Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
esta batalla 3- te convencerás de que esto no E n junio de 1884 escribía: E n marzo del 87 escribía: M i vivísimo deseo de complaceros, y, so E l 18 de febrero último apareció en la es v i v i r D e cuando en cuando surgía un impulso, bre todo, de complacerte, ine engaña. F a t i- Gaceta la famosa Real orden del ministerio gándome, hurtando tiempo a trabajos apre- de Fomento echando abajo todo el sistema que no tardaba en apagarse. E n 18- 89 comiantes y procurando desasirme de las obse- comercial de las Compañías de F e r r o c a r r i- municaba a su a m i g o siones de los negocios, he intentado, en vano, les y obligándonos a denunciar, rehacer y Iremos a R i p c l l Nada más sincero y enescribir algo para los Juegos Florales. Tres cambiar todas las tarifas especiales locales, tusiasta que esas fiestas catalanas. Aquello c o m p o s i c i o n e s he tendrá un gran cacomenzado; he llerácter; allí estarán g a d o en a l g u n a todos nuestros a m i hasta h a c e r u n o s gos del Milenari y cuarenta versos, pe- deis Joschs Floráis. ro rae ha sido i m Y a fantaseo los posible seguir adeb u e n o s ratos que lante. M e es de topasaremos en la a l do punto imposible. ta Cataluña. Nunca, como e s t e Y también iré a año, han caído sola inauguración de bre mí tareas tan don Jaime y escriabrumadoras. A h o biré los versos que ra mismo, d e n t r o d e s e e s D i me tu del actual mes de propósito. Y o tenía junio, v a a encarideada una compogarse nuestra C o m sición lemosina t i pañía de l a línea de tulada Lo cant de Mérida a Sevilla y falencia. Creo que de la de Aranjtiez no me sería difícil a Cuenca. escribirla. ¿T e conviene para la; fiesta? E n T 88. Í, refiriénY a podías presumír dose al recibo del que en un a s u n t o Llibret de Versos, como el de esa fiescolección de p o e ta, en que tanto y sías valencianas, de iLlórente, decía: tan gloriosa p a r t e tienes, no había de Aguardo con f a l t a r t e cuanto de impaciencia tu l i mí dependiere. bro de ver sos 1 e Finalmente, en el m o s i n e s M e hace mismo año, hablagrandísima falta y ba así, pensando en te agradezco de vevolver al cultivo de ras la promesa de sus aficiones p o é enviarme el primer ticas: ejemplar. M u c h a s C a d a d i a me gratas horas me escongratulo más de peran releyéndolo. haber huido de l a N o empiezo mi dispolitica. Sólo aspicurso de los Juero a pasar lo angos Florates hasta tes posible a la esque haya calentado cala de la reserva. el horno de la imaA ú n sueño en volginación con el esver a la poesía, no tímulo de tus bellícon tos vuelos de la simas poesías. i m a g i n a c i ó n pero P a r a i r sacudiensí cop las reflexiodo el e n t u m e c i nes de una benévomiento del espíritu la filosofía, que es he intentado hacer l a m u s a de l o s unos pocos v e r s o s viejos. catalanes, c o r r e s Aquel mismo año pondiendo a la i n de 1889 m o r í a e l v i t a c i ó n de M a poeta, s i n h a b e r theu, que me trascumplido su deseo mites. H o y le ende entregarse a los vío unos c u a n t o s delirios de su fana l e j a n d r i n o s que tasía. Dejó sólo un no sé si merecen la tomo de p o e s í a s pena de- publicarse; como hemos dicho, ya no tengo e! fiüo que tituló Rimas, paladar que pe nepero esta colección cesita para la conde composiciones le f e c c i ó n de estas RETRATO D E Q U E R O L PINTADO POR SALA bastó para alcanzar pastas delicadas de el justísimo renomla literatura. A l año siguiente reflejaba así su v i d a combinadas, internacionales, de tránsito, más bre que tiene. De haber vivido en otro amtoda la reglamentación por la que se regían biente menos prosaico y abrumador, induda S i g o abrumado de trabajo y de disgusto, sin que el primero logre mitigar el segundo. las vigentes. E s una disposición brutal, en- blemente hubiese enriquecido nuestro P a r n a Cada día que pasa me entrego más a la me- gendro de la ignorancia, más aún que de la so con otras valiosísimas joyas. Y si hay que admirarlo como poeta, no menos admilancolía y voy temiendo que esto se con- malevolencia. ración merece por el temple de sacrificio que vierta en una enfermedad crónica del a l m a supone la vida de esclavitud espiritual a que A fines del mismo año se expresaba en U n a ñ o de trabajo incesante no basta vivió sometido. esta f o r m a Ese monumento, que quizá en el próximo B o n i t a y tentadora fiesta esa que prepa- para crear l a nueva situación que se nos año pueda inaugurarse, obra de un escultor ran en Ripoll. N o veo imposible que me ani- exige. E n medio de estas amarguras recibo tu joven y y a muy distinguido, Tose A r u a u me a escribir algo. De vez en cuando me tientan los versos, como una fuga y una pro- carta, otra de la baronesa y ayer la visita seguramente ha de merecer un aplauso de testa de la prosaica v i d a en que vegeto. V e- del barón. Este se convenció al momento de todos los que aún consideran la poesía como remos si la primavera me infunde más v i- la imposibilidad de pedirme versos. N o creo una de las esencias más puras del alma y darte más detalles de los indicados para que estiman la labor de los poetas como dulcígor en l a fantasía. te conduelas de mí y me absuelvas. Y a cuan- sima misión de amor entre los humanos. A este aliento de vida seguía un nuevo do vengas a mayo me verás en medio de desfallecimiento. T. L L Ó R E N T E F A L C O
 // Cambio Nodo4-Sevilla