Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 4 D E D I C I E M B R E D E ig. 29. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. zt la obra de mano requerida por su cultivo, anual y asiduo siempre, es socialmiente más beneficioso. No debe olvidarse tampoco que las cifras consignadas en el cuadro son valores medios, cuyos extremos pueden distanciarse más o e ellos, cuanto más intenso el respectivo tipo de cultivo. L a s máximas desviaciones corresponden, pues, a los regadíos, y las mínimas, a los secanos. Además, y este es el objeto principal del presente artículo, l a mayor parte del comercio español de exportación se ejerce sobre mercancías de procedencia agrícola, especialmente del arbolado. E promedio anual de nuestras exportaciones totales en el trienio 1926, 1927 y 1928 ha sido de 1.895 millones de pesetas, ¿e los cuales corresponden a la agricultura y ganadería 1.099, y l correspondientes a productos agrícolas y ganaderos, similares de los exportados, 714 millones. Unas y otras mercancías, las exportadas y las importadas, se distribuyen entre las categorías de cultivos consideradas del modo siguiente: a s Cabe, por otra parte, pensar que, intensificando y perfeccionando cultivos, se disminuyan y anulen algunas importaciones, teniendo en cuenta sobre todo que, salvo las partidas que se ban especificado, todas las demás significan muy poca cosa ante el valor total de la respectiva producción indígena; por lo cual, aun siendo de esperar grandes desarrollos del consumo interior por el evidente progreso de su capacidad absorbente, no se podrá tachar de iluso a quien piense que en plazo relativamente breve, no sóío disminuirán algunas importaciones al ser desalojadas por productos de l a agricultura nacional, sino que cambiarán de signo, entrando en las corrientes exportadoras. los que lo admitan plantaciones de arbolado o de viñedo. Como forma sintética de l a conclusión que surge del precedente examen de nuestra agricultura, y dada l a estrecha correlación entre intensificar cultivos y ahondar en los suelos, con la azada abriendo hoyos, o con el arado trazando surcos, cabe afirmar: que el progreso de nuestra agricultura no está hoy precisamente en aumentar el área de las tierras cultivadas; más bien en profundizar y; multiplicar las labores que han de beneficiarlas ganar en profundidad mejor que en extensión. MERCANCÍAS Cultivos herbáceos de regadío Cultivos herbáceos de secano Procedentes del ganado y él propio granado... Í Procedentes del viñedo... del olivar de los frutales g 4 á Por eso puedo afirmar, volviendo a l a idea No serán, ciertamente, baldíos los esfuerinicial, que, aun siendo predominantemente zos que haga el agricultor para intensificar agrícola la economía productora de España, sus cultivos; pues, aparte de que siempre no debe pensarse en aumentar notablemente ha de ser más hacedero emplear ahorro o el área de tierras cultivadas; más bien en crédito en mejoras culturales que en adquidejar incultas las peores de éstas, que en siciones de tierras, eil seguro premio del esmal hora se arrancaron a la producción es- fuerzo que dejan entrever las cifras de expontánea, o instaurar en ellas arbolado fo- portaciones e importaciones antes consignarestal, y, concentrando esfuerzos en las res- das debe ser estímulo suficiente para que cada tantes, intensificar su cultivo e intentar en agricultor, previo estudio detenido de las posibilidades de la propia economía, realice en sus tierras ía obra posible, la mejora pruEXPORTADAS I M P O R T A D A S dente, que, sin comprometer el equilibrio ecoPRODUCIDAS nómico de l a explotación, equilibrio básico de toda empresa productora, consienta proMillones de pesetas. gresivos avances, rápidos o lentos, según 257) circunstancias, hacia el ideatl que previamen 49 803 191 I. 759 te se haya trazado. 2 5 5 3 s l 355 2.665 3.971 3.000 II. 395 136 2.5 129 1.093 481 72 215 817 Como se ve, logran los arboricultores y viticultores llevar al extranjero casi l a mitad de su producción, en tanto que los regadíos hortícolas sólo exportan el 5 por 100, Revista A G R I C U L T U R A y poco más del 4 los ganaderos. Los cerea Sumario del número del mes actual. listas casi no exportan; atienden al consumo interior con escaso complemento de importaNotas de actualidad (el aguado de los ciones. D e todos modos, y conviene destamostos y las granjas que fueron) car este hecho, l a exportación agropecuaria Aplicaciones de la a v i a c i ó n a la agricul (no hay más remedio que i r resignándose a tura, por G a r c í a Badell. esta palabreja) representa el 57 por 100 de E l a b o r a c i ó n de la sidra natural, por I. l a total. Gallástegui. Los campos escolares, por Juan Miranda. -Interesante es también l a columna de i m Impresiones de la E x p o s i c i ó n InternacioAsí y todo, las cifras de exportaciones e portaciones del precedente cuadro. nal de Barcelona. E l Pueblo E s p a ñ o l importaciones que se han consignado deben L a cifra similar de nuestra producción arpor A B e r t r á n bórea es relativamente insignificante, y asLos auxiliares del agricultor, por D. N a- ofrecer buenas orientaciones. L a s primeras marcan corrientes comerciales centrífugas y a ciende sólo al 2 por 100 de l a misma; está gore. existentes, a las que podrá incorporar su proE l naranjo, por J Aguirre. constituida por los frutos tropicales y alguE l lino, por S. Pazos. ducción cada agricultor; las segundas señanos vinos de lujo. L a producción de los reHumorismo. Entre s e ñ o r a s formales lan necesidades de nuestro consumo interior gadíos no arbóreos, que debiera ser también por L F Salcedo. no satisfechas por la producción indígena, predominantemente exportadora, no lo es; Concurso de ganados. y hacia el cual se dirige la corriente exótica antes lo contrario, pasan mucho del tripio Consultas. que puede atenuar y aun anular una superde las mercancías exportadas las importadas. Informaciones a g r í c o l a s Congreso de la producción interior. V i ñ a y el Vino, Asamblea Olivarera, Tres artículos solamente, algodón, tabaco y e t c é t e r a etc. maíz, cuestan 23,6, 110 y 89 millones de peMuy variada es a relación de productos Cotizaciones y mercados. setas sin ellas sería favorable el saldo merobjeto de las preferencias de una y otra coB i b l i o g r a f í a etc. etc. cantil en los productos hortícolas. rriente, pero conviene llamar la atención soS E ENVÍA N U M E R O G R A T I S A Q U I E N bre los elevados valores de algunas. Como También en ganadería importamos más LO SOLICITE Redacción y Administración: Caballero importaciones ya se han cifrado y señalado que exportamos; l a partida de ganado vivo, de Gracia, 34, 1. i qda. Madrid. el tabaco, el algodón en rama y el maíz, los que cuesta unos 52 millones; la de despojos animales vivos y los huevos. Las exportaciovarios, que asciende a 35, y la de huevos y nes sen varias e importantes. A 3 a cabeza aves vivas, que llega hasta 69, forman los de todas, y en puesto de honor, están las namás importantes sumandos de la importación ranjas y limones, que se cifran en 223 m i ganadera. FRUTALES SELECCIONADOS FORESTALES Y P L A N T A S D E F L O R E S llones de pesetas, partida la más alta de S i n éstos ni los procedentes de la producC o n s t r u c c i ó n de parques y jardines. nuestro comercio. exportador de to i; clases; ción hortícola, bien podría decirse que prácD O M I N C O O R E R O ingeniero agrícola. el vino ordinario, con 165; el aceite, con 157; ticamente satisface nuestra agricultura a las SEGORBE (Castellón) las aceitunas verdes o en salmuera, con 34; necesidades del consumo interior; de ella, C a t á l o g o s y consultas gratis. la almendra, con 7 2 el arroz, con 36; la ceios productos del arboíado y algunos privibolla, con 33; frutos todos ellos de la flora legiados de los regadíos. íogran con éxito agrícola mediterránea, y la mayor parte, de creciente traspasar las fronteras, y, asumiensu arbolado. do más de la mitad del comercio de expora base de Sai Vich. v- Etat, curan los d e s ó r tación, mantienen ante el extranjero en po- denes digestivos, los dolores de e s t ó m a g o ¡ENRIQUE A L C A H A Z siciones de vanguardia el crédito de nuestra las aftas y placas de los fumadores, asepmoneda. tizan el aliento, calman la tos, etc. Profesor 4 e la Escuela de Ingenieras agrónomos. Pero cometería pecado de imprudencia si intentase yo ahora dar normas concretas para estas transformaciones. Así como dicen, y con razón, muchos médicos que no hay enfermedades, sino enfermos, aludiendo a las variaciones que cada tipo de mal ofrece según las diversas individualidades, cabe decir, aplicándolo a lo que pudiéramos llamar terapéutica agraria, que no: hay agricultura, sino agricultores y fincas. Y así como cada enfermo tiene su terapéutica individual, sin otras generalizaciones que las de l a higiene, aplicables por igual a enfermos y a sanos, cabe sólo en agricultura lo que pudiéramos llamar higiene agraria, reglas generales de buen cultivo, que a todos alcanzan y a ninguno causan daño. Pero la elección de especies cultivables y de mercados para los esquilmos es problema exclusivo de cada caso individual. ARBOLES PASTILLAS VICHY- ETAT
 // Cambio Nodo4-Sevilla