Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 16 D E N O V I E M B R E D E 19 29. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 25. nía Fines especiales de la Acción Católica en nuestros días. E l ilustre prelado hizo una elocuentísima disertación, exponiendo la necesidad del apostolado seglar para cooperar a los fines de la acción católica. Añade que estos unes están supeditados a uno supremo, que es la gloria de Dios, y lian de ser como canales por donde vaya su divina gracia para iluminar a todos. Dice que lo primero que hay que combatir son los males de nuestra época paganismo, barbarie y desorganización. Y eso se consigue con organización, instrucción, y vida cristiana intensa. También aludió el Sr. Truébano a la labor meritísima que efectúa la Unión de D a mas Españolas, Sindicatos Católicos Femeninos y Juventudes Católicas, que ejerceti un verdadero apostolado católico. D i s c u r s o de d o n E s t e b a n B i l b a o E l elocuente orador D Esteban Bilbao, presidente de la Diputación de Vizcaya, al ocupar la tribuna, fué saludado por la concurrencia con una cariñosa ovación. Comenzó diciendo que este primer Congreso de Acción Católica produce una grata impresión al ver unidos a los católicos españoles en estas horas, en que las almas se sienten intranquilas ante ¡os peligros que para la sociedad ofrecen los enemigos de la paz social, y desertar ante ellos, sería tanto como convertirse en verdaderos apóstatas. España no podía faltar al llamamiento hecho por Su Santidad para intensificar la acción católica, y llamados por el cardenal primado, acudimos todos, sin condiciones y sin distinción de clases. Aquí estamos sin otro programa que el de amor a Cristo, purificado el corazón, unidos en Cristo y por Cristo a las órdenes de aquellos a quienes Dios les concedió su autoridad y jerarquía. E l tema La Acción Católica y la Mujer es sencillo, pues no existe catolicismo sin acción, n i acción sin catolicismo, y en éste, la mujer es el principal elemento, pues ella reúne el hogar y la familia. E n cuanto a los derechos de la mujer en la sociedad, dijo que está en relación d i recta con el grado de cristianismo, y los que ahora se reconocen en la legislación moderna no son nada nuevos, pues en otros tiempos les estaba concedido. Con la revolución, enemiga de la verdadera libertad, se les arrebató. Afirmó que la intervención femenina en la Acción Católica debe encaminarse, muy principalmente, a defender sus derechos de madre y de directora del hogar, impidiendo que éste sea profanado por el sembrador de ideas insolvente, por el maestro ateo. E n párrafos brillantísimos ensalzó a la mujer española y rindió homenaje de gratitud a las damas que desempeñan cargos en los Concejos municipales y Asamblea Nacional, y otros organismos, por dar ejemplo de sensatez, de talento y de discreción, no desmereciendo aun en nada y superando quizás a las extranjeras, que están en las mismas condiciones en aquellos aspectos. Terminó con un brillante párrafo, diciendo que España es un vivo ejemplo de A c ción Católica, y que el pueblo no podía faltar al llamamiento del Papa. Aquí estamos presentes con nuestra fe, con nuestra ca: ridad, nuestra esperanza, nuestra fortaleza y nuestra obediencia, para compartir la so- beranía y el reino de Cristo en la catolicísima España. Una prolongada ovación acogió las últimas palabras del elocuente discurso. A continuación fué leído el programa para hoy, y después se expuso el Santísimo Sacramento, dando la bendición, con l a Custodia, eí cardenal arzobispo de Sevilla, doctor Ilundain. V e l a d a en la Casa de la A c c i ó n Católica Anoche, a las ocho, se celebró en el salón María Cristina de la Casa de la Acción Católica el acto de propaganda, organizado por las Asociaciones Católicas de Padres de Familia de toda España. Presidió el conde de Rodríguez San P e dro, ocupando puesto en el escenario los obispos de Cuenca y Plasencia y varias personalidades. E l duque de Terranova, presidente de la Asociación de Madrid, leyó unas cuartillas, saludando a los prelados y congresistas y les expresó su reconocimiento por la cooperación que prestaba la Asociación de Padres de Familia. E l vicepresidente de la Confederación, don Joaquín Montes Joveílar, pronunció un elocuente discurso detallando la labor que efectúan las asociaciones que forman parte social de la religión, ya que dentro de la familia, el padre es el que asume la parte d i rectora del hogar. Padre se le llama a Dios, que nos crió; padre al Pontífice, y padre es la palabra p r i mera que pronuncian los labios al nacer, y al morir la última que sale de nuestros pechos. No debemos dejar a otros que pronuncien la palabra padre, y por ello nació la Asociación de P? dres de Familia. E l engrandecimiento de España ha ido siempre aparejado a la sombra de la religión y de la cruz y nuestras decadencias, por coincidencias naturales o fortuitas, surgieron al hacernos católicos vergonzantes. (Entra en el salón el. cardenal primado, que es saludado con una ovación. Termina el Sr. Montes Jovellar diciendo que los enemigos triunfarán si logran destruir la familia cristiana, y requiere a los padres católicos a que sumen sus esfuerzos a los de la Asociación. E l conde de Rodríguez San Pedro, en nombre de la Junta de Acción Católica, expresó la satisfacción que ésta sentía por l a actuación brillante de la Asociación, de P a dres de Familia, y dijo que los actuales tiempos son de lucha, porque la humanidad se halla al borde del abismo si no se labora con fe y energía. E l cardenal primado dijo que en este Congreso la Asociación de Padres dé F a milia, no sólo tiene un puesto de honor, s i no un puesto íntegro, ya qué en todos los. trabajos del mismo no se ha tratado de otra cosa que de padres, hijos y madres. He aquí la gran importancia que la Iglesia da a la familia, porque ella constituye l a base de la Iglesia, que no es otra cosa que una familia. E n estos tiempos, es necesaria que todos los hombres se agrupen para defender la familia ante el peligro. E n este Congreso me han propuesto fundar una institución de hombres católicos como las constituidas en Francia e Italia, y he contestado que nosotros las tenemos por excelencia, y es la de Padres de F a m i lia. S i todos los padres de familia se agrupan, el triunfo será nuestro, de la Patria, de la fe y de la Religión. E l cardenal y los anteriores oradores fue ron aplaudidísimos. U n cuarteto dirigido por el maestro V i lla amenizó el acto. A l salir a la calle, el primado fué aclamado por la concurrencia. Secciones Después se reunieron las secciones, para continuar la discusión de los temas propuestos. Segunda sesión solemne E n la Catedral se celebró ayer tarde la segunda sesión del Congreso, bajo la presidencia del cardenal primado, que tenía a su derecha al cardenal Ilundain y arzobispo de Valladolid, y a su izquierda a los arzobispos de Valencia y Burgos. E n los demás puestos de preferencia estaban todos los prelados que concurren al Congreso, y detrás el clero catedral y muchos sacerdotes. E l templo se hallaba, como en los días anteriores, completamente lleno de congresistas y fieles. Después de cantado el veni creator, el cardenal primado dio lectura a los siguientes telegramas, que fueron acogidos con grandes aplausos. Telegramas del P a p a y del R e y Dicen as: Cardenal Segura y Sanz. Madrid. Cittá Vaticano 14, a las 15,25. De la confortadora solemnidad del Congreso de Acción Católica, el augusto Pontífice satisfecho augura prósperos desarrollos obra providencial, valiosísimo apoyo, renovadora actividad cristiana, agradece homenaje, complace obsequiosos propósitos, envía de corazón a Soberano, Real familia, Gobierno Su Majestad, vuestra eminencia, prelados y congresistas todos, apostólica bendición propiciadora fecundo trabajo. -Cardenal Gasparri. M u y agradecido por plegarias y votos elevados ai inaugurarse Congreso Nacional de Acción Católica envía a todos afectuoso saludo. -Alfonso, Rey. Adhesiones E l canónigo Sr. Montero subió al pulpito y leyó entusiastas telegramas de adhesión de los obispos de Cádiz y Canarias, Pontificio Colegio Español en Roma, Juventudes Acciones Católicas, Asociaciones de familia, publicaciones católicas y Sociedades de varias provincias. L a A c c i ó n Católica de la M u j e r A continuación, el canónigo D. Rufino Truébano subió a l a tribuna y dio lectura a una memoria sobre actuación durante el año de las entidades de Acción Católica femenina y de las juventudes. E n ella, el Sr. Truébano detalla la i m portantísima labor llevada a cabo por la Acción Católica de la Mujer, tanto en el aspecto cultural como en el social, y, debido al celo y entusiasmo de un grupo de aristocráticas damas, ha llegado a construir la Universidad Popular Femenina y fia creado en París un Centro de Acción Católica, en el que se han. dado interesantes conferencias hispanoamericanas. Debido también a su iniciativa, el Gobierno ha creado dos Institutos femeninos, uno en Barcelona y otro en Madrid. l os dientes del fumador t i e n e n e n la P a s t a Pebeco e l único r e medio para no poners a a m a r i l l o s Aromát i c a eficaz p a r a la verdadera limpieza de la boca, poderoso microbicida. la P a s t a Oentlfríca Pebeco es. p o r e x c e l e n c i a el dentífrico d e l fumador PBCÓ Tubo Tubo Laboratorio mediano grande Reder. 1.25 Ptas. 2 0 0 Ptas. Zorrilla 2 3 Medrfd
 // Cambio Nodo4-Sevilla