Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a ocupar el pulpito de Notre- Dame en l á Cuaresma dei presente año. E l orador, en efecto, no se resigna a renunciar en su tarea a su tenia favorito de las religiones comparadas; pero entiende, no obstante, que, hablando desde la cátedra sagrada como heraldo del Evangelio, su público pide algo mejor. Creyentes o incrédulos, lo único que puede aseguraros, juntamente con la clara visión de vuestro deber, la fuerza para cumplirlo por entero, no es precisamente el destile de las indecisas iucecitas que fosforecen de vez en cuando en las religiones de humano origen; es la plenitud en vuestro espíritu y en vuestros corazones de aquella luz que es a la vez claridad y calor, verdad y amor: el Hombre- Dios E n efecto, J e s ú s y la H i s t o r i a es el t i íulo global de sus conferencias, ya publicadas, de las que, por cierto, he visto con gusto el anuncio de una próxima edición española. Pero tampoco contiene el tema, como fácilmente pudiera suponerse, el desarrollo de la tesis clásica de ta persona, vida y obra de Jesús a base de las fuentes históricamente más obvias de los cuatro E v a n gelios. Sin desdeñarlos, antes bien discutiendo su valor histórico, en una de las últimas conferencias, el padre Pinard explana su asunto a la luz de los testimonios ajenos al texto propiamente evangélico: el del Apóstol San Pablo y la tradición ortodoxa, por la que sabemos de la vida interna de la primitiva Iglesia y la llamada por el orador fermentación del mundo grecorromano a saber: la acritud de sus núcleos más caracterizados- -paganos, judíos, heterodoxos, ortodoxos de la nueva fe- -ante la maravillosa pujanza de su vitalidad. Pero ¿q u é? -t e r m i n a preguntándose el orador- ¿Tenemos ya garantizadas las enseñanzas de un Hombre- Dios y la narración de sus acciones? N o todavía. Poseemos sencillamente la historia de un hombre que se ha proclamado Dios y ha sido creído como tal. por de pronto, ha llegado a un resultado, es el de disponerse a continuar su discus n histórica, sin ceder, como otros se permiten a l a tentación de mutilar arbitrariamente las narraciones evangélicas cuya autoridad nos aparece ya como indiscutible Esperemos, pues, que un nuevo año nos dé otro sazonado fruto, en orden al propio grandioso! tema, del talento y de la rica erudición que resplandecen en la presente obra del padre Pinard de la Bottllaye, y que, para los conocedores de sus anteriores trabajos, honra de la ciencia católica actualt no ptiedeii ser motivo de sorpresa. JUAN ZARAGUETA CRÓNICAS DE PARÍS El pasó de la Reina Con la simpatía que es ya tradicional en esta Prensa parisiense, acogen los periódicos l a llegada de S. M la Reina y de Sus Altezas la infantas; todos tienen frases galantes para la Soberana, cuyo paso por, la capital francesa despierta siempre el mismo interés. Y no- puede ser de otro modo en una ciudad que rinde cuito a la belleza y a- la elegancia, dotes que, unidas a su bondad y. ¡sencillez, forman como una aureola en torno a las augustas figuras de la Reina y de las jóvenes princesas españolas. Como dé costumbre, también la estación del Quai dfOrsay se vio ocupada pe- un n ú mero considerable de españoles, que, unos por hallarse accidentalmente y otros por formar parte de la colonia, aprovechan esta ocasión qué anualmente se les ofrece para hacer acto de sinceridad monárquica. Además: del elemento oficial, compuesto por; el general Lasson, en representación del presidente de l a República; de M Pier 1 LA- SEÑORA DE KAISER, ZUBKOFF, PRUSIA, (FOTO Q U E ACABA rRINCESA DEL DE VICEX TORIA HERMANA FALLECER KEYSTONE) E l padre L a Boullaye, entrenado en los métodos más rigurosos de la Historia, no siente impaciencia por sus conclusiones; sabe que no conviene violentarlas, sino esperar a que, como fruto maduro, se desprendan por sí solas del árbol ae la ciencia. Pero, MA DRID. E N L A IGLESIA C A T E D R A L D E S A N ISIDRO PRIMERA SESIÓN Y D E L CONGRESO CON ASISTENCIA NACIONAL DEL DE ACCIÓN DE CATÓLICA, Y CELEBRADA CULTO Y BAJO ¡LA PRESIDENCIA PRELADOS. DEL CARDENAL PRIMADO MINISTRO JUSTICIA D E NUMEROSOS (FOTO ALFONSO)
 // Cambio Nodo4-Sevilla