecuento he oído los elogios Vidriera y a aquel otro linajudo aguador más- calurosos para Barcelona y Sevilla. de la nóvela cervantina, a quien los muchaEsa propaganda casi confidencial es quizá chos de Toledo seguían y perseguían, asaede más influencia que la otra de índole merteándolo con el grito insolente de: Astucantil. L o curioso es que todas las persoriano, daca la cola! nas cen quienes he departido sobre las E x Es de todos los tiempos y de todos los posiciones no se limitaron a hablarme con pueblos. Sevilla ha conocido y ha creado a elogio de ellas, sino que extendían sus cosus famosos tipos populares, v ahora tiene mentarios, henchidos de optimismo, a la s i a Don Julio. Nadie en Sevilla ignora su tuación de España. E l extranjero no se vida y milagros. Don Julio es extremeño leja contagiar por las preocupaciones políde nacimiento y sevillano de afición, que tica- -de las gentes con las cuales le ha puesaquí vino y echó raíces, en sus años de to e ¡azar en contacto. Como no riman con soldado; zapatero de oficio; ni alto ni bajo; nada que a él le interese, conténtase con la perfil severo, perfil castellano; ojos azules, calidad objetiva, que le entra directamente agudos, asustadizos, respetuosos verbo fepor los sentidos. Y esa realidad le ha dicho cundo, de sochantre, muy docto en latines, que España, no solamente ha convalecido va de sus desastres coloniales y se ha re- LA SEÑORA MARÍA D E L A ASUNCIÓN CON- aprendidos, cuando sacristán, en su aldea puesto de su hemorragia africana, sino que TESTI Y MAC HONAt... MUERTA A TIROS de Badajoz; capa en todo tiempo; una cruz vive v prospera en un estado de salud que POR U N SOLDADO E N L A C A L L E D E DON gigantesca sobre el pecho, una cayada en la nunca tuvo en todo el siglo pasado. Agota- RAMÓN D E LA CRUZ. (REPRODUCCIÓN mano; andares decididos. Don Julio ha abandonado hace tiempo su do el teína de las Exposiciones, es raro que D E ALFONSO)