Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 15 D E N O V I E M B R E DE 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 6 presupuesto de igoo. Pero hay que recordar también que Vilíaverde tuvo energía para vencer las vele dades regionalistas de Silvela y de Polavieja y tuvo la suerte de gobernar antes de la Solidaridad Catalana. ANTONIO R O Y O VILLANOVA ABC EN ALEMANIA Concentración económica y financiera Desde hace algunos años la vida económica alemana se desenvuelve bajo el signo de la concentración. Las causas determinantes de este proceso son, a no dudarlo, el empobrecimiento general del país, la escasez de reservas y consiguiente enrarecimiento del mercado de capitales, la deuda de reparaciones, en fin, que imposibilita en absoluto, y por largos años, toda reducción sensible de las cargas excesivas que pesan sobre el contribuyente alemán. Este conjunto de causas crea para muchas Empresas una situación difícil de sostener, a la cual es natural que traten de hacer frente por medio de ¡a concentración- -reunión de fuerzas y restricción de los gastos generales- puesto que es ésta la única puerta de salida que se les ofrece libre. Obedeciendo así al imperio de las circunstancias, han surgido en Alemania una serie de consorcios industriales gigantescos, entre los cuales cabe citar, como mas impor! antes y más conocidos en el extranjero, el llamado trust de las industrias químicas- -ínteressengemeinschaft (I. G. Farbenindustrie- con un capital acciones de 1.100 millones de marcos, y el trust del acero o fábricas de acero reunidas- -Vereigigte Stah werke- cuyo capital se eleva a 800 millones de rr rcos. E n otras industrias- -seda irí ficial, grasas y margarinas, linoleum, papel, etc. -el proceso de concentración ha dado lugar, asimismo, a la constitución de importantes consorcios. L a corriente concentradora acaba ahora de desbordar el campo industrial y de invadir el campo financiero. Por la fusión del Deutsche Bank y la Diskonto Gesellschaft, los dos Institutos de crédito más importantes de Alemania, ha surgido una nueva Sociedad anónima bancaria, ante cuya magnitud Han de inclinarse todos los demás establecimientos del continente europeo. A más de 5.000 millones de marcos se eleva, en efecto, la suma de los depósitos del nuevo Banco, cifra sólo superada por algunos Bancos ingleses y norteamericanos. N i el más importan e Banco de Francia, n i el Banco Alemán, que sigue en importancia a nuevo coloso, llegan a poder apuntar en su balance la mitad siquiera de. dicha cifra, que, dicho sea de paso, representa, a su vez, el 50 por 100 de los depósitos acumulados por el pueblo alemán en las Cajas de Ahorros desde la estabilización monetaria hasta la fecha. Paralelamente a esta fusión bancaria de gran estilo ha tenido lugar una transacción análoga en eí campo de! seguro privado. La más importante de las Compañías de Seguros alemanas- -la Aliianz und Stuttgarter Verein Ak iengeselsschaft- -ha absorbido el íegocio de la Allgemei e Frankfurter Versicherungs- Geseilschaft, Compañía de gran prestigio internacional, mucho más antigua y de importancia apenas inferior a la primera. Esta absorción a evitado al mercado alemán de seguros- -y, con siguientemen e, al organismo económico y financiero alemán en conjunto- -una catástrofe de incalculables consecuencias. A causa de las grandes pérdidas sufridas en el seguro de ventas a plazos y de la mala administración de la Compañía durante los últimos diez años (dos directores de la misma se encuentran de enidos y procesados) la Sociedad de Seguros de Francfort dilapidó por completo su capital y reservas, y sin la i tervención de ia Aliianz, declarándose dispuesta a hacerse cargo de todas ias responsabilidades derivadas de las pólizas de seguro en vigor, no hubiera tenido otro recurso que declararse en quiebra. L a catástrofe que la quiebra de un gran Instituto de seguros representa para la economía de un país ha podido ser evitada. Y Alemania cuenta ahora con un nuevo coloso financiero, que en el mercado de seguros ocupa una posición casi dz monopolio. Nada tienen que ver con las que acabamos de apuntar las causas de la fusión bancaria más arriba aludidas. E l Deutsche Bank y la Diskonto Gesellschaft ocupaban una situación floreciente; la marcha de sus negocios era normal y satisfactoria y su crédito inmejorable, tanto en Alemania como en el extranjero. L a Dirección de ambos Insfitu os justifica el paso dado por meras consideraciones de racionalización. Se trata de reducir los gastos de personal (cuya proporción con el volumen de las operaciones es hoy cuatro veces mayor que antes de la guerra) de unificar las sucursa es y Agencias y de enajenar una serie de valiosas fincas urbanas ocupadas ahora por oficinas que serán suprinvdas. Estas medidas previas de economía se consideran indispensables para poder llegar un día al abaratamiento del crédito. Pero antes de que este momento llegue la fusión Deutsche BankDiskonto Gesellschaft irá probablemente seguida de otras concentraciones análogas. ALFREDO MANES Berlín, noviembre, 1929.
 // Cambio Nodo4-Sevilla