Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En la Gaceta del 3 de noviembre se ha publicado la convocatoria para el Cuerpo Administrativo de Hacienda. Se anuncian 350 plazas con 2.500 pesetas. Se admiten señoritas. No se exige título. Edad, dieciseis a cuarenta años. Instancias, hasta el 3 de diciembre 2929. Exámenes en marzo, para el programa oficial, que regalamos, nuevas contestaciones y preparación en las clases o por correo, diríjanse al antiguo y acreditado INSTITUTO R E U S Preciados, 23; Puerta del Sol, 13, y Mayor, 1, Madrid. Tenemos R E S I D E N C I A- I N T E R N A D O para estudiantes y opositores, aunque no sean alumnos de nuestro INSTITUTO. De las ocho últimas oposiciones a Hacienda, en seis hemos obtenido el n ú m e r o 1; en varias, el número 2, y 326 plazas, cuyos retratos, nombres y apellidos se publican en el prospecto que regalamos. Dicha preparación funciona bajo la dirección especialísima del Sr. Reus, juez, por oposición, del Tribunal Supremo de la Hacienda Pública. Nos encargamos de la presentación de instancias y obtención de documentos de loa señores que nos lo indiquen. INSTITUTO R E U S P R E C I A D O S 23: P U E R T A D E L SOL. 13. y M A Y O R 1. MADRID. O PO OPOSICIONES A lies el INSTITUTO REUS P R E C I A D O S fc 3 Para preparación en sus clases o por correo, programas y contestaciomi 23, MS- aD R I D Tenemos internado. Tres ultimas oposiciones obtuvimos 47 plazas. A 5 A Próxima convocatoria para administrativos, mecanógrafos y periciales. Sombreros fleltro elegantísimos, a 8 pesetas. MONTELEON. 35. primero, derecha. ORA coa exclusiva en cada provincia se necesitan para la yenta de la loción capilar Urania recientemente patentada, con privilegio de invención, producto eficacísimo contra la calvicie, que entre los diez y veinte dias de tratamiento en las calvas empieza a nacer el pelo, completándose su desarx ollo entre los dos y cuatro meses, según el estado de la calvicie, dando buen resultado aun en personas mayores de cincuenta, años; además, el elo que se encuentra debilitado se vigoriza, en pocos dias queda contenida la calda del mismo, disuelve l a grasa y hace desaparecer la ¡caspa. Se han hecho numerosas pruebas, con excelentes Resultados. Más informes, pídanse a José Rodríguez Alvarez, Orgiva (Granada) CONGESIOI Huevos del día baratos, solamente los encontrará usted, en Madrid, en L a Granja Huevera, Lope de Vega, 17. Tel. 19884. Tres pesetas, 3,50, 4, y extragordos, 4,50 docena. A domicilio, desde tres docenas. plata, con 40 rebaja. Liquidación urgente. M O N T E R A 23, joyería. AVISO MEK 0 PüdlüfliAg; Cna instalación perfeccionada, patentada, grande o pequeña, económica, potente y segura, para extracción de aceites de orujos, convertirá a usted fácilmente en un industrial con excelentes beneficios. D i ríjase a José P. de Gracia. P i y Margall, 9, M A D R I D IUSTRIA MnieoiA B nii 1 EL 0 JES ACADEMIA DE APAREJADORES P R E C I A D O S 17, P R A L Clases a cargo de profesores especializados. Clases particulares a precios convencionales. Horas de matrícula, de diez a doce. chapados, 40 rebaja. Liquidación urgente. M O N T E R A 23, joyería. Bmñm RELOJES zado preparación. Detalles, textos, etc. Carranza, 12, Academia- Colegio San Antonio, plaza del Carmen. te Hacienda i 45 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 499 todas mis desgracias; por él he muerto, y yo os pido para él l a lealtad que habéis jurado a la generosa y valiente sangre de Karuk. Vosotros no querréis que el nieto de vuestros antiguos señores deje de ser vuestro señor porque su padre no haya sido t á r t a r o basta con que lo haya sido su madre; la sangre tártara no puede degenerar aunque se mezcle con sangre de los vencidos; en mi hijo renacerá la indomable águila del C á u Caso, nunca vencida, nunca dominada. Os expreso m i voluntad, confiando tranquilamente en vuestra lealtad y en vuestro amor. Reconoceréis a mi hijo por su parecido conmigo, con mi madre y con su abuelo iCristian Karuk, el invencible de los invencibles. R e conoceréis, además, a m i hijo por una cruz roja que y o he abierto con mi puñal en su espalda. Adiós, mis valientes; cuando leáis este escrito mío signado con m i sello, ya no existiré; pero si la misericordia de Dios me concede la salvación de mi alma, estaré rogando por vosotros al Altísimo. E l Consejo de los Diez, teniendo en cuenta el terrible estado del alma del padre Giuseppe Kaivar, que la muerte era para él un beneficio en vez de un castigo, y respetando el decreto pontificio, por el cual se mandaba a los reyes y potestades de la tierra dejar la vida al padre Giuseppe K a i v a r como la mayor pena que podía imponerse a sus crímenes, sobreseyó en este proceso, mandando se guarde en el archivo secreto del Consejo de los Diez. Considerando la situación en que Giuseppe K a i v a r se había encontrado respecto a Magdalena K n i s n a K a r u k y a su hija M a r í a Zinca Karuk, que nadie como él se interesaría por la suerte de Elena: Conti, hija de Zinca y nieta de Krasna, el Consejo de los D i e z encargó la tutela de Elena a Giuseppe Kaivar durante el destierro de Salvator Conti. L a República auxilió a Giuseppe Kaivar para que hiciese reconocer al pequeño Manuel Karuk, que había quedado en Corfú, por señor de la tribu tártaraK a r u k como hijo de Zinca y nieto de Krasna y bisnieto de Cristian Karuk, cuyo reconocimiento se obtuvo, quedando Manuel K a r u k bajo la tutela de G i u seppe Kaivar y la guarda de Nossur. Resulta, pues, del proceso intnitdo por el asesinato de Esteban Zante y M a r í a Zinca Karuk, que tú, E l e na Karuk, llamada Conti, no eres hija cíe Salvator, Conti, asesino de tus padres. Y como Salvator Conti y sus parientes y deudos son reos de alta traición contra el Estado, y tú, Elena Karuk, te ves obligada, contra tu voluntad, a contraer matrimonio con Andrea Piézzolo, como eres hija adoptiva de la República y a la República interesa la destrucción secreta de esos traidores, por la seguridad de la República y porque no caiga un feo borrón sobre el patriciado de Venecia, el Consejo de los Diez te manda dar muerte a Conti y a sus cómplices, todos los cuales fueron asesinos de tus padres. A q u í t e r m i n a el manuscrito, que estaba signado por dos secretarios de Estado y sellado con el sello secreto del Consejo de los Diez. CAPITULO X I V Karuk había leído aquel proceso con gran interés y dejando ver todas sus enérgicas pasiones durante su lectura. Cuando la terminó, permaneció por algún tiempo profundamente pensativo, y luego se volvió bruscamente a Aben- Shariar. E l corsario tunecino estaba tendido a l a larga sobre el diván y, al parecer, adormecido; pero fijando sus m i radas por entre sus medios cerrados párpados en M a nuel Karuk. -Despierta y contéstame- -dijo el t á r t a r o griego. ¿H a s acabado ya tu lectura? -dijo incorporándose y con acento perezoso Aben- Shariar. ¿Para qué me has hecho tú conocer tantos crímenes y tantas desgracias en mi familia? ¿T ú ignorabas que tenías una hermana en V e necia? -Si. Y qué piensas ahora que sabes que la tienes? -Pienso que el hombre es ciego y se engaña con suma facilidad. Hace muchos años que me llamas tu amigo, más que tu amigo, tu hermano; mi almadía y tu galeota han dado muchas veces cara juntas a los barcos cristianos; hemos partido muchas veces el peligro primero, después la presa; yo no esperaba, yo ANUEL
 // Cambio Nodo4-Sevilla