Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 20 D E I N O V I E M B R E D E 1929. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. INFORMACIÓN ES D E AERONÁUTICA ¡i Ayer, a las cinco de l a tarde, aterrizó en el aeródromo de Tablada un avión de cons- í tracción francesa, tipo Breguet, 19, gran raid, pilotado por el capitán de la aviación militar francesa Challes, quien lleva como acompañante, observador y navegador, al teniente coronel de la aviación uruguaya L a r r e Borges. E l viaje de l a aeronave a Sevilla estaba, anunciado desde hace varios días, y tiene- por objeto emprender desde nuestro aeró- dromo un nuevo intento de travesía det Atlántico. Hace días los citados aviadores empxen- dieron el vuelo desde Le Bourget, teniendo que tomar tierra en l a base aérea de Istces en las inmediaciones de Marsella, a cansadde mal tiempo. A las nueve de l a mañana se había anttnciado la salida para, Sevilla desde este último punto, habiendo invertido, por tanto, en el recorrido, ocho horas, aproximadamente. Esperaban a los intrépidos aeronautas r d 5 marqués de las Torres de l a Pressa qoe como vicepresidente del Real Aero Club de Andalucía, les dio l a bienvenida en nombre, de dicha entidad; el cónsul de Francia, M r Moreau, que asimismo les cumplimentó; los oficiales de l a base aérea, y algunos socios del A e r o Club. E l aparato fué llevado hasta el barracón de bombardeo, donde quedó encerrado, ocupando precisamente l a misma plaza que el Pájaro rojo, de triste memoria. Después de confraternizar con los compañeros españoles de la base de Tablada, Challes y Borges marcharon al Hotel Cristina, donde se alojan. U n nuevo intento de travesía del Atlántico U n a entrevista con los aviadores, en la que nos refieren sus proyectos E n el hall confortable y lujoso- del Hotel Cristina esperamos a que Challes y su compañero se aseen después del largo viaje. Entretenemos l a espera recordando el intento pasado de L a r r e Borges. U n hidroavión Dornier fué el vehículo, y la tripulación toda uruguaya. Borges, su hermano, el comandante Ibarra y un mecánico. E l hidro, por avería, hubo de tomar tierra en las cercanías de Río de Oro, y los tripulantes fueron hechos prisioneros por las tribus indómitas, que los libertaron después de cobrar crecido rescate. Fué la mecánica l a que falló en aquel caso, como en todos los que no se logran. E l motor hombre no ha sufrido aún una patme en estas arriesgadas empresas del aire. Pero ya tenemos otra vez junto a nosotros a los hombres de l a actualidad, acicalados como dos gcntleman. E l capitán de l a aviación francesa Challes, descubre ahora, sin el pasamontañas, su calva incipiente. Tiene treinta años y un brillante historial aviatorio. Detentador de varias copas, vencedor en varias reunipnes. de aviación, y especialista en vuelos de gran distancia, siendo recordman de esta modalidad, en magnífico vuelo que realizó desde L e Bourget a Bander- Abbas. E l teniente coronel Borges, fundador de la Escuela de Aviación Uruguaya, también con excelente nota de vuelos, es un hombre fuerte, de pocos más años que su Compañero. Sus rasgos fisonómicos, un tanto duros, revelan energía y tesón. Les dejamos hablar, preguntando sólo cuando callan. -Del aeródromo de Istres salimos a las SEVILLA. E L V 5 JELO EUROPA- AMÉRICA. LOS AVIADORES C H A E L E 5 Y BORGES, MOMENTOS DESPUÉS I B- -SO- LLEGADA DESTABLADA. (FOTO SERRANO) AL AERÓDROMO 1 nueve, próximamente, con tiempo frío, -Hemos venido en un solo vuelo, pasando sobre Barcelona, siguiendo, l a costa hasta Valencia, y, desde este. punto hemos tomado l a recta a Sevilla, volando, naturalmente, sobre el aeródromo de Albacete. E l avión es u n Breguet, tipo especial, de gran raid, con motor Lorraine, de 450 c. E n ésto es en lo que esencialmente se diferencia nuestro avión del Jesús del Gran Poder, de Jiménez e Iglesias, que por lo demás es en un todo similar. Nuestro motor, de menos caballos, tiene una gran comprensión, por lo que usamos una mezcla de gasolina etilizada. L l e v a además reductor, lo que permite multiplicar l a velocidad de la hélice, dando con menos esfuerzo más revoluciones. A plena carga, llevamos, 4.100 litros de mezcla percarburante, y como el gasto es de 85 litros hora, tenemos. un radio de vuelo de dos días. -H e m o s perdido l a luna pasada, y por tanto, nos vemos forzados a esperar l a próxima, s i n que podamos señalar, n i aproximadamente, l a fecha de salida, que depende de indicaciones que hemos de recibir de París. L a hora de l a partida será después del medio día. Respecto a l punto de l a costa americana que hemos de alcanzar, queremos que sea las proximidades de Río Janeiro, pero ésto también depende de l a clase, intensidad y dirección de vientos que encontremos. -L o realmente interesante es que esta será la primera vez que en un vuelo tomen parte activa hombres de distintos continentes. U n europeo y un americano van a v o lar sobre una línea que creemos será de enorme porvenir en la Aviación intercontinental. Nuestra intención es, una vez sobre tier r a americana, seguir volando cuanto nos
 // Cambio Nodo4-Sevilla