Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
el mismo techo dé unos cuantos seres i n compatibles, que, se adorarían si se viesen de cuando en cuando, y que, generalmente, no pueden aguantarse con paciencia, porque están obligados a pasarse la vida juntos, a comer a diario los mismos platos y a ser oficialmente de la misma ODiniún. G. M A R T Í N E Z S I E R R A EL DOMINIO DEFINITIVO D E L G U A D A L QUIVIR Las obras de la Dársena Hasta hace una decena de años, o poco más, fué frecuente la repetición de sucesos como el que vamos a describir en seguida: llegaba el período de las aguas torrenciales, se desbordaba el río, arrastraba hacia el mar árboles, ganados, cosechas y alguna que otra humana criatura entre los enseres de su pobre menaje campesino; se inundaba Triana para ofrecernos un espectáculo muy pintoresco, pero a la vez muy triste, porque la inundación detenía el trabajo, y sin el trabajo sobrevenía el hambre: rebosaba la vega, y, cuando cesaba el tumulto de las aguas, quedaba en ella un lago enfermizo, que hacía endémica la infección, palúdica; se alarmaba Sevilla por el temor de que las aguas desbordasen su orilla, y el Municipio, previsor, movilizaba todas las defensas posibles, obs ruyendo calles, paralizando tránsitos y realizando dispendios cuantiosos; y el puerto fe cerraba a la navegación, y sobre los muelles quedábase paralizada la vida comercial e inutilizada una gran parte de las mercancías acumuladas por las faenas de carga o descarga de los buques. Se reunían entonces las autoridades con las fuerzas vivas, y se adoptaba el invaria- IMAGEN D E NUESTRA SEÑORA D E LA A N TICUA, QUE SE VENERA E N L A CATEDRAL DÉ SEVILLA, Y CU VA S O L E M N E CORONACIÓN SE VERIFICO EL DOMINGO ULTIMO clai v bancario tenga las que a ella le parecen desmoralizantes v groseras ideas socialistas. A los hermanos tampoco les parece muy bien que las hermanitas, tan sometidas, hov se nieguen con arrogancia de iguales a consentir en! os renunciamientos un poco humillantes que estaban ellos acostumbrados a exigir con inconsciente superioridad. Además, las n i ñ a s hablan, y en no pocas ocasiones con más sólida información que ellos, de temas que tradicionalnicnte estaban reservados al varón v constituían su incontcstada supremacía: política, derecho, arte, literatura... Con todo ¡o cual el hogar, estrecho de espacio v no muy amplio de ambiente ni material ni espiritual, se ha hecho un poco más inhabitable e irrespirable. No es que falten en el el cariño ni la mutua buena voluntad; es que hay demasiados elementos antagónicos, demasiados intereses incompatibles, que rompen v dispersan su antigua unidad. Por derecho ganado a costa de trabajo, se han creado casi tantas autoridades como personas, v aún no se lia alcanzado el suficiente desenvolvimiento espiritual para permitir la existencia de un grupo anárquico, es decir, sin autoridad personal preponderante. T o dos son buenos, todos se quieren, todos se sacrifican unos por otros, y el bienestar no se consigue... L a familia actual, con muy raras excepciones, podría definirse, Reunión baje GRANADA. U N HOMENAJE EL ALCALDE D E LA HISTÓRICA CIUDAD D E SANTA F E NOMBRANDO HIJO ADOPTIVO DE ELLA AL ESCRITOR Y PROFESOR MEJICANO D. LEÓN SÁNCHEZ (FOTO TORRES MOLINA