Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
0 SU Este es el consejo de los médicos. Ün laxante -le dirán- Un laxante suave y, sobre todo, que no irrite La razón, todos la conocen: el delicado organismo de u n niño requiere de productos que actúen de acuerdo con la naturaleza. Médicos de todo el m u n d o desde hace más de medio siglo, prescriben Sal de Fruía E N O para laxar a los bebés. Saben que la acción inmediata de la Sal de Fruta E N O produce una peristalsis suave que facilita la expulsión sin malestar alguno. En esos efectos suaves, pero activos, ha basado la Sal de Fruta E N O su reputación mundial para laxar a los niños. Siga el consejo y la experiencia de todos los doctores: No purgue a su bebé. E B
 // Cambio Nodo4-Sevilla