Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MALAGA. U N A OBRA MAPA DANDO DE ESPAÑA EN RELIEVE, COMO CONSTRUIDO D. VERSE POR EL COMANDANTE ESTE MAPA, L A INICIATIVA E N ESPAÑA, D E L GENERAL PUEDE ENRIQUE CANO. NOTABLE DE DE E S T A D O- M A Y O R l8 DE METROS D. JOAQUÍN ALFARACHE, D E LOS EN EL SECUNCONSGRABADO D E LADO, ES E L MAYOR TRUIDOS POR L A ESTATURA RELATIVA LOS DOS N I Ñ O S Q U E A P A R E C E N íal barbarismo es achaque de justicias. que ignoran l a lengua de Castilla) -Antes, cuando le aplaudieron, bailó descalzo, y ahora... ¿Y ahora? ¿Q u é? -Que las botas han desaparecido de la ventana, y el charrán, ¡fíjese usía! como gasta suelas de otro, hace papilla las tablas. Y se echó a llorar comes un niño... porque en realidad lo era. Efectivamente, el repique clamoroso del tango se oía hasta en el Campillo. Entonces analicé la causa del inaudito traqueteo; el bailaor llevaba puestos unos borceguíes llenos de colorines, taraceos y adornos relucientes, corno si se acabasen de mercar. Comprendí la inmensa aflicción del lacavuelo y llamé a Chorro e jumo para que, como nombre formal y de buenas entendederas, deshiciese el entuerto del atrevido tanguista. N o era justo que los aplausos se le bajasen a Sos pies; tal disturbio fisio- psicoiúgico contravenía las reglas de la vanidad humana, que siempre tiende a elevarse. Chorro e jumo no desmintió su papel de Key augusto, oficio que principalmente consiste en administrar justicia entre los hombres. N o pasaron cinco minutos sin que volviese a nú con los brodequines en la mano; y con la austeridad de un Regente de ancestral Cnancillería, habló de este modo: -Dispense usía al muchacho, señor gobernaor; los botillos se le metieron en los pies sin sentir; y corno le llamaron para aplaudirlo, no tuvo tiempo de quitárselos. Por- lo demás, la cuadrilla que yo llevo es mu honró, que naide. ¡Así me jarte la eñora que vive en la Carrera del B a r r o si miento! Conmigo no vienen m á s que vírgenes y hombres a carta cabal. Como ya era arde, y advertí en los ex traujis tendencias al cancán y pespuntes de orgia, me retiré a la casa- gobierno, dejando al cuidado del jefe de Seguridad la evacuación de las bajas forzosas que se o r i g i liaran en aquel combate nocturno. A I despedirme Armand Silvestre y RABAT. MOMENTO DE SERLE EL VIAJE D E L G E N E R A L JORDÁN A ñ D n COMISARIO IMPUESTA L A MEDALLA MILITAR FRANCESA SUPERIOR D E ESPAÑA. (FOTO FERRER) AL
 // Cambio Nodo4-Sevilla