Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lorista. especializado en la pintura de la mujer, con acentos decorativos vibrantes. Su amigo fraternal, Soria Aedo, confirma también con dos desnudos magistrales la nota de inspiración opulenta y de honradez técnica que le define. Roig Asuar exhibe unos paisajes y La Catedral de Segoi ia, que acusan el talento de este artista en franca marcha hacia una plenitud de su talento a través de muy ahincada labor depuradora. Y Julio Moisés, maestro prestigioso, deleita con un retrato de finísimos matices, de elegancia y gusto dignos de los pinceles del gran artista. Y Esteve Botey. Fernández Valbuena. Abelenda, Larrañaga, López Cabrera, Lozano S i dró, Marced, Furió, Bernardino de Pantorba, Benedito, Eugenio Hermoso, Ángel de la Fuente. Pons Arnau, Marisa Roesset. R i cardo Baroja, Solana y tantos otros cuya enumeración circunstanciada haría interminable este articulo, dan realce con sus trabajos, dignos de sus firmas, al I X Salón de Otoño en sus salas de pintura. La señorita Angeles Santos, de Port- Bou, ofrece la nota de arriscado modernismo en el certamen actual. Su cuadro Un mundo acusa una inspiración y una técnica un poco pasadas de moda, pero en su género vigorosamente originales. En las salas de escultura, además de Capuz sobresale Adsuara, con eminente notoriedad, en un conjunto de excelentes trabajos. Hemos visto, en efecto, muy pocas cosas desdeñables en escultura. E l Salón de Otoño es pobre en las secciones de arte decorativo y de grabado y dibujo. Pobre en cuanto al número. Que en calidad hay trabajos tan notables como los de Espina y Capo, Solís Avila. Ximénez Herraiz. etc. L a sección retrospectiva se ha dedicado este año al grabador castellano Ricardo de los Ríos, de ilustre memoria, catedrático de la Escuela de San Fernando y prestigio sólido en dicho arte. L u i s D E GALÍNSOGA ÍFotos V Muro. LUIS DETO BERELIPE. LAS BARCAS Echagüe ha descuidado deliberadamente los primores de detalle y de composición que allí abundaban, para desarrollar el amplio motivo del color. Con absoluto éxito, por cierto, tanto más de celebrar cuanto que se logró sobre un empeño de contrastes violentos con el arduo amarillo. Elias Salaverría. el joven maestro, presenta el retrato del padre Otaño. lienzo que reúne todas las características que definen al ilustre pintor vasco, autor glorioso del San Ignacio, esa obra cumbre y genial del momento artístico presente. L a carrera brillante- -no por callada menos positiva en logros perdurables de prestigio- -de Pedro Antonio tiene en el Salón de Otoño un verdadero alarde. E l envío de Pedro Antonio es exponenté de su arte co- E L I A S SALAVERRÍA. R E T R A T O J U L I O MOISÉS. MARÍA AURELIA