Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 17 D E N O V 1 E M B R E D E 1929. N Ú M E R O E X T R I O 20 C T S FUNDADO E L i. D E J U N I O D E 1905 DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O V 3 GÉS I ¿A O Q lí N T O S feíS íS N. 8 3 i t r f r frar 9 P O R D. T O R C U A T O L U G A DE TENA EL NEGOC 1 O DEL CORCHO Esperábamos que una acción rápida y colectiva agruparía a los propietarios de alcornocales para constituir un frente defensivo delante del monopolio, más o menos disfrazado en su denominación, que va a apoderarse del mercado español; porque no se nos a l c j i s d el que esos propietarios que han pasado muchos años sin lograr ingresos remuneradores se resignen ahora a una limitación, habilidosamente impuesta, que acaso nunca sea directa, que tendrá las apariencias de una libre contratación, pero que de hecho y en definitiva ha de imponer los precios. ¿Se va a esa organización de propietarios que actúe vigorosamente para mantener la libertad de transacciones real y efectiva? Quisiéramos creerlo, y no sólo por ellos, sino por cuanto importa al concepto general de la riqueza de España, a la que no queremos ver nunca trabada con la maniobra coactiva desde fuera, así tenga todas las apariencias y formalidades de legalidad. H a y muchas cosas lícitas en lo financiero, pero contrarias a los buenos principios que deben presidir el desarrollo de la economía nacional. E l financiero no es el productor, y algunas veces n i el patriota. Este negocio de los corchos, maniobrado desde el extranjero, ha de acarrear- -lo hemos pronosticado- -una merma cuantiosísima de ingresos para los propietarios del alcornoque, y, por lo tanto, para España. Hace pocos meses invitamos al Gobierno a que rectificara esa orientación y no abriera la mano, protegiendo excesivamente- -íbamos a decir temerariamente- -a los negociantes extraños. N o dudamos que el general P r i m o de Rivera conocerá informes y datos, pero para que complete el conocimiento, le brindamos un elemento de j u i cio interesantísimo: la Memoria leída en l a Junta extraordinaria del Banco de B r u selas el día 6 de los corrientes. Descartamos otras referencias no menos interesantes nos limitamos a esa Memoria pública y oficial. ¡Sírvase leerla el jefe del Gobierno! N o le pedimos más. E s como una rejilla ingenuamente abierta, por la que puede columbrarse todo lo que hay dentro de una habitación. A veces, en el extranjero, se supone que España está en otro planeta, y que no nos enteramos de nada. Con razón alarma a los alcornoqueros la nueva Real orden que se ha dado el día 10, y. cuya minuta no se habría redactado mejor en alg -despacho de Barcelona. L a flamante Sociedad monopolizadora, ¿es nacional? De nombre, sí, pero la Memoria del Banco de Bruselas nos instruye suficientemente. Además, los centros industriales están casi totalmente en el extranjero, y alguno de ellos, por cierto, con capital de muchos, muchos millones, asigna a su filial de España el modesto capital de 750.000 pesetas. Otras varias fábricas de España son también filiales de Sociedades millonarias extrañas. Solamente en Bélgica, las fábricas que se han afectado en este negocio de España suman doscientos doce millones y medio de francos belgas, y cerca de cien millones más las fábricas adheridas en A l e mania, F r a n c i a y Holanda... D e l buen deseo del Gobierno nadie duda. Pero, i no será este un caso de falso espej i s m o? ¿N o será prudente detenerse a considerar las circunstancias y neblinas que rodean el asunto, y que ahora, ya maduro, se perciben mejor? Piénselo bien el Gobierno. Nosotros quisiéramos equivocarnos; nuestro error no repercutiría en la economía de la Patria. E l del Gobierno pudiera ser tan oneroso, que fuese imperdonable. con otras, regular el comercio de corchos y centrarlo en la Península ibérica, productora del ochenta por ciento de ellos. INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS U n a invitación al presidente M a d r i d 16, 3 tarde. E l presidente del Consejo recibió la visita de los marqueses de Santa Cruz y Luca de Tena, presidente y secretario, respectivamente, del Comité Ejecutivo de la junta Nacional para erigir un monumento a la memoria de la Reina doña María Cristina, los cuales fueron a invitar al general Primo de R i v e r a a la inauguración de la exposición de anteproyectos para el citado monumento. i M a d r i d 16, 6 tarde. A las tres y media de esta tarde marchó a Guadalperal, en automóvil, el presidente del Consejo. Hasta su salida, dedicó largo tiempo al despacho con los ministros de la Gobernación, Ejército y Justicia; secretario de Asuntos Exteriores y director de Marruecos y Colonias. Fué cumplimentado por el nuevo director de Registros y Notariado, y recibió a una comisión del secretariado general agrario, que le entregó el título de presidente honorario de dicho organismo. N o t a de la Oficina de nformación Elevada consulta a ia superioridad sobre la publicación de este artículo, la ha resuelto satisfactoriamente, aunque por su i m portancia y tono algo pesimista e inquietante, ha juzgado indispensable ofrecer a los lectores, unida a él, una breve refutación que les permita formar más completo j u i cio. De este modo, la opinión encontrará más antecedentes para pronunciarse. E s doloroso que un periódico como A B C ampare ideas tan alejadas de la realidad, como las que contiene este artículo, que si la mano experta de su autor no lo ocultara con maestría, descubierta quedaba la insidiosa intención, por lo menos el deprimente augurio de los males que el Gobierno va a inferir a la economía nacional. Y sin embargo, el Gobierno está satisfechísimo de haber aprobado, y aún facilitado, la formación de una entidad bancaria que se propone desplazar hacia España, tal vez hacia España y Portugal, donde deben redicar, el Centro de Contratación de Corchos y el control de su industrialización. Nada tan legítimo como que ante esta entidad (mucho antes debieron hacerlo con eficacia) los alcornocaleros se agrupen en defensa del precio de un producto, que debe tener el límite moral y patriótico de no d i ficultar la industrialización de él, preferentemente dentro del país. Además, la nueva sociedad no atentará, franca n i solapadamente, a la libertad de contratación, pues otras bien importantes trabajan en España, hace muchos años, con éxito y en volumen, que conocen cuantos se ocupan de estos asuntos. N i la Real orden del 10, n i ninguna otra que emane de la Presidencia del Consejo de ministros, se redacta en ningún despacho bancario; para el caso sería igual que estuviese ubicado en Barcelona o en Madrid. Son producto todas, cuando el asunto es di fícil, de largo y meditado estudio, de repetidos asesoramientos y de aprobación del Consejo de ministros. S i la sociedad a que esta Real orden se refiere, autorizada por otra dictada pocos días antes, es nacional o no, lo dicen bien claro las bases que se le han impuesto para su funcionamiento. E l Gobierno ha creído llegado el momento de encauzar este tan nacional problema de los corchos, en evitación de que un año se paguen bien, muchos, mal, y otros falte primera materia a las fábricas nacionales, y se desplace hacia las que en el extranjero vienen realizando en gran parte la industrialización de nuestros corchos. S i el Gobierno ha acertado, o no, el tiempo lo dirá; y aun en el peor caso no vemos el fantasma de lo irremediable n i de lo imperdonable, porque la producción de corchos en nada se hipoteca, n i se fuerza a entregarse a nadie, n i se concede monopolio, n i exclusiva, aunque sí se ampara la creación de una entidad de capital y en sede españoles, que puede y debe, aun en concurrencia E i presidente a Guadalperal E l presidente de ia A s a m b l e a Madrid 16, ó tarde. H o y regresó de su viaje a los Estados Unidos el presidente de la Asamblea, Sr. Yanguas. Estuvo a la: dos de la tarde en el ministerio del Ejército, conferenciando con el presidente del Consejo, para darle cuenta del resultado de las sesiones del Instituto de Derecho Internacional, a las que ha asistido como delegado de España. Firma de Gobernación Madrid 16, 11 noche. Disponiendo que, además de las personas a las cuales el artículo x. del Real decreto de 23 de agosto de iys 6 reconoce capacidad para solicitar- examen de aptitud para ingresar en el Cuerpo de Interventores de fondos, que exige el artículo 66 del reglamento de 23 de agosto de 1924, lo tengan igualmente, en io sucesivo, los que se indican en el decreto. Aprobando el reglamento general de Colegios oficiales del Secretariado ¡ocal, en todas las capitales de España, excepto en la provincia de Navarra. Nombrando jefe de Administración civil de segunda clase, en el Gobierno civil de Madrid, a D Teodoro Jiménez Hernández, y de tercera cíase, en este ministerio, a don Ramiro L l e r a y Téllez de Abarca. Disponiendo que el día 20 del: mes actual cese el comisario de segunda clase del Cuerpo de Vigilancia D. Daniel Carbonell Segura, declarándole jubilado. D o n M e l q u í a d e s A l v a r e z en B a r celona Barcelona ló, 12 noche. Don Melquíades Alvarez se ha negado a hacer manifestaciones políticas a los periodistas que le han visitado hoy, expresando que su viaje
 // Cambio Nodo4-Sevilla