Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 6 D E DICIEMBRE D E 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 16. ñor, mandados por sus oficiales y piquetes de música militar suiza, y de gendarmes mandados por oficiales que visten uniformes napoleónicos, con alto kalpack de pelo negro. E n el trayecto de la plaza al interior del Palacio Vaticano hay palatinos de Guardia, que se hallan también reunidos cerca del patio de San Dámaso, con música y bandera, en unión de un grupo de diez oficiales de la misma Guardia y un pelotón de gendarmes, con uniformes napoleónicos y estandarte. E n l a gran puerta de la Zecca, hay dos piquetes de suizos, con uniforme de gala. E n el arranque de la escalera papal, hay un piquete de siete guardias suizos, con- un cabo y un sargento. Otros piquetes están formados en los rellanos de la escalera. E n la sala Clementina, departamento del Papa, hay dos piquetes de suizos; en la sala de los Gobelinos, un piquete de este A r m a y en la sala vecina un piquete de guardias palatinos. E n la sala de los Gobelinos están los oficiales de la Guardia Suiza y Palatina. E n la del Trono, aguarda el comandante del Cuerpo armado. L o s vivos colores de los uniformes, sobre el fondo rojo de las paredes, que armonizan con las vestiduras de los prelados y con los trajes españoles que descuellan en la antecámara laica pontificia, ofrecen un cuadro deslumbrador. En la antecámara secreta, se encuentran dieciocho guardias nobles, con soberbios uniformes rojos. E n l a sala del Trono pequeño, donde se celebrará la audiencia, está el sillón pontificio, bajo baldaquino, y cerca dos butacas, destinadas a los Soberanos. Cubre el suelo el célebre tapiz, tejido de oro, llamado de la Sirena, de la éooca del Papa Julio IT. de l a Guardia Suiza entona l a Marcha Real. E l cortejo real, al cual se añade el del gobernador de l a ciudad del Vaticano, pasa el A r c o de las Campanas y entra en el Palacio Roma, 5, 12 mañana. Están llegando polApostólico por l a gran puerta de la Zecca, las escaleras pontificias los dignatarios que donde los suizos rinden honores y los tromrecibirán a los Soberanos: monseñor Caccia peteros de la Gendarmería interpretan l a Dominioni, maestro de Cámara, y el príncipe Marcha Real. E n el patio de San Dámaso, Ruspoli, gran maestro del Sacro Hospicio; la banda de la Guardia Palatina entona el monseñor Nardpne, secretario de la Congrehimno regio. P o r vez primera en el patio gación ceremonial; marqués de Sacchettí, de Bramante resuena la Marcha Real italiafurriel de los Palacios Apostólicos; marna, saludo inaugural de nuevos tiempos en qués de Serlupi, caballerizo mayor del Ponque la conciliación hace vibrar a Italia con tífice príncipe Aldobrandini, comandante de una manifestación de viva simpatía por el la Guardia Noble, con su ayudante el copequeño Estado, que encerrado en el coramandante marqués de Pellegrini, todos de zón de la Ciudad Eterna, tributa su homenauniforme de gala, y, además, dos camareros je a los Soberanos de la nación, unida i n secretos y seis palafreneros con casacas endisolublemente a l a gran tradición católica. carnadas 3 cuatro bussollantis, igualmente de uniforme de gala. A l a Plaza de San Pedro, E l espectáculo que ofrecen los uniformes de los personajes del séquito de los Reyes, es cerca de la Columnata de la izquierda, llega deslumbrante. E n el patio de San Dámaso, el gobernador de la ciudad del Vaticano, seprelados y gentileshombres del cortejo, roñor Serafini; consejero general del Estado, marqués Acelli, y superintendente del C o- dean a los Soberanos. E l príncipe Ruspoli abre la portezuela del automóvil y Sus M a rreo pontificio, príncipe Massimo, todos con jestades bajan de su coche. E l príncipe preuniformes espléndidos. senta al Soberano al maestro de Cámara y a los personajes de la Corte palatina. L u e Llegada de los Soberanos. E n t r a- go se forma un cortejo pintoresco. Preceden sargentos suizos, siguen palafreneros y da en el Palacio A p o s t ó l i c o bussollantis. L o s Soberanos de Italia, entre Roma S, 1 tarde. D e la calle del Borgo el maestro de Cámara y el príncipe Ruspoli, Nuevo llegan gritos entusiásticos, anuncianque ofrece el brazo a la Reina. Los personado la llegada del cortejo Rea! L o s Soberajes del séquito Real, con los del Vaticano y nos ocupan un automóvil y otros carruajes soldados suizos, dan guardia al cortejo. L a conducen al ministro de Negocios ExtranjeReina, por antiguo privilegio de l a casa de ros, Diño Grandi, y a los personajes de la Saboya, viste traje blanco con rico manto y Corte italiana. E n e l confín del Estado V a t i velo del mismo color. E l R e y viste uniforcano el automóvil se detiene y el gobernador me de general del Ejército. E l cortejo entra se acerca al de los Soberanos y pronuncia en la sala Clementina, en el fondo de l a breves palabras de bienvenida a los augustos cual se perfilan las alabardas de los suizos. huéspedes. E l Rey le da las gracias y estreE n un ángulo, casi ocultos, está un reducido cha la mano al gobernador. E l Cuerpo arnúmero de periodistas. L o s Soberanos, a l mado pontificio presenta armas, v la banda Los dignatarios que recibieron a los R e y e s SE iEfsÁLA 11.4 PARTICIPACIti DE UNA PESETA or cada DIEZ PESETAS DE COMPRA AL. CHITAm efeclsiada esi la PASTELERÍA CUfflTERiA G U lesde e l día 25 de noviembre hasta e l día 20 IPRAS EN ESTA CASA EL DI CAJAS PRACTICAS, bien s u r t i d a s le a r t í c u l o s tO y 20 pesetas. de primera calidad a A r t í s t i c a s Cajas d e M a z a p á n T o r t e r a s r e l l e n a a s P o l v o r o nes, C o r t a d i l l o s M a n t e c a d o s e s p e c i a l e s Y j o r e s T u r r o n e s lejíiimos Barras de de todas clases, M a z a p á n etc. eic. Yíena, A l f a F ¡gur ¡tas -y PUREZA lasa ii ía de precios- Teléfono 26.022- Pí y Margall iraüm. 16 y 18 SEY 1 LLA ANUNCIOS JROi iJOS- T. LKO. b. ESEB, g. A
 // Cambio Nodo4-Sevilla