Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 6 DE DICIEMBRE DE 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 11 Charles Morton y Rudolf Schildkrant secundan con buen éxito a la protagonista. L a artística fotografía de esta cinta- -estrenada en el Pathé- -reproduce unos bellos paisajes. EJ Chico del clavel E l fino humorismo que preside en la argumentación, en los epígrafes de esta cinta de la Paramount- -también proyectada en el Pathé. Cinema- le dan singular amenidad. Unas elecciones de gobernador en 4 a ciudad imaginaria de Chatam, llevan a ella al Chico del clavel, rey de los pistoleros de Chicago, que es confundido con un pacífico viajante de máquinas de escribir. Esto da lugar a muy regocijadas escenas, que avalora la buena gracia de Douglas Mac Lean y Francis Lee. ce die naufragio, hace la señal inalámbrica (S. O. S. de petición de auxilio. A bordo de la hermosa nave hacen su viaje de luna de miel el comandante Mario Montis y su joven esposa. E n el momento del siniestro, Montis se ve al lado de Rosa Cortés, su antigua amante, a cuyo influjo no puede substraerse. Entretanto, la joven desposada es puesta a salvo por un clown que la ha confundido con su hija. Despechada por. l a veleidad de su cónyuge y agradecida a su salvador, oculta a aquél su salvamento y substituye, dentro y fuera del circo, a la hija que éste ha perdido. Por último, todo acaba bien: la esposa, que no vive sin su Mario, lo salva de la proterva influencia de la bailarina. Reconciliación. F i n Del naufragio de marras sólo se salvan la belleza y el modo de hacer de Gina M a nes, que en el rol de Rosa Cortés realiza una verdadera creación. boys entre sí, disputándose la posesión de alguna rica presa, no están tan lejos como para dar a su revisión valor retrospectivo, ni tan cerca que puedan interesar todavía a los espectadores de hoy, familiarizados con todos los progresos alcanzados por el séptimo arte. En marcha presenta la usual, caravana encaminada a un objetivo- -que es esta vez un rico venero de agua- el clásico bandido, el sheriff inevitable y el anhelado triunfo de los buenos. N i en primores de fotografía, ni en recursos de técnica ofrece cosa digna de mención esta mediocre producción de la P a r a mount, estrenada en el Pathé. Jack H o l f interpreta bien al personaje central. M a r q u é s en comandita E n este film, la Paromoünt nos presenta como principal atracción el trabajo de Adolfo Menjou. Pero este celebrado actor, más por bajo esta vez Je su prestigio, sin dar prestancia alguna a su papel de marqués, acierta, a lo sumo, a dar la sensación de un pretencioso endomingado. Sus compañeros, N o r a Lañe, Lucille Powers y Chester Conklin, con, su notable exhibición llegan a obscurecer a la primera figura. H é r o e del Marqués en comandita es el de Ayewille, que, asediado por las deudas, firma con sus principales acreedores un contrato comprometiéndose a casar con una rica heredera, a fin de pagar sus trampas. E l tronado marqués consigue su enlace con la hija de un opulento fabricante de fo; f gras, y una vez saldadas sus cuentas de ia comandita, se divorcia para unirse a una joven humilde, doncella de confianza de su ex esposa. L a presentación y la fotografía, excelentes. Pasada en el P a t h é Cinema. La damita de) Ritz U n a niña bien inicia, en su aristocrática mansión, un flirteo a la moderna con su chófer. Los azares de la suerte deparan a éste una modesta fortuna, ganada en las carreras de caballos, y sumen en la bancarrota a la familia de la muchacha. E n tanto, se trueca en sentimientos románticos el travieso chichisbeo de la joven prócera, que se une en matrimonio con el mecánico. L a unión no es feliz, pues los reducidos recursos del marido no pueden ofrecer a la cónyuge las comodidades que habían rodeado a su juventud. Divorcio inminente. Pero, t ¡ah! que la joven esposa se entera de que su cara mitad trabaja ocultamente, como chófer a l servicio público, para que nada la falte a ella. Tocaba en el corazón por aquel rasgo de a 0,60 el kilómetro, refugiase animosa en el amor y en la pobreza. E n marcha Pertenece a un género de películas, que allá en la infancia del cine gozó de general favor y estuvo m á s en boga. Las truculentas luchas de indios y cow- boys, o de cow Las inscripciones al Cineclub se hacen en la Galería, Miguel Moya, 4 (plaza del Callao) y Librería Fe, Puerta del Sol, 15. La damita del Ritz, presentada en la pantalla de Lloréns, es una comedia ilógica- -un poquito cursi y otro poquito inmoral- de M a g n í f i c a p e l í c u l a sonora, de fastuosa técnica sencilla y aceptable fotografía. Dinero Dorothy Mackaill y Jack Malhall hacen p r e s e n t a c i ó n y de sugestiva diversidad H e aquí, no ¡a mejor película de la seun buen trabajo en esta producción de la mana, sino la más notable, hasta ahora, de ia First Nacional. de escenarios. temporada; verdadera maravilla de la cinematografía francesa, y la más completa obra El gran raid PROTAGONISTA: de l a Cine Romans Films, inspirada esta Interpreta este film- -de las seleciones vez en la famosa novela de Zola. ¡Verdaguer, F r a n L u x o r estrenado en L l o Dinero, que ha sido proyectada en la pan réns- -la celebrada pareja cómica Charles talla del Lloréns, ostenta fotografías encanMurray y George Sidney. Así como en los tadoras, entonadas de luz y ricas en matices actos del hombre, según el proverbio, de lo Todos los d í a s en el y bellos contrastes, que se nos antoja impo sublime a lo ridículo no hay más que un sible el venias superadas. paso, en las películas jocosas un metro de E l acierto de la dirección ofrece interiocinta puede separar la carcajada dei bostezo. res de una riqueza artística selecta con exEsta transición ocurre en Él gran raid, dequisito gusto, seductora combinación de las masiado largo para realizado por artistas sombras, tomas de vista magistrales- -tales que, aunque de comicidad indudable, carecen como la de la Bolsa de París- -y escenas del don de la genialidad, con que hacen gravigorosas donde se expresa, en plenitud de dosas las proyecciones más dilatadas Charnervio y realismo, la lucha entre formidalie Chaplin y Gañías. bles entidades bancarias tan magistralmente Héroes de esta obra son dos fígaros tontitratada en la obra del inmortal novelista. locos que, aspirando al amor de la manicuL a belleza y el modo de hacer de M a r y E L B E TODOS LOS PÚBLICOS ra del establecimiento, tratan de conseguir Glory y Drifitte Helm, y el talento interel título de pilotos de aviación para realizar pretativo de Alfred Bell, Pierre Hoover y los sueños de la chica, cuya imaginación haEl mayor suceso de la temporada. Henry Víctor, completan los altos valores cen desvariar las hazañas de los caballeros SEGUNDA SEMANA de esta obra maestra. del aire. Reducido el tal raid a un modesto serviEL CINEMATÓGRAFO cio de viajeros, habría sido divertidísimo, pues Murray y Sidney tienen muy buena EN BERLÍN sombra. L a actualidad cinema! ográfica en Berlín o. varía y se renueva en forma que también podemos llamar cinematográfica. Los cines. Con esta cinta se l; a presentado en Sevilla, mediante la pantalla del Pathé, la Societé Todo Madrid está desfilando para admirar abundantísimos, viven y prosperan, y, a pesar de las reparaciones y del plan Young, de Films Artistiques (S O F A R) Por cierto tan estupenda creación. están siempre atestados de un público que que sus gestores no han andado muy felices Daga por sus localidades más que en los oíros en la elección... PRO T AGONISTAS: países europeos. L o dilatado dei asunto, sus calidades foSegún he leído, creo que en estas mismas lletinescas e inverosímiles y las deficiencias DOLORES COSTELLO páginas, los cines e n Viena son chiquitos, de ía dirección, hacen morir tn flor las espara peranzas que instigan las primeras escenas y GEORGE O BRIEN baratos yBerlín, un centenar de espectadores. Aquí en por el. contrario, se inaugude este nuevo tema. ran frecueatemgntg edificios construidos ad Va. transatlántico de giy. a porte, eu traa- utiHCMiHi n u ii i ii rn i ii t H JÍ ti m ii I I rHff JÍ HnwfHH inHtiHiuiíitiiiMiii iimiHirmiii n m IU 3 n t IÍ u m m m n i u m K t u u CONSTflNCE T ñ L M A D Q E 1 Cine San Miguel s. s. El Arca le N o é
 // Cambio Nodo4-Sevilla