Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fVfSA r A l f I. f A U- I A N T A cOf RR K f AT Tf í üUAl O. ET rCEBLO t F CORTEGAKA. (FOTO FIALLO) POR se admira un j de los primeros, lo bue LAS C U M B R E S (penumbra calados barrocos, hermoso facistol! j co, e con mimo uno después, con ciencia de de sutiles y otros objetos le en conocedor y diseminados, nigromántico, va echando el SERRANAS artísticos, profusamentealbos pueblecitoscomo) contenido de los segundos, poco a poco el sólo se ven en estos au- í turnasolando en C a r a b a ñ a lavaba... Desde el castillo la vi, Herido por los rayos solares, que destaca aún m á s la blancura inmaculada de sus caseríos, divísase allá en la lejanía, sobre alto collado, el. pueblo de Cortesana. Indolente se extiende por las laderas, con fémina pereza, cual si añorase su ascendencia agarena... Sobre el azul del cielo la ingente mole del castillo, de pretéritas proezas, atisba en su pétrea inmovilidad el vasto horizonte, que se desvanece en suaves ondulaciones hacia la frontera lusitana, Enclavada- -mejor diríase incrustada -esta villa en lo m á s abrupto de la sierra onubense, conserva como preciada jaculatoria las costumbres típicas que el deslizar de los siglos le legara. E l arte ha dejado también huella indeleble al correr de las centurias. De entre lodos los monumentos sobresale, por la maravilla de su fábrica, el templo parroquial. Bajo las bóvedas, lelemente iluminadas por el haz de luz de las vidrieras, se muestra el sacro ornamento con l a venerable pátina del pasado. Destaca con luz propia, acicalada joya del Renacimiento, el célebre pulpito, obra genial del siglo xvr, verdadera filigrana de les maestros de l a verja. l í n la daluces. Muestra peculiar de las costumbres serranas es el pregón clásico, que en muchos pueblos ha desaparecido, arrastrado por la vorágine febril de la época, y aún persevera aquí con ahinco tradicional. E n los anocheceres callados, al doblar una pina calle alfombrada de enhiestos guijarros, no es extraño oír. de pronto, rompiendo el silencio del momento, el legendario pregón. Veréis un hombre de curtida tez, ladeada la gorra a lo jaque, rodeado de la retozona chiquillería, que, poniendo la diestra como portavoz, os atronará, empezando la perorata con las palabras de ritual: De orde der señó arcarde... U oiréis el otro parlamento m á s prosaico: H o y han matao un ternero y está en venta en c á de Manuela la der Tostao, lo que s hase sabe... Y asi, despacioso, va por todo el pueblo el precursor de los esplendorosos periódicos actuales. E n la hora dorada del mediodía es el momento de degustar el típico aperitivo serrano; los múltiples colmados del lugar t llenan de parroquianos, ávidos de saborea! la castiza bebida. Esta es sendos vasos il aguardiente acompañados de otros más d i minutos llenos de asna. E l buen catador (l KM TORNO A LA FUEJíTE, LAS MOCITAS DEPARTEN (FOTO FIAIXO) EL CELEBRE PULPITO D E L TEMPLO PARROQUIAL D E CORTEGANA, OBRA MAESTRA DE FORJA D E L SIGLO X V I (FOTO FIALLO
 // Cambio Nodo4-Sevilla