Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 5 DE I L l DICIEMBRE DE 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 19. EL RÉGIMEN D E GERENCIA E N LOS M U N I CIPIOS Según nos han dicho los periódicos, el Ayuntamiento de Cádiz ha acordado regirse por el sistema de Carta constitucional, o, mejor dicho, porque eso va a ser allí la Carta constitucional, por el sistema de gerencia. L a Prensa, añadiendo detalles al asunto, manifiesta que por la expresada Carta municipal, el alcalde presidirá el Ayuntamiento, que vendrá a ser una Junta general de accionistas, y tendrá facultades gubernativas. Será director e inspector de todos los servicios, y el sueldo que percibirá será el de 45.000 pesetas anuales durante los cinco años de su mandante Nada tenemos que oponer al acuerdo del Ayuntamiento de Cádiz; allá los gaditanos se las entenderán con él; pero como parece que el régimen de gerencia en los A y u n tamientos ha entusiasmado a muchos que no son gaditanos, creemos conveniente oponernos a esos entusiasmos con las razones que en contra del mismo se nos alcancen, para que el sistema no se generalice, ofuscando a muchas inteligencias y alcanzando a algunas poblaciones, en las que pudiera ser perjudicial. E l autor del Estatuto municipal, al establecer la posibilidad del régimen de gerencia en los Municipios, ya previo que pudiera hallar resistencias esta peligrosa innovación, y decía en el preámbulo de su decreto E s posible que algún espíritu excesivamente atenido a nuestra biología municipalista estime peligroso este avance. Y o me declaro francamente uno de esos espíritus excesivamente atenidos, y aún añadiré que entusiasmado de nuestra biología municipalista; pero no creo, como el autor del Estatuto, que esa biología se halle constituida por una curva evolutiva, que mide cincuenta años sino por una recta, que mide una porción de siglos, y que siempre ha considerado que el Municipio era algo más, en elevación y en extensión, que una entidad industrial o una casa de Banca. Pero vamos a dejar a un lado todas las 1, consideraciones del autor del Estatuto, que, al fin y al cabo, más tienden a defender la independencia de los Municipios, que esa sí que es verdaderamente clásica en la historia municipal española, que a sostener las ventajas del gobierno por gerenclrí. que el expresado y discreto autor no ha d e u do considerar muy indiscutible cuando no se ha decidido a implantar el sistema desde los artículos del Estatuto. Se dice, tanto por parte del mismo distinguido autor del Estatuto como por todos los defensores del gobierno úor gerencia de el verano está por expirar y la freslos Municipios, que regir bien un Ayuntacura otoñal se hace sentir en todo miento es ttn buen negocio, el mejor de los el pais. Gracias a la Demon, negocios. Ciaro que lo es; pero no un negocio en que se conticen principalmente vala estufa de petróleo perfecta, lores metálicos, como ocurre en las EmpreVd, podrá ignorar completamente sas industriales o bancarias regidas por geel cambio de estación. Arde durante rentes, sino un negocio en que los valores 12 horas consecutivas, no necesimás importantes que se cotizan son valores tando asistencia alguna, enteramorales, que no pueden reducirse a números, y que suelen ser ajenos a la compemente sin olor y libre de hollín. tencia de los que se llaman técnicos y gerentes. S i se examinan, una por una, las 31 atribuciones que el artículo 150 del vigente E s tatuto reconoce a los Ayuntamientos, fácilmente se echa de ver que gran parte de ellas re resisten a ser tratadas- por un Consejo de accionistas bajo la dirección de un gerente L o mismo decimos de las oblia s gaciones que más adelante especifica el ptoB pio Estatuto, con notable acierto y con reAdquisición de valores mediante subasta. comendable novedad, las cuales clasifica en E l día 17 del actual se c e l e b r a r á la 22. obligaciones sanitarias, obligaciones de Beinvirtiéndose 16.250 pesetas efectivas, r i neficencia, de enseñanza, de carácter sogiendo las mismas condiciones que en las cial, etc. etc. ¿H a y nadie que crea que un anteriores, -El director, A R T U R O SORIA. buen gerente es el más apto para dotar a un Municipio de un buen servicio sanitario, una Benficencia acertada, una enseñanza conveniente y una sociología justiciera? Evidentemente, n o un buen gerente es probable que hiciera todas esas cosas muy baratas; pero muy baratas no quiere decir muy buenas. Muchas veces quiere decir todo lo contrario. H a y mucha distancia entre un M u n i c i pio y una casa de Banca para que puedan regirse por los mismos cánones. N o es posible sujetar a la ley de los números todos los problemas que el Municipio tiene que resolver. E l número es muchas veces la sepultura del sentimiento, y son muchos los sentimientos artísticos, morales e históricos que en un Municipio existen, y que una gerencia industrial o económica mataría secamente. Se dice que el Municipio es una administración. N o es verdad. E l Municipio no ha nacido siendo una Administración, n i ha vivido siendo una Administración. E n el Municipio hay una administración, pero no es una Administración. Las glorias más sonadas de los Municipios españoles, aquellas por las cuales se hicieron grandes y respetables, no las ganaron precisamente en el orden administrativo n i se escribieron con la finta con que se suelen escribir los nú- meros y las cuentas, sino que las ganaron en orden público o político. E l Municipio es una sociedad política completa, que nació siendo Estado y sigue siendo un elemento importante o una célula vital del Estado, en el que hay también una Administración, pero que tampoco es una Administración, y no hay razón ninguna para que se diga que un Municipio puede ser regido por un gerente y no se diga lo mismo del Estado. Claro es que las funciones administrativas en el Municipio y en el Estado van adquiriendo cada vez más importancia, pero eso no quiere decir que deban dominar a todas las demás funciones poniéndose por encima de ella, n i mucho menos que puedan excluirlas. Para eso, la práctica y las leyes modernas, por lo que al Municipio se refiere, van ennobleciendo y revistiendo de autoridad y de saber a la persona del secretario, que es el verdadero gerente, el jefe administrativo de la entidad, colocado, naturalmente, como todo administrador bajo la dirección y el consejo del Consistorio y del alcalde, que tienen un carácter más público y más amplio. Eso no quiere decir que no estemos conformes en que se remunere espléndidamente a los alcaldes, y mucho más en aquellos Municipios en que las ocupaciones del cargo son tan agobiantes que impiden al que lo desempeña el ejercicio de ninguna otra actividad. A nadie se le debe obligar a trabajar de balde, tanto menos cuanto ese sistema se traduce prácticamente en una forzosa l i m i tación de los hombres capaces para el desempeño de la Alcaldía, pues no todos los que por sus conocimientos y carácter son aptísimos para regentar un Ayuntamiento, disponen de suficiente fortuna para poder prescindir de la remuneración de su trabajo. Sólo en los Municipios pequeñísimos, pero nunca en los Municipios grandes, puede establecerse el gobierno por gerencia, porque en ellos la función administrativa es casi la única de alguna importancia que le resta al Ayuntamiento. Y no se aduzca el ejemplo de Municipios extranjeros, porque, aun suponiendo que este ejemplo pudiera sobreponerse a nuestras tradiciones y a nuestra naturaleza, no tiene todavía suficiente número n i suficientes éxitos para que pueda servir de lección. ¡Muchas otras razones que no caben en los estrechos moldes de un artículo, sin peligro de empalago, pudiéramos añadir en contra de régimen de gerencia en los M u nicipios. Baste, por hoy, lo indicado como expresión de un parecer honrado y sincero. Pablo Sáem de Bares, concejal del- Ayuntamiento de Madrid. LA FAMILIA Y LA REAL CORTE Regreso del infante D Jaime M a d r i d 4, 6 tarde. Esta mañana, a las nueve y diez, regresó de P i z a r r a Su Alteza el infante D. Jaime, acompañado de su profesor, Sr. Antelo. LA PERFECTA ESTUFA BE PETHOLEO C l i de Urbanizados! a Exposición del Ropero de Santa Victoria M a d r i d 4, 6 tarde. Su Majestad la Reina inaugurará la exposición del Ropero de Santa Victoria el próximo lunes en el convento del Sagrado Corazón (Caballero de Gracia, 40) L a exposición permanecerá abierta los días 10 y 11 del actual.
 // Cambio Nodo4-Sevilla