Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E n l a G a c e t a d e l 3 d e n o v i e m b r e s e h a p u b l i c a d o l a c o n v o c a t o r i a p a r a e l C u e r p o A d m i n i s t r a t i v o d e H a c i e n d a S e a n u n c i a n 350 p l a z a s c o n 2.500 p e s e t a s S e a d m i t e n s e ñ o r i t a s N o se e x i g e t í t u l o E d a d d i e c i s é i s a c u a r e n t a a ñ o s I n s t a n c i a s h a s t a e l 3 d e d i c i e m b r e 1 S 2? E x á m e n e s e n m a r z o P a r a el p r o g r a m a oficial, que r e g a l a m o s n u e v a s c o n t e s t a c i o n e s y p r e p a r a c i ó n e n las clases o p o r c o r r e o d i r í j a n s e a l a n t i g u o y a c r e d i t a d o I N S T I T T J I O R E U S P r e c i a d o s 2 3 P u e r t a d e l S o í 13, y M a y o r 1 M a d r i d T e n e m o s RESIDENCIA- INTERNADO p a r a estudiantes y opositores, a u n q u e no sean a l u m n o s de nuestro I N S T I T U T O D e las ocho últimas oposiciones a H a c i e n d a e n seis h e m o s o b t e n i d o e l n ú m e r o 1; e n v a r i a s el n ú m e r o 2, y 326 p l a z a s c u y o s r e t r a t o s n o m b r e s y a p e l l i d o s se p u b l i c a n en el prospecto que regalamos. D i c h a preparación f u n c i o n a bajo l a dirección especialísima de! Sr. R e u s juez, p o r oposición, del T r i b u n a l S u p r e m o de l a H a c i e n d a P ú b l i c a N o s e n c a r g a m o s de l a p r e s e n t a c i ó n de i n s t a n c i a s y o b t e n c i ó n de d o c u m e n t o s de los s e ñ o r e s q u e n o s l o i n d i q u e n I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 2 3 P U E R T A D E L S O L 1 3 y M A Y O R 1, M A D R I D POSICIONES A HACIENDA O Í ü? ¿i Sr mB Mí 2 Use y no en todas sus VVll f tf S 3 O. VUW gj. ff gUR W 1 D! CS? TAC rC 9I C. I M t f H EL W FC it t W 1 1 f A y u n t a m i e n t o d e M a d r i d N o se e x i g e t í t u l o P r e p a r a c i ó n p o r p e r s o n a l t é c n i c o d e l C u e r p o I n s t i t u t o A r t u r S a n B e r n a r d o 78. camas TP i J k T W I A Clase extra y y corriente. Exija admita falsificaciones Bonitos RELOJES c h a p a d o s 40 rebaja. Liquidación urgente. M O N T E R A 23, joyería. 1 Q en buenas condiciones tienda C R A L Príncipe, 1 7 I n f o r m e s d e 3 a 7. Teléfono 50 G 31. SE TRASPASA P o r defunción de su dueño, traspásase u n g r a n hotel m e u b l é (sólo p a r a d o r m i r pudiéndose transf o r m a r en h o t e l c o n pensión c o m p l e t a p o r el sitio e n que está s i t u a d o) en el m e j o r sitio de Sevilla, en el p r e c i o d e 25.000 ptas. (p r e c i o de a d j u d i c a c i ó n de t e s t a m e n t a r í a) P a r a m á s detalles, escribid a herederos de M M A n u n c i o s Roldós- Tiroleses, General P o l a v i e j a 2 2, S e v i l l a ¡UN TRIUNFO GRAN etiqueta OCASIÓN marca Patentado. mm mientos Espinosa. Vajillas Espinosa. Lámparas. P r e c i o s de f á b r i c a EstableciE s p i n o s a A l c a l á 35. y C a b a l l e r o G r a c i a 18. 0,30 m e t r o colocados. Envíos provincias. A l v a rez, C r u? 21. T e l 16639. BURLETES M á q u i n a de escribir. 150 P E S E T A S! Catálogos y detalles gratis. Se desean representantes. A p a r t a d o n ú m e r o 135. V a l l a d o l i d GENIATHUS DE L A M E C A N O GRAFÍA! üfgo FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 491 Yo fijé en sus ojos una mirada penetrante; pero me convencí de que Nossur nada sabía, de que no había pasado de hacer una suposición acerca del -ta. o físico en que Zinca se encontraba por el tiempo a que se referia. Y o me abstuve de pronunciar ni una sola palabra que hiciese recaer en sus sospechas a Nossur. -Algunos días después- -continuó el tártaro- -Zinca me llamó y me- -Nossur, yo quisiera que descansaras; tú no eres ambicioso y conozco que tienes aversión al gobierno de la isla; que quisieras vivir sin cuidados; pero no puedes dejar de tenerlos mientras yo no tome esposo. Te decides al fin a ir a nuestras montañas- -dije con alegría- o por lo menos a Constantinopla? L a tribu K a r u k es la predilecta de nuestro magnífico señor el sultán Ostman: él te procurará un esposo digno de ti, si no es que, embr ajr -r or tu hermosura, te tome é! mismo por esposa. -La raza Karuk- -me contestó- -es cristiana no se ha mezclado con los degenerados tártaros que hov se llaman turcos, que han sido absorbidos por la raza conquistada por ellos, que les ha dado su religión y sus costumbres; la nieta de las águilas del Cáucaso no puede partir el hombre de su amor con otra? mujeres v verse obligada a tener plegadas las alas por falta de espacio en el encierro del harén; no. vo n o iré a Constantinopla, vo no me expondré a ene el- niltán me encuentre hermosa v pura v me imponga su tiránica voluntad; yo no iré al Cáucaso, donde los eunucos del harén rebuscan esr i- ara el sultán; vo no saldré de mi escondrijo de Corfú; irás tú, partirás dentro de algunos i r e- e- entre los hombres de mi tribu, entre mis vasallos, un mancebo que valga lo que yo necesito en un hombre para hacerle mi esposo, y le traerás contigo. Y qué cualidades debe tener el hombre des- tinado a la felicidad de ser tu esposo? -Una ascendencia clara de padres a abuelos, de guerreros sin tacha que no hayan incurrido en bajeza ni en traición; que sea valiente como un, héroe, sin crueldad y sin falsía; que sea hermoso y dijo: joven, afable e inteligente; que tenga trofeos ganados en tres batallas, y que no haya amado a ninguna mujer. -M e pides en un hombre solo cualidades que sólo pueden encontrarse divididas en muchos, y mi viaje es inútil; porque un hombre tal como el que deseas para esposo no existe. -E l corazón me dice- -me contestó con la terquedad de una niña, Zinca- -que ese hombre se encuentra en nuestras montañas. Zinca se obstinó en que yo fuera a buscar un hombre soñado, y partí; porque es mi señora y no puedo dejar de obedecerla. Pero aconteció lo que yo esperaba. E n la tribu K a r u k hay muchos hombres hermosos, robustos, fuertes, pero crueles; lobos de la montaña que no se hartan nunca de sangre ni saber, vencer sin ennegrecer con una feroz crueldad los laureles de la victoria; montañeses rudos y bravios, pedir a los cuales afabilidad es lo mismo que pedir suavidad a un espino y blandura a una roca. Y o me abstuve cuidadosamente de decir que iba con el encargo de buscar esposo para Zinca K a r u k señora de la tribu, porque todos aquellos terribles riierrci- os se hubieran declarado pretendientes y se hubieran hecho una guerra a muerte. Pero como tenía que justificar mi ida a la montaña patria les dije que en vez de enviar a otro por el impuesto que todos debían como vasallos a su señor, iba y o porque Zinca K a r u k había quedado descontenta de ios que los años anteriores habían desempeñado aquel encargo. Y por qué no viene a conocernos la hija de Karuk? -decían- ¿Nos desdeña acaso? ¿Le parecen mejores que nosotros los degradados griegos? Hace mucho tiempo que nuestro señor no nos lleva al combate; la tribu Karuk y. la tribu K a i v a r que se habían unido en Kaivar y Krasna, están huérfanas. ¿Por qué Zinca Karuk no elige entre nosotros un esposo qus despliegue unidas en una la bandera de K a r u k y de K a i v a r? Yo veía con sumo cuidado estas muestras de descontento de los tártaros, v contestaba: -Zinca K a r u k aún no tiene quince años; es muy joven; pero ella no tomará esposo sino en las tribus de K a r u k o Kaivar, y entre sus parientes i n-