Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 29 D E N O V I E M B R E D E 1929. E D I C I Ó N D EANDALUCÍA. P A G 33 POR TIERRAS LUZAS ANDA- Desde la alegre Fuentes de Andalucía hasta el Cristo del Españoleto, de Osuna Fuentes de Andalucía Unas horas, ya de noche, a nuestro paso por la limpia y simpática Fuentes de Andalucía, renuevan l a impresión de optimismo por l a marcha que llevan las cosas en cuestiones de p r o c e s o local. Buen pavimento y otras mejoras. Como en diversos puntos, han aumentado los paquetes de Prensa, lo que indica que aumentan los lectores, esto es, l a cultura. Frente a l a estación, una gran fábrica nueva, moderna, bonita, para muchos obreros. E n M a d r i d no saben lo que está pasando en los pueblos... Marchena U n ejemplo más claro. E n Marchena han construido un estupendo mercado de abastos, de nueva planta; se han metido en una formidable obra de alcantarillado y han arreglado, a base de firme de hormigón, el adoquinado de las calles principales. Marchena, como Puebla, Osuna y Estepa, presenta un aspecto de limpieza envidiable. Pueblos madrileños de 50.000 almas, como Vallecas y Tetuán, con mayor presupuesto municipal, podrían enviar a sus Ayuntamientos a Marchena, organizando una especie de curso de vacaciones, para aprender urbanización, porque esto les parecería una pequeña ciudad, extranjera. L o que se hizo en Marchena, ¿se hizo bien? ¿Se hizo mal? ¿Costó mucho? ¿Salió barato? ¡A h! Aquí deja de ser Marchena esa pequeña ciudad extranjera y pasa a ser típicamente nacional. Unos acusan a otros de despilfarro; éstos a aquéllos de no haber cuidado en muchos años de la ciudad. ¿C o n qué dinero se va a pagar todo esto? -preguntan algunos. -Y a se está pagando- -responden otros. E l presupuesto municipal de ingresos, que era de 300.000 pesetas, se ha triplicado. Desde que se administra bien, hay fondos suficientes. -P e r o 110 es administrar bien levantar un nuevo mercado cuando el antiguo era sólido, fuerte y de fácil ampliación. -E l mercado era una ruina. E l tiempo pasará, el dinero, que se hubiera gastado lo mismo- -Dios sólo sabe en qué- está ya empleado. L a s obras quedarán. Los argumentos son para gustos diversos, pero el modesto cronista está de parte de los que acometen reformas, aunque vayan arrastradas por el torrente de l a vida, que CÓ lucha, controversia, acción, obra nueva. Nada más sencillo que detenerse, inactivo, para censurar a los demás. Y por otra parte, si existen culpables, aquí o allá, recibirán su castigo, como en las películas de argumento moral, de numerosos episodios. N o me quitéis, n i quitéis al sencillo lector esta ingenua fe en la justicia, que provoca en muchos de vosotros una leve sonrisa. C o n esta fe en los altos ideales humanos se h i cieron grandes hombres y pueblos. VELADA OYÉNDOLA, -NO, M E RECUERDA A L A REJANE... TAMPOCO. -P E R O OIGA L A R E J A N E NO C A N T A B A N O N I ESTA marca, l a gran propiedad es funesta. Esta no es una teoría disolvente n i conservadora; es l a realidad para un porvenir que- -falseando el concepto- -lia comenzado ya. De Puebla de Cazalla era Luis Benjuraea. Le recuerdo con amor, más intenso ahora al paso por estas tierras. Fué Benjumea el iniciador de l a gran obra de acción social agraria al frente de la dirección general de este nombre; el creador de pequeños propietarios por mediación del Estado. Redimió con su estudio y su propuesta muchas miserias que no parecían tener redención. E n toda obra de trabajo hay algo de santidad, pero la de D Luis Benjumea toda ella fué nobilísima y cristiana. Puebla de Cazalla es otro ejemplo de lo que significa l a acción, el espíritu de iniciativa, recompensado siempre por l a suerte. Quiso acometer una empresa, l a traída de aguas, y he aquí que esta decisión puede ser l a base de l a prosperidad formidable de toda la comarca. U n ingeniero alemán, que analizó el agua de cierto manantial, observó que contenía potasa. E n el mundo existen contadísimos yacimientos de este producto: uno en Alemania, otro en Cataluña... Se hicieron sondeos, llegaron a Puebla de Cazalla otros ingenieros y se acometió la obra seria y formidable de investigación científica. U n a sociedad anónima con más de medio millón de pesetas, está trabajando para hallar el filón. L o s estudios dirán si es o no es explotable... M i e n tras tanto, Puebla de Cazalla atiende, estremecida, a l a ejecución de las obras, y digo yo qué todos sus vecinos pensarán: Bendita sea la hora que se acometió el pro- yecto ae la traída de aguas, que puede ser en el porvenir un arroyito de oro... Osuna Dícese de Osuna que es de origen ibérico. E n sus muros- derrotó V i r i a t o a los romanos... Estos muros se divisan desde la altura en que asienta l a famosa Iglesia Colegial. Amplio paisaje de viñedo y olivo, con blancos caseríos. Celajes de color rosa, al caer de l a tarde. Regreso a l a ciudad de grupos de obreras empleadas en la recolección de l a aceituna. Delgadas, vencidas por la fatiga de l a labor de todo el día, su rostro, diríase que por un mimetismo extraño, ha tomado el color del fruto. P a r a su labor usan recios pantalones de pana, masculinos, y así su tipo es híbrido, incoloro. N o son mujeres, aunque entre las a n cianas de blancos cabellos, marchen muchachas jóvenes y algunas niñas, de ojos alegres y encantadores. Son todos obreros tía la aceituna. E l ánimo se apena ante l a maldición del Paraíso, al advertir que E v a hubo de seguir humildemente a Adán, con resignada mansedumbre, al solicitur su ayuda el hombre para amasar el pan con el sudor de l a frente... E n la Iglesia Colegial, ante un pequeño altar de l a nave izquierda, sumida en l a penumbra, hemos callado poco después, ante La espiración de Cristo, de Ribera, l a obra más grande, tal vez, del humano E s pañoleto. E l rostro noble, bellísimo, de desesperado y sereno dolor femenino, hace enmudecer delante de l a V i r g e n arrodillada al pie de Cristo. E l tiempo ha borrado l fondo del cuadro; dejó l a efigie del Redentor algo velada, y tan desvaídas otras figuras, que sólo ante un rayo de sol vespertino, que acaricia el cuadro, recobran su visibilidad; pero el rostro de l a V i r g e n con sus ojos preñados de dulzura, parece bañado, a través de los tiempos, de lágrimas transparentes que limpiaran aquel trozo del cuadro. Acaso será que le hemos contemplado a través del recuerdo de esas breves mujeres andaluzas, más pequeñas y débiles con sus atavíos masculinos, qwc, diseminadas por los campos, recorren el camino de su Egipto, recogiendo, una por una, con sus finos dedos, millones, millones, millones de aceitunas... -Juan M. Mata. Estepa 25 de noviembre. Puebla de Caza! la Así como E c i j a es l a ciudad de ios grandes terratenientes, Marchena es la de los pequeños propietarios. L a gran hacienda, cuando su dueño está al frente de ella puede ser un bien. Permite el empleo de la gran maquinaria, amplio comercio, exportación, r serva de capital para resistir la baja del producto... Pero si el propietario está en Madrid, o en Sevilla, y el arrendatario rige toda l a vida de producción de l a co- 40 plazas ele 4.000 pesetas en el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Título: Licenciado en Filosofía y Letras. Exámenes en marzo. Programa oficial. Circular con detalles gratis. PREPARACIÓN por competentes jefes del Cuerpo. 60 ptas. mes (sin idiomas) CONTESTACIONES RBÜS, en preparación. Clases: Preciados, 1. Libros: Preciados, 6. Apartado 12.250. Madrid. Isafenia E D I T O R I A L REOS