Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 24 D E N O V I E M B R E D E 1929. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 27. Realito, que gustó extraordinariamente a los forasteros. En la ejecución de los bailes del país se distinguieron la simpar Angelita Campos y los Gómez Ortega, como siempre, insuperables. La orquesta de los notables profesores Gardey, Fons, Romero, Borrego, Beltrán y Morales, también cosechó aplausos. A l servirse el champaña, el presidente del Centro Mercantil de Sevilla, D. José Merle CarboneH, ofreció el agasajo en sentidas palabras. Saludó, con frases corteses, a sus camaradas donostiarras, y muy especialmente a las damas, eje motor de las grandes empresas de los hombres. Dio la bienvenida a todos y terminó rogándoles que cuando marchen de Sevilla sepan difundir la idea de que nuestra ciudad sabe recibir con los brazos abiertos a cuantos la hacen el honor de visitarla. E l Sr. Merle Carbonell fué muy aplaudido. E l presidente del Círculo Mercantil de San Sebastián, D. Jorge Lasagabaster, contestó al Sr. Merle Carbonell en idénticos tonos. Agradeció, en nombre de. las damas, él saludo tan gentilmente hecho por su compañero, saludando, a su vez, muy cumplidamente, a la representación femenina sevillana, de la que dijo que era airosa bandera, donde se simbolizaban todas las gracias de esta nueva tierra de promisión. Terminó asegurando que los donostiarras presentes, cautivados por las bellezas, nunca bastante admiradas, que habían tenido ocasión de ver en Sevilla y en su maravillosa Exposición, serían pregoneros de la fama imperecedera de la Ciudad de la Gracia. E l Sr. Lasagabaster fué ovacionado. Terminado el acto, se organizó un baile, que resultó muy lucido. E l Sr. Merle Carbonell y directivos del Mercantil, fueron felicitados por el éxito de la fiesta. Anoche, en el expreso, marchó a Córdoba el director de la Exposición, D. José Cruz Conde, que va a su ciudad natal para atenciones derivadas de su cargo de jefe de la Unión Patriótica, llamado por el gobernador civil interino de aquella provincia. El Sr. Cruz Conde estará de regreso mañana lunes. E l señor Cruz Conde a Córdoba La sección de la Guardia Civil del Perú, que ha venido a Sevilla para la guarda dei pabellón de su país, durante la celebración del Certamen, ha tenido el delicado rasgo de organizar un homenaje al duque de Ahumada, fundador de la Benemérita española, que ha servido de base para la creación de la Guardia Civil peruana. E l homenaje consistirá en la colocación de una placa en el monumento elevado en Valdemoro a la memoria del ilustre duque, que dedica toda la institución peruana. E l acto tendrá lugar, el próximo martes, a las once y media, para lo cual marcharon a dicho punto los guardias del Perú, al mando de su teniente, D. Carlos Lezanieta Quinoux. Homenaje de la Guardia Civil peruana al duque de Ahumada SEVILLA. TRADICIONAL CONMEMORACIÓN D E L A RECONQUISTA SOLEMNE PROCESIÓN POR LOS ALREDEDORES D E L A CATEDRAL, CON L A ESPADA Y L A BAN- DERA D E L R E Y SAN FERNANDO. (FOTO SERRANO. EL DE ANI V E R S A R O LA CONQUISTA D E SE V LLA Aver se celebró en la Catedral la fiesta del aniversario de la toma de Sevilla. A las ocho y media se celebró, en la capilla Real, solemne misa, que ofició el capellán mayor y canónigo de la Catedral, D. José Holgado Yusta, auxiliado de los capellanes reales. Terminada la misa, y después del canto de las horas de Prima y Tercia, se organizó la procesión por Gradas altas. E l Sr. Holgado Yusta hizo entrega antes de la procesión, ante notario, de la espada y pendón del Santo Rey al gobernador civil y síndico municipal, respectivamente. Seguidamente se organizó la procesión, en la que figuraban los señores beneficiados, capellanes reales y canónigos; Cabildo municipal, en cuya corporación figuraban, a más de la presidencia del gobernador, Sr. Mora Arenas, y síndico Sr. Lemos, ya mencionado, el alcalde, Sr, Díaz Molero, y señoritas concejales de Tavira y García Pesquera. Cerraba la comitiva una compañía de Policía urbana, mandada por el comisario, Sr. Pedroso. De regreso la procesión, y mediante las formalidades de ritual, se depositó en la capilla Real la espada y pendón. Asistió el señor cardenal, a quien le acompañaban el capellán mayor y vicario del arzobispado. Terminada la procesión se celebró solemne función, que ofició el canónigo dignidad de arcediano, Dr. Severo Daza. La urna que guarda los restos del Conquistador de Sevilla fué descubierta mañana y tarde, dándole guardia una compañía del regimiento de Soria, con bandera y música, al mando del capitán D. Antonio Olmedo.